AMIGOS DEL BLOG

jueves, 23 de marzo de 2017

La Escocia de Julio Verne

La Escocia de Julio Verne



Según se indica en la contraportada del libro que he leído, “en 1859, Julio Verne realiza un viaje por Inglaterra y Escocia. Siguiendo la costumbre de la época anota las impresiones que recoge en un cuaderno, que será la base de esteViaje maldito por Inglaterra y Escocia, libro en el que imagina un compañero de viaje que le sirve como pretexto para construir los diálogos y el intercambio de impresiones sobre los países visitados. Verne ofreció esta obra a su editor, Hetzel, pero éste la rechazó por no ajustarse al género de novela de ciencia ficción predominante en aquel momento. El manuscrito de este libro fue encontrado en los archivos de la ciudad de Nantes y publicado póstumamente en 1989″.

Julio Verne viajó a Escocia en 1859 porque su tío abuelo, Prudent Allotte de la Fuÿe, le aseguró que Allot, uno de sus antepasados, había llegado de Escocia a Francia para servir como arquero en la guardia del rey Luis XI (1461 y 1483).

La pregunta que me formulo es si este antepasado materno de Verne formó parte de la masonería jacobita incrustada en la Guardia Escocesa protectora de los monarcas franceses desde 1425.

Verne, cuarenta años más tarde, confesaría a Marie A. Belloc, en The Stand Magazine, reconoció haber viajado igualmente por su fascinación ante las obras de Walter Scott: “Durante toda mi vida me he deleitado con las obras de Walter Scott, y en uno de mis viajes a las islas británicas, viaje que jamás olvidaré, los días más felices fueron los que pasé en Escocia. Vuelvo a ver como en una visión la hermosa y pintoresca ciudad de Edimburgo, las Highlands-Sona y las agrestes Hébridas. Para alguien familiarizado con las obras de Walter Scott, no existe un solo lugar en Escocia que no pueda identificar con los relatos del célebre escritor”.

Editorial Debate lo ha publicado en España y también la editorial Nórdica. Lo recomendamos a todos aquellos seguidores de Verne y los que siguen rutas literarias por Inglaterra y Escocia. En este post hemos seleccionado algunos párrafos del viaje por Escocia.


1804 – James KIRKWOOD & Sons – Scotland

Final del cap. XVIII.

A medianoche, bajo una lluvia torrencial, los viajeros, a los que falita y la oscuridad habían sumido en el sueño, se despertaron en la capital de Escocia.


XIX. Llegada a Edimburgo [ se alojan en el hotel Lambret de Prince`s Street]

Prince`s Street, está trazada en el estrecho valle abierto entre la antigua y la nueva ciudad, no tiene confluencias a su izquierda, sino que bordea la estación de ferrocarril y, por el centro, la verja de un parque público con magníficos céspedes; un edificio de ciento cincuenta pies de alto exhibe en sus ángulos, en sus cornisas, en sus numerosos pináculos y en su afilada aguja las incontables eflorescencias del gótico flamígero. Es un monumento a sir Walter Scott. La efigie del gran escritor, sentado en actitud pensativa, está colocada en medio de la plataforma inferior, bajo la clave de un arco ojival; esa estatua en mármol blanco goza de cierta celebridad; la figura del célebre novelista es fina e inteligente. El monumento, desmesuradamente alto para su cometido, está ornamentado de un gran número de estatuas que representan a los simpáticos héroes de Walter Scott; en los cuatro nichos de la parte inferior se puede ver, si no admirar, a la Dama del lago, al príncipe Charles de Waverley, a Meg Merrilies y al ultimo trovador.”

… Llegados a la iglesia de Saint-John, al final de la calle, los dos amigos torcieron a la izquierda por Lothian Road bordeando la estación del ferrocarril caledoniano; su intención era rodear la roca sobre la que el castillo de Edimburgo está encaramado como un nido de águila. Esa colina constituía antaño la totalidad de la ciudad de Edimburgo, la vieja ahumada: Auld Recky, según su apelativo popular; desciende en línea rfecta desde el castillo hasta el palacio de Holyrood, por High Street y el suburbio de la Canongate, y está unida por unos elevados puentes a las otras dos colinas sobre las que se extienden la ciudad nueva, al norte, y los arrabales, al sur; esos accidentes de terreno se prestan a los monumentos y panoramas; por ello en Edimburgo se los construyó con progusión, por lo que ha recibido el nombre de Atenas del Norte; orgullosa, efectivamente, de su universidad, de sus colegios, de sus escuelas de filosofía, de sus poetas y oradores, reivindica ese glorioso nombre tanto en lo físico como en lo espiritual.



… Jacques y Jonathan se dirigieron hacia Holyrood, guardado por soldados, que siguen luciendo el antiguo traje escocés, el kilt de paño verde, el gabán a cuadros, y el zurrón de pie de cabra de pelo largo, colgando sobre el muslo. Como no disponían de tiempo, se limitaron a admirar las cuatro gruesas torres almenadas de la fachada, que le confieren un aspecto medieval; por lo demás, exceptuando la capilla en ruinas que alza sus arcos ojivales detrás del palacio, es imposible adivinar cuáles son las partes nuevas o simplemente restauradas…

Capítulo XXVII Tras los pasos de Walter Scott

Durante la homérica comida.., mister S… inició a sus amigos en las costumbres del país que habían recorrido, y del que iban a visitar.

– Allí se encontrarán en pleno Walter Scott, caballeros; verán con qué fidelidad pintó esos lugares históricos, y juzgarán por sí mismos la veracidad del sentimiento que se desprende de sus obras; el genio del novelista era inmenso, y el país, digno de él.

– ¿Pero podremos todavía encontrarnos a esos famosos highlanders? -inquirió Jonathan-. ¿Existen todavía huellas de esos clanes tan célebres?
– Sin duda alguna -respondió el reverendo-: si los clanes ya no existen políticamente, siguen existiendo desde el punto de vista histórico. Algunas familias mandan aún por tradición; están los Mac Gregor, los Mac Douglas, los Sutherlands, los Mac Donald, los Campbells, cuya soberanía feudal sigue aún en vigor; sus vasallos, iguales a su amo ante la ley, se reconocen sujetos y tributarios, y cada clan se distingue por el color de su tartán.

Mapa de 1822

XXIX En el tren de Glasgow

A unas millas de Stirling, el ferrocarril pasa cerca del pueblo de Bannockburn, donde Robert Bruce logró una terrible victoria sobre el rey de Inglaterras, Eduardo II; luego bordea el canal del Forth, surcado por numerosas balsas cuyos mástiles se confunden con los árboles del campo…

XXX Un olor a chéster [En Glasgow se alojan en el hotel Comrie`s Royal]

En medio de George Square se elevaban los monumentos a Walter Scott y a James Watt, dos ilustres hombres asociados en un mismo recuerdo; pero sin la inscripción, se hubiese podido tomar al novelista por el inventor de la máquina de vapor, y al maquinista por el autor de la Hermosa doncella de Perth; con esa salvedad, tenían bastante parecido.

Monumento a Walter Scott en George Square de Glasgow

… La catedral de Glasgow está consagrada a San Mungo; pertenece a diferentes épocas de la arquitectura gótica, y yergue en el aire un alto campanario de forma bastante tosca; es el único monumento religioso de Escocia que se salvó de los fanáticos de la Reforma, y es curioso desde ese punto de vista. Jacques no pudo, a su gran pesar, visitar su interior; la puerta estaba cerrada, y resistió a todas las llamadas, pues al parecer la religión protestante no practica eso de “llamad, y os abrirán”. Tuvo que conformarse con ver la necrópolis que se extendía sobre la colina cercana, y con rememorar las magníficas descripciones del gran novelista. Fue allí donde se dirigieron Osbaldistone y André Fairservice al llegar a Glasgow, donde se había refugiado Rob Roy. Era aquel el cementerio desolado en cuyas tumbas Walter Scott creía leer las palabras del profeta: “¡Lamentaciones, arrepentimientos y desgracias!”.

XXXII A bordo del Prince Albert

El comienzo del lago Lomond se anuncia por una gran cantidad de deliciosas islitas, de todas las formas y de diversa naturaleza; el Prince Albert costeaba sus escarpadas orillas, y con sus sinuosidades, ofrecía a la vista mil paisajes diferentes: aquí una fértil llanura, allí un valle solitario, allá una agreste garganta erizada de rocas seculares. Cada uno de esos islotes tiene su leyenda histórica, y la historia de esa comarca está verdaderamente escrita con esos gigantescos caracteres de islas y de montañas… Junto a Balmatha, que señala la entrada en las Higlands, Jacques advirtió algunas tumbas dispersas; eran las de la antigua familia de los Mac Gregor.


… Jacques buscaba entre la niebla el pico del Ben Lomond; se sentía totalmente impregnado de una poesía fuerte y salvaje, y reencontraba entre esas orillas escarpadas, sobre las oscuras y apacibles aguas, el sentimiento de sus lecturas favoritas; los héroes legendarios de Escocia volvían a poblar en su recuerdo ese bello país de las Highlands.


… El Prince Albert se acercaba al Ben Lomond, y el lago se estrechaba cada vez más; el Ben es el último pico del sistema de los montes Grampianos entre los que circulan largos glens solitarios: las palabras ben, glen y den son de origen celta. El clan Mac Gregor tenía su residencia en los clachans de la parte oriental del lago, al pie de la montaña, que en noches serenas la luna, llamada la linterna de Mac Farlane, iluminaba con sus pálidos rayos; esos lugares fueron testigo de los relatos de aquellos héroes; no lejos de allí, las querellas entre los jacobitas y los hannoverianos ensangrentaron esas desoladas gargantas, y los ecos salvajes aún repiten el nombre de Rob Roy: ¡Mac Gregor Campbell! …

– Walter Scott -dijo Jacques- llama al Loch Lomond el más hermoso de los lagos y al Ben Lomond, el rey de las montañas: tiene razón, y yo comparto sin reservas su patriótica admiración


Mapa de 1852, poquitos años antes del viaje de Julio Verne

XXXIII .- Los viajeros de la imperial

La carretera es harto escarpada; a medida que uno se eleva, la forma de los montes parece cambiar; Jacques veía elevarse ante él toda la cordillera de la orilla opuesta de los lagos, cuyos picos de Arroqhar dominan el pequeño valle de Inveruglas; el Ben Lomond se erguía a la izquierda, descubriendo la abrupta escarpadura de su cara norte.


La región poseía un extraño carácter, impregnado el sentimiento de la vieja Escocia. Eran lo que antaño llamaban el país de Rob Roy, territorio montañoso y desértico situado entre el lago Lomond y el lago Katrine, ese valle comunicaba por estrechos desfiladeros con el glen de Aberfoil, donde tuvieron lugar los dramas de la novela escocesa, a orillas del pequeño lago Ard.


Mapa geológico escocés de 1846


… No lejos del nacimiento del Forth, que surge del Ben Lomond, se ve aún el vado por el que Rob Roy consiguió escapar de las manos de los soldados del duque de Montrose. No es posible dar un paso en ese país, maravilloso en más de un aspecto, sin topar con los recuerdos del pasado, que inspiraron a Walter Scott cuando parafraseó en magníficas estrofas la llamada a las armas del clan de los Mac Gregor.

Después de remontar las orillas del torrente, el coche alcanzó un valle inferior, sin un árbol, sin agua, cubierto de brezo rudo y escaso; unos montones de piedras, aquí y allá, aparentaban una forma piramidal.

– Son los cairns -dijo Jacques-; cada viandante debía en otros tiempos añadir una piedra para honrar al héroe que yace bajo su apiñamiento; de ahí procede el proverbio gaélico: “¡Maldito aquel que pasa ante un cairn sin depositar la piedra del último saludo!”. Si los niños hubiesen conservado la fe y al poesía de las piedras, ¡esos amontonamientos serían hoy colinas! [[[ curiosamente, en la provincia de Soria subsisten varios cairns donde todavía algunos echan su piedra testimonial]]]

XXXIV. – Del lago Katrine a Stirling

El comienzo del lago Katrine, con una longitud de sólo diez millas, es todavía salvaje y poco arbolado, pero la línea de las colinas circundantes está llena de carácter y de poesía; fue en ese lago de tranquilas aguas donde Walter Scott escenificó los principales sucesos de su Dama del Lago; uno creería ver aún deslizarse sobre sus aguas la leve sombra de la bella Helen Douglas.

XXXV.- A qué se parece un highlander

El burgo real de Stirling está situado más o menos al fondo del estrecho del Forth… Se divisaba el castillo fortaleza de Stirling. Fue allí donde María Estuardo recibió la corona real. Dicha fortaleza tuvo el honor de ser asediada por Cronwell y el general Monk. El aspecto de este castillo posee cierta gallardía y parece plantado en posición de firmes como un soldado. Hubo de seguir una pendiente bastante pronunciada para llegar a la poterna custodiada por unos higlanders en uniforme de gala, uniforme que es la reproducción exacta del antiguo traje nacional, a excepción del targe o escudo de cuero con punta de acero.

Los highlanders lucen en la cabeza la toca escocesa adornada con una pluma erguida sujeta a una hebilla de acero; la chaqueta de paño escarlata es corta y descubre los innumerables pliegues del kilt, especie de falda hecha de una tela verde a cuadros, que les llega a hasta la rodilla; los muslos van totalmente al descubierto, y de ahí viene el proverbio: «no se le puede quitar el pantalón a un highlander»; las piernas van cubiertas de medias a cuadros, y listadas por esas bandas enrolladas que Rob Roy podía, sin inclinarse, atar con sus largos brazos; el plaid o manta de tartán se lleva desde la cintura hasta el hombro, sujeto con un pouch o broche de metal; y finalmente el philibey, especie de bolsa de piel de cabra ornada con borlas, que cuelga de la cintura por delante del kilt; el bolsillo de ese philibey, suficiente para contener la fortuna de un escocés, se llama sporrang, según se enteró Jonathan por el centinela del castillo; el puñal, o dirk, va metido en la cintura, y los oficiales de esas magníficas compañías llevan la larga claymore de sus antepasados.

Desde la explanada del castillo, la vista puede abarcar las llanuras de la Baja Escocia. Hacia el noroeste, Jacques pudo saludar por última vez al Ben Lomond y al Ben Ledi, que se asomaban sobre el horizonte lejano; el cielo había dignado purificarse, y la testa de las montañas aparecía bastante nítidamente en la niebla matutina. Hacia la parte oriental, a la entrada de la ciudad, corre el Forth bajo un viejo puente del siglo XII.

A la hora precisa, después de haber captado rápidamente el aspecto y la configuración de Stirling, de la que Walter Scott hace un gran elogio en su novela Waverley, los visitantes se encontraban en la estación; allí tuvieron la agradable sorpresa de ver a una compañía de highlanders bajo las armas; esperaba el paso de Su Graciosa Majestad, que venía de Edimburgo, donde el día anterior había sonado el cañón para celebrar su llegada; los soldados escoceses estaban espléndidos bajo las armas; sus características figuras ofrecían unas líneas más marciales que las de los militares ingleses; el oficial que mandaba el pelotón resplandecía en su relumbrante uniforme, y su brazo izquierdo se apoyaba en la reluciente empuñadura de su claymore; ni trompetas, ni tambores, ni pífano alguno regulaban la marcha de la compañía; pero el bag-piper, con su cornamusa limpia y lustrosa, dejaba oír unos alegres pibrochs.


Pronto sonó el silbido de la partida, y el tren no tardó en correr a todo vapor hacia Edimburgo. Jacques acechaba por la ventanilla el paso del tren de la reina. Pero un poco de ruido en un torbellino más rápido fue todo lo que pudo percibir.

El Scottish Central Railway permite hacer el trayecto en una hora y cuarto, aunque se desvía un poco de la ruta para pasar por Polmont Junction. Desde ahí, por Linlithgow, la pequeña ciudad junto al lago donde nació María Estuardo, tras dejar a su izquierda las ruinas del castillo de Niddire, donde la desventurada reina descansó después de su huida de Loch Leven, después de franquear el Almond Water por un viaducto de treinta y seis arcos, y de dejar atrás las Pentland Hills, el convoy se adentró en el túnel de Edimburgo, y se detuvo en la General Railway Station, cerca del monumento a Walter Scott.

https://escociamagica.wordpress.com/2014/07/31/la-escocia-de-julio-verne/#more-31

miércoles, 22 de marzo de 2017

De los pictos a los tatuajes actuales en Escocia

De los pictos a los tatuajes actuales en Escocia

Una de las sorpresas que el viajero se encuentra en Escocia es ver lo normal que es el tatuaje, incluso en personas ancianas.  O sea, que no obedece a la actual moda de tatuarse que invade Occidente sino que es una costumbre arraigada y ancestral, en el caso de Escocia.
Escocesa con tatuajes
Escocesa con tatuajes
Inevitablemente, cuando observé esta peculiaridad escocesa del tatuaje recordé a uno de los primeros pueblos históricos que poblaron Escocia cuando esta era llamada Caledonia desde Roma, capital del imperio romano. Y este pueblo al que me refieron son los pictos, de quienes se escribió que “tenían sus cuerpos cubiertos de dibujos de animales y otras figuras”. Los pictos combatieron fieramente contra Roma y se les tiene como un pueblo no indoeuropeo, esto es, un pueblo que no hablaba ninguna lengua céltica, por lo que algunos investigadores suponen que pudieron subir desde el norte de África, o a través del Mediterráneo, con escala en España. Y siguieron hablando tal lengua no indoeuropea hasta el siglo X. Su independencia concluyó en el año 843 al aceptar como rey a Kenneth MacAlpin.  ¿Tendrá que ver el arraigo del tatuaje entre el pueblo escocés con esta costumbre picta adoptada como idiosincracia escocesa…?
Pictos en dibujo del siglo XVI
La primera mención documental sobre los pictos data del año 297 y el nombre, latino, “picti” significa precisamente “pintados” o “tatuados”…
Asterix y Obelis ante un picto con tatuajes
Asterix y Obelis ante un picto con tatuajes
Los arqueólos les asignan casas de piedras bajo tierra y torres redondas llamadas “brochs”. Geoffrey de Monmouth, autor de “La historia de los reyes de Gran Bretaña”, en el siglo XII, testimonia que los pictos eran una de las cuatro razas de las Islas Británicas (las demás eran los franceses-normandos, los britanos y los escoceses). Asimismo habla de su llegada de esta forma: “… un cierto rey de los pictos, llamado Sodric, vino de Escitia con una gran flota y desembarcó en la parte norte de Gran Bretaña que se llama Albany” (Escocia era llamada también Albany). Que su patria de origen era Escitia ya lo había escrito en el siglo VII Beda el Venerable.
La singular escritura rectilínea Ogham y unos misteriosos grabados en numerosas piedras escocesas igualmente se les atribuye a los pictos.
Piedra picta en Angus, Escocia
Piedra picta en Angus, Escocia
https://escociamagica.wordpress.com/2014/08/04/de-los-pictos-a-los-tatuajes-actuales-en-escocia/

Desentierran al primer papa de la historia. Lo que encontraron prueba que Jesús no existió

Desentierran al primer papa de la historia. Lo que encontraron prueba que Jesús no existió

La momia del papa San Pío I es una de las mejores conservadas en la historia de la humanidad. Su cadáver no fue embalsamado, se momificó de manera natural por un periodo cercano a los 1,700 años.


Sus restos son considerados un verdadero hallazgo para la ciencia, pues a pesar de que en vida sufrió de enfermedades cardiovasculares, cálculos biliares, gota, diabetes, caries y tuberculosis, sus órganos se conservan intactos.

Este obispo fue un hombre de época para la iglesia, ya que es considerado comoel primer papa oficial de la orden. Nació en Aquilea, Italia. Y murió en el año 155, para después ser enterrado en la hermosa catedral de Aquilea.

Mucho tiempo después, en el año 1789 el edificio de la catedral fue demolido. El ataúd del papa fue abierto y para sorpresa de todos el cuerpo se encontraba en perfecto estado. Finalmente el cuerpo fue trasladado a una capilla en el año 1875.

Estudios aseguran que existen varias razones por las que el cuerpo se ha conservado de tan buena manera. Primero porque se momificó de manera natural gracias al aire, porque falleció entre los meses de noviembre y diciembre, que son los más fríos del año y por la gran cantidad de plantas y humedad que había al interior de la cripta.


Pero fue hasta el año 2010 que un grupo de científicos tuvo la oportunidad de estudiar detenidamente los restos.

La almohada y el colchón del ataúd estaban llenos de plantas y vegetales que desprendían un olor muy fuerte, probablemente para disimular el olor del cadáver, pero también para preservarlo. Había lavanda, menta, lúpulo y bayas de enebro”.

Sin embargo, lo verdaderamente sorprendente fue cuando desprendieron las vestiduras del ataúd, pues encontraron una gran cantidad de documentos que narraban diferentes versiones de la supuesta vida del hijo de Dios, Jesús de Nazaret.


El descubrimiento sugiere que altos mandos de la iglesia católica escondieron la evidencia que prueba que la historia del mesías fue solo un invento para llevar a cabo los propósitos de la orden.

Entre los documentos se pudieron encontrar las historias de cientos de profetas que tuvieron una vida muy semejante a la de Cristo, entre los que destacan las figuras de Horus, Mithra, Krisna, Dionisio, etc.

Luego del hallazgo comenzaron a surgir una gran cantidad de versiones acerca de lo que en verdad sucedió con Jesús. Por su parte, la ciencia sostiene que existe evidencia para probar la existencia de Jesús el hombre, pero no como la vida del supuesto hijo de dios, esa es una narración creada a partir de la vida de otros profetas y de distintas culturas del mundo.

http://www.elefanetwork.com/2017/03/desentierran-al-primer-papa-de-la.html?p=1

martes, 21 de marzo de 2017

NAPOLEÓN BONAPARTE Y LA MASONERÍA

NAPOLEÓN BONAPARTE Y LA MASONERÍA
Agustín Celis

Para los historiadores que se afilian a la leyenda negra de la masonería como sociedad secreta conspiradora, la historia de Napoleón Bonaparte, Le Petit Cabroncete que puso en jaque a toda Europa, es una de las preferidas, y nos la refieren como si se tratara de un cuento para niños. De nuevo es la masonería, esa oscura sociedad secreta que nadie conoce, pero que todos saben de buena mano que existe porque hay mucho masón suelto por el mundo, la culpable de los logros de Napoleón y de toda su expansión. Pero también es la culpable, fíjense qué caso tan curioso éste, de su caída.

Imagen relacionada

Ya no son los pueblos los que juegan la partida, ni los ejércitos los que luchan en los campos de batalla, ni la estrategia militar la que impone sus condiciones. Ya no juega un papel relevante el fanatismo, ni los orgullos nacionales, ni los intereses de unos y otros, ni la ambición de los corruptos, ni el hábil uso del erario público y las riquezas del país por parte de gente poco recomendable. Tampoco cuenta nada la aristocracia, ni el clero, ni la población que se echa al monte o a las calles y enfrenta a los invasores con los medios a su alcance. Según estos representantes del disparate histórico, es la masonería, ¡los malditos masones!, los que movieron los hilos que propiciaron primero los triunfos y luego los desastres de Napoleón. Y para que nadie dude de las terribles venganzas de que son capaces estos individuos peligrosísimos, fueron también los masones quienes lo desterraron, primero a Elba y después, definitivamente, a Santa Elena. Pero veamos ya cómo transcurre esta interesante historia.

Se ha dicho que Napoleón fue iniciado en la masonería en una logia italiana hacia 1798, pero no existen pruebas concluyentes de este hecho, afirmación que es aceptada mayoritariamente por casi todos los estudiosos. Lo que sí se sabe con seguridad, y de lo que nadie duda, es de que la mayoría de sus mariscales fueron masones, además de cuatro de sus hermanos, a los que Napoleón supo colocar en casillas estratégicas del mapa conquistado: a José lo hizo rey de España; a Luis, rey de Holanda; a Jerónimo, rey de Westfalia; y a Luciano, príncipe de Cannino.

¿Qué se colige de todo esto?, nos preguntan algunas mentes preclaras de la historia de la humanidad. Pues que Napoleón quiso controlar la masonería y la convirtió de hecho en un poderosísimo instrumento político para su expansión imperial. Era un matrimonio perfecto: los masones ayudan a Napoleón a conquistar Europa y el resto del mundo y, a cambio, los ejércitos napoleónicos llevan la masonería a todas partes, la extienden como pólvora encendida. ¿Se dan ustedes cuenta? ¿Comprenden ahora hasta dónde llega la astucia masónica? Los masones, sinuosamente y siempre en secreto, prepararon el camino del emperador en todos los países a los que accedieron. ¿De qué modo? Creando logias en esos países, ganándose adeptos, integrando a lo mejor de cada casa en esta oscura trama, precisamente a las élites, que así quedaban sometidas al poder del Imperio.

Hay una única verdad en todo esto, y es la siguiente: si entre el ejército de Napoleón había masones, es lógico pensar que las ideas de la masonería se extendieran por los lugares conquistados. Lo que ya no es cierto, lo que es imposible que sea cierto, es que en aquella época, cuando la masonería especulativa llevaba en activo todo un siglo, hubiera algún país europeo que no tuviera ya en su territorio logias masónicas ni atisbos de masonería ninguna. Pero es necesario creer tal cosa, es decir, es fundamental pensar que existe un país puro, sin contaminación masónica alguna, si se quiere ensalzar la actuación heroica de ese país y seguir manteniendo la tesis de la conspiración. Y algunos historiadores no tienen el menor escrúpulo en falsear la memoria de un país con tal de seguir defendiendo el cuento para niños (los buenos buenísimos contra los malos malísimos) en que quieren convertir la Historia.

ejemplo. ¿Qué pasa con España? España fue un grano en el culo de Bonaparte. “La úlcera española”, dejó dicho él en su Memorial de Santa Elena. Eso fue España para Napoleón. Por tanto, como la actitud mayoritaria de los españoles fue de enfrentamiento y hasta de hostilidad hacia los invasores, y éstos eran precisamente los que traían las ideas masónicas, o eso quieren hacernos creer, entonces en España no había masones, no podía haber masones, no conviene que se sepa que había masones. ¿Masones en España? España no, España es pura, purísima, y aquí no se sabe nada de masonerías. De esta opinión es don César Vidal, que en su libro Los Masones llega a afirmar que no hubo masones en todo el siglo XVIII español, e incluso que no los hubo en las Cortes de Cádiz de 1812. Y bueno, no entraré a corregir tal equivocación histórica porque no es el momento. Como sin duda tal afirmación se debe a un descuido de don César, yo le recomendaría que se leyera el magnífico ensayo de José María García León La Masonería gaditana, donde trata la cuestión desde sus orígenes hasta 1833. En cuanto al lector interesado, podrá comprobar por sí mismo, en los Apéndices que incluyo al final del libro, lo que se decía sobre los masones en la prensa del Cádiz de la época.

Como se comprenderá, si esto no fuera así toda la hipótesis de la conspiración masónica de Napoleón se vendría abajo. Sin embargo, los primeros datos que se conocen sobre la actuación de la masonería en España datan de 1728, con una logia fundada en Madrid. De no existir las logias en España, no hubiese sido necesaria su represión mediante decreto en 1740, reinando entonces Felipe V, ni se hubiese insistido en ella en 1751, bajo el reinado de Fernando VI. De modo que sí hubo masones españoles en el XVIII. Las prohibiciones, e incluso la represión, nunca consiguieron acabar del todo con la masonería, que siguió actuando en riguroso secreto desde la clandestinidad. Lo que sí es cierto es que la masonería española no despegó hasta el siglo XIX, aunque de forma intermitente, coincidiendo los periodos de florecimientos masónico con aquellos en los que había mayor libertad. Pero de la historia de la masonería en España nos ocuparemos en otros epígrafes.

Retomemos ahora a Napoleón, a quien dejamos por tierras europeas, y cuyo caída está próxima.

Los historiadores serios consideran la trágica derrota de las tropas francesas en Rusia como el principio del fin de la hegemonía napoleónica. Tras esto, Europa se unió para combatirlo y, aunque Bonaparte aún lucharía con maestría, al final se impuso la superioridad de sus enemigos y acabaron venciéndole. Él quiso abdicar en su hijo y se lo negaron. No tuvo otro remedio que renunciar a sus propósitos y partió hacia la isla de Elba, cuyo gobierno le otorgaron, al igual que el derecho de conservar el título de Emperador. Esto ocurre en 1814, pero en marzo de 1815 protagoniza una escapada, llega a Francia y marcha sobre París tras vencer a las tropas que pretendían capturarle, iniciándose de este modo el periodo que se conoce como los “Cien Días”. Lo que resta es la derrota en la batalla de Waterloo durante la campaña de Bélgica y su destierro definitivo a Santa Elena, una pequeña isla en el Océano Atlántico, lo más alejada posible de Europa y donde moriría en 1821.

Éstos son, sintetizados, los hechos históricos. Veamos ahora su leyenda negra. Hace falta un argumento para sostener la conspiración masónica. ¿Cuál es este argumento tan inquietante? Muy sencillo. Ya hemos comentado que la mayoría de sus mariscales eran masones; pues bien, como éstos se negaron en 1814 a seguir combatiendo ante la inevitable derrota de sus ejércitos, en esta decisión encuentran algunos el foco de la conjura. Supuestamente, la Gran Logia de Francia, pese a que José Bonaparte era su Gran Maestre, le retiró su apoyo a Napoleón y ahí se acabó todo. Si además tenemos en cuenta que el general Wellington y el mariscal Blücher, los dos estrategas que lo vencieron, fueron masones en algún momento de sus vidas, la leyenda está servida.

http://www.agustincelis.com/id65.htm

lunes, 20 de marzo de 2017

Masoneria y Segunda Guerra Mundial

Masoneria y Segunda Guerra Mundial
Publicado por Mannaz

Estimados/as lectores/as. Hoy les traigo un trabajo del Respetable Hermano GIORA MENDIUK. . Este hermano pertenece a la Respetable Logia ”La Fraternidad 62 “ de Tel Aviv Israel. .

En Mayo de 2011, dio a conocer el siguiente escrito que espero sea de su interés.

Masoneria y 2 guerra mundial 

El 1 de septiembre se cumplieron setenta y un años del estallido de la Segunda Guerra Mundial. Un austríaco viciado de defectos, inflamado de odio y fanatismo y corroído de complejos, arrastraba al mundo hacia la más devastadora orgía de sangre, fuego y dolor de la historia de la humanidad. En los primeros meses, los tanques arrollaron Europa. Pocos dudaban de su triunfo. Sin embargo, un Masón, Winston Churchill, iba a cruzarse en el camino de Hitler. Sin aquel Hijo de la Viuda hubiera sido concebible un Hitler septuagenario gobernando un gran Estado pan germánico extendido desde el Océano Atlántico hasta los Urales.

La democracia seguramente sería hoy una “idea nociva“ y miles de policías harían resonar sus botas brillantes en la calles. Cárceles, cunetas y cementerios, rebosarían de “enemigos de la ley, el orden, la patria, los valores y la familia“. Pero el coraje de aquel masón legendario cambió la historia universal y gracias a este Hijo de la Luz aquella pesadilla no es ya una fuerza política relevante. El día de la victoria recibió, en el Parlamento, la ovación más grande jamás tributada en aquel foro.

Combatiendo en diez guerras, trece veces ministro, presidente del gobierno, convirtieron a este Hijo de la Viuda en uno de los hombres más grandes de la historia de la humanidad.

El otro masón que aplastó la cabeza inmunda del nazismo fue Franklin Delano Roosevelt. Nacido en Hudson, resultó elegido cuatro veces presidente de los EEUU. Recibió una nación en quiebra y la encumbró al puesto de primera potencia económica y militar. La entrada de la América de Roosevelt en la Segunda Guerra Mundial asestó el golpe mortal a Hitler.

En su discurso del 11 de Diciembre de 1941 ante el Reichstag, el perturbado racista ya había arremetido contra el presidente de los EEUU., a quien definía como “ese niño rico y francmasón”. Efectivamente; Hitler siempre odió la masonería. Al igual que Stalin, Mussolini, Franco, y en general los intolerantes, fanáticos y perturbados. De cualquier manera es lógico que esta clase de gente, quienes desean el mal de la mayoría, odien el antídoto del fanatismo, la intolerancia y la irracionalidad que representa la masonería.

En 1940, al comienzo de la Segunda Guerra Mundial , había cuarenta y dos Grandes Logias , dieciocho en Europa, una en Asia, cinco en América del Norte, siete en América Central y once en Sudamérica. La represión en Europa fue despiadada en las décadas de los años 20 al 50 del siglo XX. El régimen soviético persiguió, arrestó, torturó y encarceló a cientos de miles de Masones en Rusia, Letonia, Lituania, Hungría, Bulgaria, Checoslovaquia y Polonia.

Por su parte los nazis hicieron lo mismo en Austria, Holanda , Bélgica, Noruega, Polonia, Francia, Rumania, Bulgaria y Yugoeslavia, al igual que el Fascismo en Italia, el Franquismo en España y el dictador Salazar en Portugal. Es poco lo que ha trascendido del Campo de Concentración de Esterwegen desde que fue creado en 1933 y comandado por Otto Reich. En él estuvo prisionero el escritor y Premio Nobel de la Paz Karl Von Ossiestzky. Se ha podido determinar que en sus instalaciones murieron asesinadas o debido al agotamiento por trabajo forzados unas 30.000 personas.


Desde 1941, comenzaron a llegar masivamente presidiarios provenientes de Bélgica, Holanda, Checoslovaquia y Francia. Hoy en día, el Campo se encuentra ocupado por el ejército Alemán. El 15 de noviembre de 1943, siete masones miembros activos de la resistencia belga a la ocupación nazi fundaron una Logia Masónica secreta denominada “Liberte Chirrié” en la barraca Nº 6 del Campo de concentración Emslandlager VII de Esterwegen. El nombre lo tomaron de “La Marsellesa”. En medio de la implacable persecución Nazi a la Masonería, el Gran Oriente de Bélgica tiene en su haber una experiencia muy valiente que vivió en ese campo de concentración de Esterwegen, Alemania. En honor a la verdad, no es el único caso de una Logia Masónica en esas circunstancias. Hubo al menos otra denominada “Los Hermanos Cautivos de Allach” en un anexo del Campo de concentración de Dachau Allach, cuyo Libro de Arquitectura hoy reposa en el moderno museo del Gran Oriente de Francia en París. Los nombres de los siete fundadores eran: Paul Hanson , Luc Somerhausen, Jean Schriver, Jean Sugg, Henry Store, Amedec Miclotte y Franz Rochat.

El Venerable Maestro fue Paul Hanson y los hermanos se reunían en torno a una mesa que usualmente se utilizaba para la clasificación de envases de cartón. Posteriormente se inicio en la Logia Fernand Erauw, quien incluso llegó a ser exaltado al Grado de Maestro allí mismo. Franz Bridoux, iniciado después de la guerra , también fue prisionero en la misma barraca. La Respetable Logia “Liberte Cherie” está registrada en el numero 45 en la Gran Logia del Oriente de Bélgica, y solo los Hermanos Somerhausen y Erauw sobrevivieron a la detención. La logia cesó sus trabajos en 1944. La historia de la Logia se hizo pública en agosto de 1945, cuando Luc Somerhausen envió un informe detallado al Gran Maestro del Gran Oriente de Bélgica en el que narro la historia de la Logia “Liberte Cherie”, Somerhausen murió en 1982 a la edad de 79 años y Fernand Eraw, a los 83 años.

Somerhausen describe la iniciación de Erauw y otras ceremonias como sencillas.

De acuerdo a su relato las Tenidas tuvieron lugar mediante un ritual extremadamente simplificado donde todos los componentes fueron instruyendo a los iniciados de tal manera que posteriormente pudieran participar en una Logia. Curiosamente, los trabajos estaban protegidos de las miradas de los demás presos y de los guardias por un grupo de sacerdotes católicos que fueron deportados a la misma barraca. En la barraca Nº 6 de Esterwegen permanecían recluidos las 24 horas del día un promedio de un centenar de prisioneros con derecho a salir media hora diaria bajo supervisión. Durante todo el día, la mitad de ellos trabajaban ordenando aparatos de radio y la otra mitad se veían obligados a trabajar en condiciones infrahumanas en las canteras cercanas. La comida era tan mala que los prisioneros perdían un promedio de cuatro kilos al mes.

Después de la tenida de iniciación del nuevo hermano, se sucedían otras temáticas. Una de ellas estuvo dirigida al símbolo del Gran Arquitecto del Universo, otra al futuro de Bélgica y una más al papel de la mujer en la Masonería. El Venerable Maestro de Logia, Paul Hanson , fue transferido y muerto en las ruinas de la prisión de Essen, que fue destruida por un bombardeo aliado el 26 de marzo de 1944.

Jean Sugg y Franz Rochat eran miembros de la logia: ”Amis Philanthopes” (Amigos Filántropos). El Dr. Franz Rochat, un profesor universitario, Farmacéutico y director de un importante laboratorio medicinal. Trabajo en secreto para un diario de la resistencia “La Voz de Bélgica”. Fue arrestado el 28 de febrero de 1942 y transferido a Untermansfeld en abril de 1944 en donde murió el 6 de abril de 1945.

Jean Sugg ,era un suizo alemán que nació el 8 de septiembre de 1897 en Gante. Trabajó con Franz Rochat en los medios de comunicación de la resistencia, traduciendo los textos alemanes y suizos. Participó en diferentes jornales clandestinos, incluyendo "La Libre Belgique" “La Legión Noire”, “La Petit Belge” y “L’Ánti Boche “. Murió en el campo de concentración el 8 de febrero de 1945.

Amedee Miclotte era un profesor nacido el 20 de diciembre de 1902 en Lahamaide y miembro de la Logia “Union el Progres”. Fue visto por última vez en prisión el 8 de febrero de 1945.

Jean De Schrijver era Coronel del ejército belga, nació el 23 de agosto de 1893 en Alost. Fue arrestado por espionaje y posesión de armas, murió en febrero de 1945.

Henry Store nació el 27 de noviembre de 1897 en Gand, fue miembro de la “Logia Septentrión” (El Septentrión) en Gand. Murió el 5 de Diciembre de 1944.

Lue Smomerhausen era un periodista nacido el 26 de agosto de 1903 en Hocilaart. Fue arrestado el 28 de mayo de 1943 en Bruselas: pertenecía a la Logia “Action et Solidarite Nº 3” (Acción y Solidaridad Nº 3), ocupó el cargo de Gran Secretario Adjunto del Gran Logia del Oriente de Bélgica. 

Fernand Erauw , Secretario del Tribunal de Cuentas de Bélgica y oficial de la Reserva en la Infantería, nació el 29 de enero de 1914 en Wemmel. Fue arrestado el 4 de agosto de 1942 por pertenecer al Ejército secreto. Se escapó y fue recapturado en 1943. 

Los sobrevivientes Erauw y Somerhausen se reencontraron en 1944 en un Campo de Concentración de Oranienburg. Somerhausen y Erauw fueron inseparables para siempre. En la primavera de 1945, participaron en la “Marcha de la Muerte”, cuando Erauw solo pesaba 32 Kg. y medía 1.84.

A causa de las persecuciones y prohibiciones las logias dejaron de comunicarse con Inglaterra y adoptaron el sistema de nombres simbólicos. Durante la Segunda Guerra Mundial los Masones usaban un lenguaje secreto o alfabeto secreto. El 13 de noviembre del año 2004 fue inaugurado un monumento diseñado por el arquitecto Jean De Salle y financiado por Masones Belgas y Alemanes que forma parte del complejo del Memorial de Esterwegen. En tal ocasión, Wim Rutten, Gran Maestro de la Federación Belga de la Orden Masónica Mixta Internacional “EL Derecho Humano“ se expresó así en una parte de su discurso: 

“Nosotros estamos reunidos hoy aquí en el cementerio de Esterwegen, más que para expresar un duelo, para pronunciar públicamente un pensamiento libre: En memoria de nuestros Hermanos, los Derechos Humanos no serán Olvidados “

La Italia Fascista se vio obligada en entrar en disputa con la Francmasonería, la lucha adquirió formas sumamente vehementes. Las sedes de las logias fueron asaltadas y los hermanos violentamente atacados. El 13 de febrero de 1923, el Gran Consejo Fascista, promulgó una primera resolución contra la Francmasonería, mediante la cual todos los fascistas, que eran miembro de las logias fueron expulsados. A esta resolución siguió una serie de ulteriores decisiones y leyes y finalmente, mediante la ley de lucha contra la Francmasonería en 1925 desbarataron por completo la Organización de la Francmasonería Italiana.

V.·. M.·.; QQ.·. HH.·. estos son pequeños ejemplos de un desastre que la Humanidad sufrió y nunca debe olvidarse.

http://historiamasonica.blogspot.pe/2012/03/estimadosas-lectoresas.html

domingo, 19 de marzo de 2017

Ve la historia completa de los Anunnaki en esta impresionante miniserie de dibujos animados

Ve la historia completa de los Anunnaki en esta impresionante miniserie de dibujos animados


Es posible que haya visto documentales o películas sobre los Anunnaki, pero ¿has visto esto?

Esto es Anunnaki - Mensageiros do Vento, la primera historia alternativa de ópera rock de dibujos animados. Creado por la banda de rock brasileña Mensageiros do Vento (Mensajeros del viento), esta miniserie se basa en las traducciones de las antiguas tablillas de arcilla encontrados entre las ruinas de Sumeria, podría decirse que es la cuna de la civilización humana. 


Los antiguos textos sumerios se refieren a los Anunnaki como "Estos que descendieron desde el cielo", una raza de seres muy poderosos y avanzados que diseñaron a la humanidad cientos de miles de años atrás.

Sobre la base de los trabajos del especialista en los Anunnaki Zecharia Sitchin, ANUNNAKI - Mensageiros do Vento comienza con la citación de Endubsar, "escriba maestro, hijo de la ciudad de Eridu, criado del señor Enki, gran dios." Durante cuarenta días y noches, el leal escriba anotó toda la historia de los Anunnaki, en cuneiforme, mientras era contada por Enki.


De acuerdo con la historia del Génesis, el duodécimo planeta, conocido como Nibiru estaba poblada por seres humanoides muy similares a nosotros los seres humanos. Después de que la vida en su mundo natal se convirtió en una amenazada por extensas erupciones volcánicas, las tensiones dentro de su sociedad se convirtieron en tan gran peligro como los propios volcanes.




Un pequeño grupo es enviado en una búsqueda en todo el Sistema Solar, con la esperanza de encontrar la cura para su mundo moribundo. La fortuna sonrió en ellos y los Anunnaki encontraron la Tierra, o como ellos lo llamaban, Ki. Aquí, el aire era respirable, el clima era precioso y los recursos abundaban. Especialmente el oro.



Cuando Nibiru se acercó a la órbita de la Tierra, a unos 432.000 años antes de Cristo, los nibiruanos utilizaron naves espaciales para el envío de habitantes y mercancías esenciales desde su planeta a la Tierra. Después de llegar a la superficie, los seres avanzados establecieron bases en la antigua Mesopotamia. En memoria de la más grande metrópolis en Nibiru, los Anunnaki construyeron Eridu, su primer puesto de avanzada en la Tierra y el verdadero "Edén", algunos podrían argumentar.



Con el fin de extraer el metal precioso, las minas de oro se establecieron en el sur de África donde encontraron abundantes depósitos de oro.



Debido a que el trabajo como minero no correspondían a los maestros nibiruanos, los súbditos Anunnaki fueron enviados para hacer el trabajo por ellos. Tratados como una especie de esclavos, ellos representaban el elemento de trabajo de esta sociedad, a pesar de que sus características físicas e intelectuales se consideraron imponentes incluso para nuestros actuales estándares humanos modernos.




