AMIGOS DEL BLOG

viernes, 17 de marzo de 2017

El Consciente Colectivo de los Iniciados

El Consciente Colectivo de los Iniciados 
Alcoseri

A lo largo de las páginas de las historias y liturgias masónicas circula un extraño personaje de un tipo muy diferente a los descritos a los dioses y semidioses de las mitologías grecolatinas, y a los santos nombrados en las religiones, o a los mensajeros sagrados que aparecen de cuando en cuando en la Tierra como fundadores de las grandes corrientes religiosas. Este personaje es citado y vuelto a citar en prácticamente todos los libros masónicos que han aparecido.

Se dice de él que fue “Muy Sabio” y que tuvo el privilegio ser el depositario de un secreto milenario, y que fue asesinado tratando de serle arrebatado ese extraño y poderoso secreto. En una parte recibe el título de ser el “Eterno Gran Maestre de la Orden de Francmasones” y que en cada exaltación al Sublime Grado de Maestro Masón él vuelve a la Vida espiritualmente encarnándose en cada nuevo Maestro Masón Regular. 

Se trata del Héroe Solar, y a la vez un hombre diestro en las habilidades propias de la Carpintería, la Herrería y la Albañilería, él es bien conocido por todos aquellos inmersos en la Búsqueda de la Palabra Perdida. Y todas las escuelas esotéricas lo tienen en alta estima, como el hombre justo y religioso, el enigmático “Hiram Abiff” Maestro de Obras encargado de la Construcción del Primer Templo dedicado a Jehová en Jerusalén en tiempos del también enigmático Rey Salomón. 

Numerosas culturas poseen sus Héroes Solares similares a Hiram Abiff, seres despojadores de las vanidades profanas, capaces de enfrentar cualquier situación y morir tal como lo hizo Hiram antes de revelar el Secreto Masónico. Entre ellos se destacan Quetzalcóatl héroe del mito Azteca, el Cristo del Mito Solar nacido a partir de la Cábala y el mismo Mahdi del mito esotérico Islámico. 

Sus características coinciden, son iluminadores, astutos como serpientes, dominando al mal a partir del bien- una vez aparentemente vencidos y asesinados vuelven de nuevo, porque sus enseñanzas son inmortales. Sin embargo ellos no dan muestra de ninguna maldad, grosería o gusto por el Poder. La columna vertebral de su sabiduría es su conocimiento de las debilidades humanas y el simple sentido común. Hiram Abiff es, en efecto, es el colectivo de muchos Grandes Iniciados del pasado, del presente y del porvenir, representados en un individuo portentoso, a quien podríamos llamar el artífice secreto de la Creación de Naciones tales como la Nación Norteamericana y la integración de las Naciones en un Orden, de la Creación de las Ciencias, y de tantos otros grandes hombres, algunos creadores de Religiones, y otros reformadores religiosos . El Maestre Hiram es el individuo Solar, el Dios-Hombre Gnóstico. Hiram es el “Alma Colectiva” de los Iniciados en los Augustos Misterios del Ocultismo Sacro, es la Serpiente Antigua, el Dragón Rojo, Despojador de las ilusiones del Mundo Profano, educador de los misterios esotéricos, a quien Gurdjieff identificaba con “Ashiata Shemash ”. Los métodos eclécticos de la Francmasonería cubren un amplísimo rango de formas y de prácticas desde el comienzo desconcertaron no sólo al público profano en general, cuando se enteraron de ellos, sino también a todos aquellos que se inician en los misterios masónicos. 

Muchas veces aún y con años de pertenecer a la Orden Masónica, no deja de sorprendernos y de fascinarnos. Y es que la Masonería no muestra sus secretos a la primera vista, sino que es a través de años de experiencias y de meditaciones que se nos muestra al Fin el Secreto Masónico. Parece muy evidente que la Masonería no desea presentarse tal cual al mundo profano, pero su presencia silenciosa y sigilosa en la escena mundial equivale a una Poderosa Transformación Social sin precedentes. Y es que la Masonería no podía ser nada más como muchos creen un Club Social de Snobs, que otorga grados de oropel para ostentarlos en la oficina de un Magnate o Político. 

La Masonería considera como su tarea principal el asistir a los buscadores en su camino hacia lo Superior. Lo que la Masonería sabe, es que es imposible comunicar sus Secretos directamente al Mundo. La comprensión debe nacer en la Interioridad de los Círculos más internos de la Masonería, y luego comunicarla fielmente y poco a poco al resto de la Masonería y luego al mundo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada