AMIGOS DEL BLOG

lunes, 21 de agosto de 2017

La Formación Masónica

La Formación Masónica

Algunas Hermanas y Hermanos sostienen que la formación masónica debe seguir pautas similares a las de una formación académica, incluso conozco varios intentos de conformar una metodología en la que hasta se incluía una especie de “asignaturas troncales”, complementadas con algunas otras alternativas

El simbolismo, la información básica necesaria, de cualquiera de los tres grados de una Logia azul se encuentra encerrado dentro de los correspondientes cuadros de logia y los correspondientes rituales, no quedando por tanto más que reflexionar sobre sus contenidos para comprender y trasladar a nuestra vida, a la de cada una y uno de manera concreta, aquello que encierran sus símbolos.

Es conveniente tener muy presente, y repetírselo hasta la saciedad a todos los miembros de una Logia, que no existe una interpretación única e inapelable de los elementos simbólicos, que el símbolo es simplemente una herramienta que está a nuestra disposición para ayudarnos en nuestro trabajo de construcción de ese ser humano nuevo y mejor al que aspiramos al entrar en masonería con el fin de contribuir al Progreso de la Humanidad.

Las querencias personales o las aficiones de quien se encarga de la formación deben, obviamente, quedar al margen de lo que se transmite y que se aleje del simbolismo de cada Grado, será la única manera de que no se vayan introduciendo elementos ajenos y que con el paso del tiempo, no demasiado en verdad, terminan por convertirse en “verdades inmutables” o en “tradiciones” incuestionables y dignas de ser mantenidas por más irracionales que resulten.

Es conveniente también que, sobre todo, quien ocupe la plaza de Segundo Vigilante tenga bien presentes las palabras del Hermano Frankeski en su libro “El Arte de Trabajar en Logia” y que dice sobre la formación de los Aprendices:”…El segundo vigilante es un poco como el jardinero que no tiene un plan preestablecido para cultivar sus flores y que no ignora la importancia de la atención que debe darse a todos los jóvenes brotes (neófitos).

Sabe observar la naturaleza de la planta que le ha sido confiada y descubrir las enseñanzas que mejor vendrán a su desarrollo que es también el de toda la logia: su florecimiento.

Algunos necesitarán mucha luz(ces), y de un buen tutor, otros lo mínimo para desarrollarse solos.

Algunos son frágiles y otros están dotados de defensas naturales, algunos magníficos a los que no deberá privilegiar y otros pequeños y tímidos a los que deberá revalorizar.

Si es de los jardineros poetas, nuestro segundo vigilante se debe convertir en jardinero psicólogo …“

Hace alguna semanas publicábamos en este mismo blog un artículo bastante esclarecedor sobre algo que puede parecer banal pero que en el fondo no es más que la muestra de como los errores se transmiten de generación en generación por la simple razón de que, en algunos casos, los encargados de la formación repiten lo aprendido sin pararse a reflexionar si la instrucción que recibieron era correcta, sin contrastar la enseñanza recibida con lecturas o el intercambio de reflexiones con otras Hermanas y Hermanos en la Logia. En tales casos, y desgraciadamente, la interpretación del simbolismo se vuelve dogmática y por ello totalmente contraria a los principios que inspiran la masonería, formar personas capaces de pensar libremente alejadas de todo dogmatismo.

En fin, tampoco debemos olvidar que, en mi opinión, lo fundamental en todo el proceso de formación es transmitir la pasión por aquello en lo que trabajamos aunque bien es verdad que puede resultar complicado transmitir algo de lo que se carece

https://masoneriamixta.es/2017/07/la-formacion-masonica/

domingo, 20 de agosto de 2017

El Compromiso Y El Cumplimiento Del Deber

El Compromiso Y El Cumplimiento Del Deber
Menandro

“El principal deber del hombre cara a sí mismo es el de instruirse, y el principal deber del hombre frente a sus semejantes es de instruirles.”
Un Maestro Masón. 1876

El deber puede ser, y de hecho ha sido a lo largo de los siglos, interpretado desde muchos puntos de vista, tanto por la filosofía, como por la moral, o la religión…

La brillantez de todas las posiciones –y Escuelas de pensamiento- a que han dado lugar tales puntos de vista, desde Kant (la denominada razón práctica autónoma) a Hegel (a partir de lo que llamó la idea absoluta), o a los marxistas (para quienes el deber es algo puramente objetivo), me lleva a plantear este trabajo, humildemente, desde mi propio punto de vista, que nace y bebe de la relación entre los seres humanos, de la interrelación y su observación.