Debido a sus rasgos superiores, los Anunnaki pronto se rebelaron contra sus supervisores y les exigieron crear un ser inferior con el fin de hacer este insignificante trabajo en lugar de ellos. Sus líderes consultaron y finalmente llegaron a la conclusión de que un ser inferior es de hecho necesario para este tipo de trabajo de explotación, y por lo que crearon una nueva raza mediante la combinación de sus propios genes con los de los primates más evolucionados que vivían en la Tierra en ese momento, lo cual probablemente fue el Australopithecus.



En un primer momento, Enki y Ninmah (dos de los líderes) diseñaron seres con fuerza y de tamaño formidable que trabajaban para los Anunnaki en la Tierra, ayudándoles a extraer el oro. Tan perfecto como esto suena, su creación tenía un importante problema - que no podían reproducirse por sí mismos, y así los llamados "dioses" tuvieron que hacer continuamente más de ellos para mantener el proceso de minería y funcionando a la capacidad deseada.

A medida que pasaba el tiempo, Enki y Ninmah desarrollaron varios seres hasta que lograron alcanzar el objetivo deseado. Después de todo su lucha, el producto final de su conocimiento combinado fue capaz de hablar, y lo más importante, podían producir niños por ellos mismos, de esta manera la primera raza humana apareció bajo la forma del Homo Erectus.



Siempre que Nibiru se distanciaba lejos de la Tierra, una parte de los "dioses" regresó a su planeta de origen hasta que se completará el ciclo de 3600 años de nuevo, período de tiempo que los sumerios llamaron una Sar.

Mientras tanto, los Anunnaki se mantuvieron en la Tierra para hacerse cargo de las minas de oro y los llamados esclavos, precisamente como fueron clasificados por sus "dioses". Debido a que algunas características humanas también fueron encontrados en los Anunnaki, ya que los seres humanos fueron creados a su imagen, ellos con el tiempo comenzaron a pelear por deseos terrenales.


Aprovechando la situación, los esclavos formaron una alianza y se rebelaron contra sus amos, los Anunnaki como una vez lo hizo. Muchos de ellos lograron escapar de las minas y finalmente se establecieron como pueblo libre en otras partes de la Tierra, viviendo sus vidas como se representa en muchos textos antiguos - "como bestias salvajes".

Después de que ciclo de 3.600 años se terminó una vez más, los líderes de los Anunnaki volvieron a la Tierra y fue muy desagradable cuando vieron que la situación estaba fuera de control. Ellos condenaron a los Anunnaki a trabajar en las minas una vez más.

Durante su breve estancia en el planeta Tierra, el Maestro llevó a cabo más experimentos con el fin de crear una raza más sofisticada de trabajadores. Hicieron el Homo Habilis y el Homo Erectus hasta que finalmente desarrollaron una raza capaz de pensar, hablar y reproducirse por sí mismos, y así ellos crearon al hombre también conocido como Homo Sapiens.

Si desea oír el final de su historia, aquí está el enlace a la mini serie. Se trata de una inundación y la guerra nuclear.

http://conspiraciones1040.blogspot.com/2016/10/ve-la-historia-completa-de-los-anunnaki-en-esta-impresionante-miniserie-de-dibujos-animados-.html

sábado, 18 de marzo de 2017

Las tres guerras mundiales explicadas por un masón grado 33 en el año: ¡¡¡1.871!!!

Las tres guerras mundiales explicadas por un masón grado 33 en el año: ¡¡¡1.871!!!


Las sociedades secretas estan infiltradas en todas las instituciones, empresas, religiones del mundo. Para ser un buen banquero se tiene que pertencer a estas, al igual que todos los grados directivos del planeta, principalemnte multinacionales y altos niveles de estado. Dichas sociedades se han formado en Inglaterra curiosamente el imperio del milenio pasado y del que esta vigente. Inglaterra en el siglo XVI adopto el modelo del imperio romano para dominar el mundo. Recordemos que durante la conquista de america fueron piratas, y de esos piratas surgio la compañia de las indias orientales que obligo a China a consumir el opio por 75 años, para equilibrar su balanza comercial y durante las guerras del siglo XX busco involcucrar a mas paises para repartir el botin de los paises atacados. Luego controlar endeudando y desastabilizando gobiernos y colocando sus fichas. Pero desde hace mas de 100 años se viene librando una guerra frontal tipo espionaje entre la iglesia catolica y las sociedades secretas al servicio del imperio britanico, a partir de sus nuevos planes de orden mundial, como podemos observar en esta carta.

Reveladora carta de Albert Pike (mason grado 33) escrita en 1871.

Este es mensaje que recibió Albert Pike de su “espíritu guía” se lo comunicó por carta el 15 de agosto de 1871 a Giuseppe Mazzini. Durante un breve periodo, esta carta se exhibió en la Biblioteca del British Museum de Londres, y William Guy Carr, antiguo Oficial de Inteligencia de la Royal Canadian Navy, la copió.

“La primera Guerra Mundial debe producirse para permitir a los Illuminati derrocar el poder de los Zares de Rusia y hacer de ese país una fortaleza de ateísmo Comunista. Las divergencias causadas por los agentes de los Illuminati entre los Imperios Británico y Alemán se usarán para fomentar esta guerra. Al final de la guerra, el Comunismo se erigirá y usará para destruir a otros gobiernos y para debilitar a las religiones.”


“La Segunda Guerra Mundial debe fomentarse aprovechándose de las diferencias entre los Fascistas y los Sionistas políticos. Esta guerra debe fomentarse para que el Nazismo sea destruido y el Sionismo político sea suficientemente fuerte para crear un estado soberano de Israel en Palestina. Durante la Segunda Guerra Mundial, el Comunismo Internacional debe hacerse suficientemente fuerte para contrarrestar a la Cristiandad, que entonces será constreñida y controlada hasta el tiempo que la necesitemos para el cataclismo social final.”


“La Tercera Guerra Mundial se fomentará aprovechando las diferencias causadas por los agentes de los Illiminati entre los Sionistas políticos y los líderes del Mundo Islámico. La guerra debe conducirse de un modo que el Islam (el mundo Arábico Musulmán) y el Sionismo político (el estado de Israel) se destruyan mutuamente. Mientras tanto, las otras naciones, una vez más divididas sobre este asunto se verán obligadas a luchar hasta el punto de la completa extenuación física, moral, espiritual y económica…Desataremos a los Nihilistas y a los ateístas, y provocaremos un cataclismo social formidable que en todo su horror mostrará claramente a las naciones el efecto del ateísmo absoluto, origen de la crueldad y de los disturbios más sangrientos. Entonces, en todas partes, los ciudadanos, obligados a defenderse contra la minoría mundial de revolucionarios, exterminarán a esos destructores de la civilización, y la multitud, desilusionada con la Cristiandad, cuyos espíritus teísticos estarán desde ese momento sin brújula ni dirección, ansiosos por un ideal, pero sin saber donde dirigir su adoración, recibirán la verdadera luz a través de la manifestación universal de la doctrina pura de Lucifer, sacada finalmente a la vista pública. Esta manifestación resultará a partir del movimiento reaccionario general que seguirá a la destrucción de la Cristiandad y el ateísmo, ambos conquistados y exterminados al mismo tiempo.”


Esta carta reposa en el museo de londres.


https://falsasbanderas.wordpress.com/2011/05/16/las-tres-guerras-mundiales-explicadas-pro-un-mason-grado-33-en-el-ano-%C2%A1%C2%A1%C2%A11-871/

viernes, 17 de marzo de 2017

El Consciente Colectivo de los Iniciados

El Consciente Colectivo de los Iniciados 
Alcoseri

A lo largo de las páginas de las historias y liturgias masónicas circula un extraño personaje de un tipo muy diferente a los descritos a los dioses y semidioses de las mitologías grecolatinas, y a los santos nombrados en las religiones, o a los mensajeros sagrados que aparecen de cuando en cuando en la Tierra como fundadores de las grandes corrientes religiosas. Este personaje es citado y vuelto a citar en prácticamente todos los libros masónicos que han aparecido.

Se dice de él que fue “Muy Sabio” y que tuvo el privilegio ser el depositario de un secreto milenario, y que fue asesinado tratando de serle arrebatado ese extraño y poderoso secreto. En una parte recibe el título de ser el “Eterno Gran Maestre de la Orden de Francmasones” y que en cada exaltación al Sublime Grado de Maestro Masón él vuelve a la Vida espiritualmente encarnándose en cada nuevo Maestro Masón Regular. 

Se trata del Héroe Solar, y a la vez un hombre diestro en las habilidades propias de la Carpintería, la Herrería y la Albañilería, él es bien conocido por todos aquellos inmersos en la Búsqueda de la Palabra Perdida. Y todas las escuelas esotéricas lo tienen en alta estima, como el hombre justo y religioso, el enigmático “Hiram Abiff” Maestro de Obras encargado de la Construcción del Primer Templo dedicado a Jehová en Jerusalén en tiempos del también enigmático Rey Salomón. 

Numerosas culturas poseen sus Héroes Solares similares a Hiram Abiff, seres despojadores de las vanidades profanas, capaces de enfrentar cualquier situación y morir tal como lo hizo Hiram antes de revelar el Secreto Masónico. Entre ellos se destacan Quetzalcóatl héroe del mito Azteca, el Cristo del Mito Solar nacido a partir de la Cábala y el mismo Mahdi del mito esotérico Islámico. 

Sus características coinciden, son iluminadores, astutos como serpientes, dominando al mal a partir del bien- una vez aparentemente vencidos y asesinados vuelven de nuevo, porque sus enseñanzas son inmortales. Sin embargo ellos no dan muestra de ninguna maldad, grosería o gusto por el Poder. La columna vertebral de su sabiduría es su conocimiento de las debilidades humanas y el simple sentido común. Hiram Abiff es, en efecto, es el colectivo de muchos Grandes Iniciados del pasado, del presente y del porvenir, representados en un individuo portentoso, a quien podríamos llamar el artífice secreto de la Creación de Naciones tales como la Nación Norteamericana y la integración de las Naciones en un Orden, de la Creación de las Ciencias, y de tantos otros grandes hombres, algunos creadores de Religiones, y otros reformadores religiosos . El Maestre Hiram es el individuo Solar, el Dios-Hombre Gnóstico. Hiram es el “Alma Colectiva” de los Iniciados en los Augustos Misterios del Ocultismo Sacro, es la Serpiente Antigua, el Dragón Rojo, Despojador de las ilusiones del Mundo Profano, educador de los misterios esotéricos, a quien Gurdjieff identificaba con “Ashiata Shemash ”. Los métodos eclécticos de la Francmasonería cubren un amplísimo rango de formas y de prácticas desde el comienzo desconcertaron no sólo al público profano en general, cuando se enteraron de ellos, sino también a todos aquellos que se inician en los misterios masónicos. 

Muchas veces aún y con años de pertenecer a la Orden Masónica, no deja de sorprendernos y de fascinarnos. Y es que la Masonería no muestra sus secretos a la primera vista, sino que es a través de años de experiencias y de meditaciones que se nos muestra al Fin el Secreto Masónico. Parece muy evidente que la Masonería no desea presentarse tal cual al mundo profano, pero su presencia silenciosa y sigilosa en la escena mundial equivale a una Poderosa Transformación Social sin precedentes. Y es que la Masonería no podía ser nada más como muchos creen un Club Social de Snobs, que otorga grados de oropel para ostentarlos en la oficina de un Magnate o Político. 

La Masonería considera como su tarea principal el asistir a los buscadores en su camino hacia lo Superior. Lo que la Masonería sabe, es que es imposible comunicar sus Secretos directamente al Mundo. La comprensión debe nacer en la Interioridad de los Círculos más internos de la Masonería, y luego comunicarla fielmente y poco a poco al resto de la Masonería y luego al mundo.


jueves, 16 de marzo de 2017

Los Antiguos Arquitectos Dionisiacos.

Kadyr.

Las más famosas de las fraternidades antiguas de artesanos eran el de los Arquitectos Dionisiacos. Esta organización fue formada exclusivamente de iniciados del culto Baco-Dionisos y fue de modo raro bendito a la ciencia de edificio y el arte de decoración. Aclamado como siendo los guardianes de un conocimiento secreto y sagrado de arquitectura, sus miembros fueron confiados con el diseño y la erección de edificios públicos y monumentos. La excelencia superlativa de su obra elevó a los miembros del gremio a una posición de la dignidad superior; ellos fueron considerados como los artesanos de maestro de la tierra. 

A causa de los primeros bailes sostenidos en honor a Dionisos, él fue considerado al fundador y el patrón del teatro, y el Dionisíaco se especializó en la construcción de edificios adaptados para la presentación de interpretaciones dramáticas. En la orquesta circular o semicircular ellos invariablemente erigieron un altar a Æschylus, el poeta griego famoso, que pareciendo en una de sus propias obras él fue sospechado por una muchedumbre de espectadores enojados de revelar uno de los secretos profundos de los Misterios y fue obligado a buscar el refugio en el altar de Dionisos. 

Tan con cuidado hizo los Arquitectos Dionisiacos salvaguardan los secretos de su arte que los archivos sólo fragmentarios existen de sus enseñanzas esotéricas. John A. Weisse así resume los datos pobres disponibles acerca de la orden: "Ellos hicieron su aspecto seguramente no más tarde de 1000 a. de J.C., y parecer haber disfrutado de privilegios particulares e inmunidades. Ellos también poseyeron medios secretos del reconocimiento, y estuvieron ligados juntos por lazos especiales sólo conocidos a ellos. 

Los más ricos de esta fraternidad estuvieron obligados a asegurar a sus hermanos más pobres. Ellos fueron divididos en comunidades, gobernadas por un Maestro y Guardianes, y llamaron gunoikiai (casas relacionadas). Ellos sostuvieron un magnífico festival anualmente, y fueron sostenidos en la alta estima. Sus ceremoniales fueron considerados como sagrados. Ha sido reclamado que Salomon, en el caso de Hiram, el Rey de Tiro, los empleó en su templo y palacios. Ellos también fueron empleados en la construcción del Templo de Diana en Ephesus. Ellos tenían medios de la comunicación por todas partes de entonces mundo conocido, y de ellos, indudablemente, accionó los gremios de los Masones de paso conocidos en la Edad Media." 

La fraternidad de los Arquitectos Dionisiacos se extendió en todas partes de todo de Asia Menor, hasta alcanzanron Egipto e India. Ellos se establecieron en casi todos los países que lindan con el Mediterráneo, y con la subida del Imperio romano encontró su camino en Europa Central y hasta en Inglaterra. Los edificios más majestuosos y duraderos en Constantinopla, Rhodas, Atenas, y Roma fueron erigidos por estos artesanos inspirados. Uno de los más ilustres de su número era Vitruvius, el gran arquitecto, renombrado como el autor de De Architectura Libri Decem. En varias secciones de su libro Vitruvius da varias indirectas en cuanto a la filosofía que es la base del concepto Dionisiaco del principio de la simetría aplicada a la ciencia de la arquitectura, como sacado de una consideración de las proporciones establecidas en la Naturaleza entre las partes y miembros del cuerpo humano. 

El extracto siguiente de Vitruvius en el sujeto de simetría es representativo: "El diseño de un templo depende de la simetría, los principios de que deben ser el más con cuidado observados por el arquitecto. Ellos son debido a la proporción, en nalogia. La proporción es una correspondencia entre las medidas de los miembros de un trabajo entero, y del todo a una cierta parte seleccionada como el estándar. De este resultado los principios de simetría. Sin simetría y proporción allí no puede ser ningunos principios en el diseño de cualquier templo; es decir si no hay ninguna relación precisa entre sus miembros, como en caso de aquellos de un hombre bien formado. Ya que el cuerpo humano es tan diseñado en la naturaleza que la cara, de la barbilla a la cumbre de la frente y las raíces más bajas del pelo, es una décima parte de la altura entera; la mano abierta de la muñeca a la punta del dedo medio es exactamente igual; la cabeza de la barbilla a la corona es un octavo, y con el cuello y el hombro de la cumbre del pecho a las raíces más bajas del pelo es un sexto; a partir del medio del pecho a la cumbre de la corona es un cuarto. 

Si tomamos la altura de la cara sí mismo, la distancia del fondo de la barbilla al bajo el lado de las fosas nasales [y de aquel punto] a una línea entre las cejas es el mismo; desde allí a las raíces más bajas del pelo es también un tercero, comprendiendo la frente. La longitud del pie es una sexta de la altura del cuerpo; del antebrazo, un cuarto; y la anchura del pecho es también un cuarto. Los otros miembros, también, tienen sus propias proporciones simétricas, y era empleándolos que los pintores famosos y los escultores de la antigüedad llegaron al renombre gran e interminable. " Los edificios levantados por los Constructores Dionisiacos eran en efecto "sermones en la piedra." Aunque incapaz para entender totalmente los principios cósmicos así encarnados en estas obras maestras de ingenio humano e industria, hasta los no iniciados fueron invariablemente abrumados por el sentido de majestad y simetría que resulta de la coordinación perfecta de pilares, envergaduras, arcos, y cúpulas. Por variaciones en los detalles de tamaño, material, tipo, arreglo, ornamentación, y color, estos constructores inspirados lo creyeron posible de provocar en la naturaleza del espectador ciertas reacciones mentales o emocionales distintas. Vitruvius, por ejemplo, describe la disposición de floreros de bronce sobre un cuarto para producir ciertos cambios definidos del tono y la calidad de la voz humana. 

En la manera parecida, cada cámara en los Misterios por los cuales el candidato pasó tenía su propia acústica peculiar. Así en una cámara la voz del sacerdote fue amplificada hasta que sus palabras hicieran que el mismo cuarto vibrara, mientras en el otro la voz fue disminuida y se ablandó a tal grado que esto sonó al tintineo distante de campanas de plata. Otra vez, en algunos pasajes subterráneos el candidato fue por lo visto privado del poder de discurso, ya que aunque él gritara a voz en grito no hasta un susurro era audible a sus oídos. 

Después de progresar unos pies, sin embargo, él descubriría que su suspiro más suave sería repetido de nuevo cien veces. La ambición suprema de los Arquitectos Dionisiacos era la construcción de edificios que crearían impresiones distintas consecuentes con el objetivo para el cual la estructura sí mismo fue diseñada. En común con los Pitagóricos, ellos creyeron que ello posible por combinaciones de líneas rectas y curvas inducía cualquier actitud mental deseada o emoción. Ellos trabajaron, por lo tanto, al final de producir un edificio absolutamente armonioso con la estructura del universo sí mismo. Ellos pueden haber creído hasta que un edificio tan construyó porque esto no estaba en ningún respeto en el desacuerdo con ninguna realidad existente no sería sujeto a la disolución, pero duraría en todas partes de la envergadura del tiempo mortal. Como una deducción lógica de su tendencia filosófica del pensamiento, tal edificio - en compenetración con el Cosmos - también se habría hecho un oráculo. Los ciertos trabajos tempranos en la filosofía mágica hacen alusión que el Arca de la Alianza era profética en el carácter debido a cámaras especialmente listas en su interior. Éstos por su forma y arreglo estuvieron tan en sintonía con las vibraciones del mundo invisible que ellos agarraron y amplificaron las voces de los años impresos sobre y eternamente existente en la sustancia de la luz astral. No cualificado en estas sutilezas antiguas de su profesión, los arquitectos modernos a menudo crean absurdidades arquitectónicas que harían que sus creadores se sonrojaran por la vergüenza hizo ellos entienden su importación simbólica actual. Así, los emblemas fálicos son esparcidos en la profusión entre los adornos de bancos, edificios de oficina, y almacenes. 

Las iglesias cristianas también pueden ser superadas con Brahmán o cúpulas Mahometanas o ser diseñar en un estilo conveniente para una sinagoga judía o un templo griego al Plutón. Estas incongruencias pueden ser consideradas triviales en la importancia por el diseñador moderno, pero al psicólogo entrenado el objetivo para el cual un edificio fue erigido es frustrado en la medida grande por la presencia de tal discordases arquitectónico. Vitruvius así define el principio de propiedad como concebido y aplicado por los Dionisiacos: "La propiedad es que: la perfección del estilo que viene cuando un trabajo es autoritativamente construido en principios aprobados. Esto proviene de la prescripción (griego qematiom), del uso, o de la naturaleza. De prescripción, en caso de hypæthral edificios de, abiertos al cielo, en honor a Relámpago de Júpiter, el Cielo, el Sol, o la Luna: ya que éstos son dioses cuyo apariencia y manifestaciones contemplamos antes de nuestros mismos ojos en el cielo cuando es despejado y brillante. Los templos de Minerva, Marte, y Hércules serán Dóricos, ya que la fuerza varonil de estos dioses hace la delicadeza completamente inadecuada a sus casas. En templos a Venus, Flora, Proserpina, Agua de manantial, y las Ninfas, la orden Corintia será encontrada para tener el significado peculiar, porque éstos son divinidades delicadas y tan sus contornos bastante delgados, sus flores, hojas, y volutas ornamental prestará la propiedad donde es debido. La construcción de templos de la orden Iónica a Juno, Diana, Padre Baco, y otros dioses de aquella clase, será de acuerdo con la posición media que ellos sostienen; ya que el edificio de tal será una combinación apropiada de la severidad del Dórico y la delicadeza del Corintio." 

En la descripción de las sociedades de artesanos Ionianos, Joseph Da Costa declara que los ritos Dionisiacos han sido fundados sobre la ciencia de astronomía, que por iniciado de esta orden fue correlacionada al arte del constructor. En varios documentos que tratan con el origen de arquitectura son encontrados indirectas en el sentido de que los grandes edificios erigidos por estos artesanos iniciados estaban basados sobre modelos geométricos sacados de las constelaciones. Así, un templo podría ser planeado según la constelación de Pegasus o un tribunal de juicio modelado después de la constelación de las Balanzas. 

El Dionisiaco desarrolló un código peculiar por el cual ellos eran capaces de comunicar el uno con el otro en la oscuridad y tanto los símbolos como la terminología de su gremio fueron sacados, por lo general, de los elementos de arquitectura. Mientras estigmatizado como paganos por razones de sus principios filosóficos, es significativo que estos artesanos Dionisiacos casi fueron universalmente empleados en la erección de abadías cristianas tempranas y catedrales, cuyas piedras hasta a este mismo oso de día que distingue señales y símbolos cortan en sus superficies por estos constructores ilustres. Entre la talla ornamentada sobre los frentes de grandes iglesias del Viejo Mundo son con frecuencia encontrados representaciones de brújulas, cuadrados, reglas, mazos, y racimos de los instrumentos de los constructores hábilmente incorporados en decoraciones de pintura mural y hasta colocó en las manos de las efigies de santos y profetas que están de pie en lugares exaltados. Un gran misterio estuvo contenido en las puertas antiguas de la Catedral de la Notre Dame que fueron destruidas durante la Revolución francesa, ya que entre su talla eran numeroso Rosacruces y emblemas Masónicos; y según los archivos conservados por alquimistas que estudiaron sus bajorrelieves, los procesos secretos para la transmutación metálica fueron puestos adelante en su grotesco las figuras aún más significativas. El suelo de tablero de damas sobre cuales soportes de Logía Francmasónicas modernas es el viejo bordo de trazado de los Arquitectos Dionisiacos, y mientras la organización moderna es ya no limitada con los gremios de los trabajadores ello todavía conserva en sus símbolos las doctrinas metafísicas de la sociedad antigua de la cual esto es probablemente la consecuencia. 

El investigador del origen del simbolismo Francmasónico que desea remontar el desarrollo de la orden por los años encontrará una sugerencia práctica en la declaración siguiente de Charles W. Heckethorn: "Pero la consideración que la Francmasonería es un árbol las raíces de que la extensión por tanto mancha, resulta que remonta de eso debe ser encontrada en su fruta; aquella su lengua y ritual deberían retener la mayor parte de varias sectas e instituciones por las que esto ha pasado antes de llegar a su estado presente, y en la Masonería nos encontramos con indio, egipcio, judío, e ideas cristianas, términos de allí la ambición suprema de su arte y símbolos." Roman Collegia de arquitectos expertos era por lo visto una subdivisión del mayor cuerpo Ionian, sus principios y organización que es prácticamente idéntico con la institución Ioniana más vieja. Ha sido sospechado que el Dionisiaco también profundamente influyó en la cultura primitiba Islámica, ya que la parte de su simbolismo encontró su camino en los Misterios de los derviches. En un tiempo el Dionisiaco refirió a ellos como los Hijos de Salomon, y uno de los más importantes de sus símbolos era el Sello de Salomon - dos triángulos entrelazados. Este adorno es con frecuencia visto en partes visibles de mezquitas Mahometanas. 

Se cree que los Caballeros Templarios - quiénes fueron sospechosos de algo y todo - se han puesto en contacto con estos artesanos Dionisiacos y han introducido muchos de sus símbolos y doctrinas en mediæval Europe. Pero la Francmasonería sobre todo debe al culto Dionisiaco la gran masa de sus símbolos y rituales que están relacionados con la ciencia de arquitectura. De estos artesanos antiguos e ilustres esto también recibió la herencia del Templo inacabado de la Civilización - que la estructura enorme, invisible sobre la cual estos constructores iniciados han trabajado continuamente desde el inicio de su fraternidad. Este edificio fuerte, que se ha caído y sido reconstruido una y otra vez, pero cuyas fundaciones permanecen no movidas, es la Casa Eterna verdadera de la cual el templo en la cumbre de Monte Moriah era sólo un símbolo impermanente. Aparte del aspecto vigente de su orden, los Arquitectos Dionisiacos tenían un código filosófico especulativo. La sociedad humana que ellos consideraron como un sillar áspero y las decoraciones, pero últimamente esculpieron de la cantera de la Naturaleza elemental. Este bloque ordinario era el objeto verdadero sobre el cual estos artesanos expertos trabajaron - pulimento de ello, cuadratura ello, y con la ayuda de la talla fina que lo transforma en un milagro de belleza. 

Mientras los místicos liberaron sus almas de la esclavitud de materia por la meditación y los filósofos encontraron su alegría perspicaz en las profundidades de pensamiento, estos trabajadores de maestro consiguieron la liberación de la Rueda de Vida y Muerte aprendiendo a balancear sus martillos con el mismo ritmo que mueve las fuerzas que se arremolinan del Cosmos. Ellos veneraron la Deidad so pretexto de un Gran Artesano de Maestro y Arquitecto que excavaba alguna vez sillares ásperos de los campos de espacio y arreglando ellos en universos. El Dionisiaco afirmó constructivo para ser la expresión suprema del alma, y armonización ellos mismos con los procesos naturales constructivos alguna vez visibles que continúan alrededor de ellos, la inmortalidad creída podría ser conseguida por así haciéndose una parte de las agencias creativas de la Naturaleza.