En una época como la que estamos viviendo, donde pareciera que la ciudadanía sólo tiene derechos, todos los derechos, pero nadie habla ni escribe (por lo menos para ser escuchado ni leído en masa), sobre deberes, he de decir que tal actitud la creo errónea porque tener derechos sin dar nada a cambio no se corresponde con un Universo cuyo equilibrio relacional parte de la causalidad, del quid pro quo, de dar y recibir, de izquierda y derecha, de luz y oscuridad, de la dualidad, y sólo lo más elevado, ese posible Principio De Todo, es UNO.

Creo firmemente que es deber de todos y cada uno de los ciudadanos sea cual sea su sexo, su religión, su origen o su status, hacer de su entorno un espacio igualitario en derechos y en deberes. Y para eso no hacen falta sesudos manuales ni hacen falta popes, o imanes, o rabinos u obispos que nos recuerden cómo se hace, porque el modo de hacerlo va incorporado de serie en nuestro Yo Interior. Lo único que hemos de hacer es acallar las voces externas y escuchar a La Voz Interna, la que bucea en busca de la piedra bruta, la que trabaja el acrónimo V.I.T.R.I.O.L. en cada momento de nuestra vida aunque nuestro consciente no lo reconozca.

Es curioso, por lo menos me lo parece, pero fijémonos en cuántos sabios han hablado y escrito acerca de que toda la sabiduría se halla dentro de nosotros, de que no hay que buscar fuera sino que basta con mirar hacia dentro para obtener las respuestas. Tales sabios han dicho y dicen la verdad aunque nos cueste toda la vida reconocerla o, por lo menos, reconocerla en entornos poco íntimos.

Los marxistas afirman algo que yo no puedo compartir plenamente: según ellos, la conciencia es un reflejo de la realidad objetiva, un producto del desarrollo social que no tiene cabida fuera de la relación social. Yo digo que sí la tiene. Es más: que la conciencia es anterior a lo social, algo así como el dilema entre el huevo y la gallina.

Sí, en cambio, entiendo que, siendo la conciencia el software que interpreta un complejo de vivencias emocionales basadas en la comprensión de que las personas tienen responsabilidad moral sobre su conducta para con los suyos y para con la sociedad, la sensación del deber cumplido habrá de venir de la estimación, o el juicio, o el balance, efectuados por esa misma persona acerca de sus actos y de su comportamiento.

Es curioso. Los marxistas dicen que la conciencia no es una cualidad innata sino que está determinada por la posición del hombre, de la persona diríamos hoy, en la sociedad, por sus condiciones de vida, por su educación. Y yo digo que es cierto, pero sólo en parte, porque opino que CADA QUIÉN SABE, Y SABE MUCHO MÁS DE LO QUE CREE QUE SABE, SÓLO QUE NO SE ESCUCHA.

La conciencia se halla estrechamente vinculada al deber. El deber cumplido produce la impresión de una conciencia limpia; la infracción del deber va acompañada de los remordimientos de conciencia. La conciencia, pues, como activa reacción del hombre en respuesta a las exigencias de la sociedad, constituye una poderosa fuerza interna para el perfeccionamiento moral del ser humano. Pero no sólo por lo que dicta la sociedad, sino también porque dentro de cada quién hay un código grabado a fuego.

Ese código, ese QUID, está siendo asfixiado por el PRO QUO de los derechos. Parece que a los mandamases económicos y sociales les importa grandemente expandir cuántos derechos tenemos y obviar cuántos y cuáles son nuestros deberes. Una sociedad como la nuestra, que vive en el ruido permanente, en el bombardeo sistemático de estímulos externos para que nos lleven a la sensación de carencia, al deseo, y en resumen al miedo existencial, es el caldo de cultivo perfecto para crear personas con una vivencia personal de conflicto que es la que interesa a quienes mandan. El miedo construye siervos mientras que la alegría edifica ciudadanía. Ya lo dijo Francisco de Quevedo: “la ignorancia y el miedo de los pobres comportan el bienestar y la holganza de los príncipes”.

Preguntemos por ahí cuántos de nosotros estamos alegres. Seguramente muy pocos.

Estamos preocupados, contentos a ratos, eufóricos otros, tristes, molestos, incómodos, cabreados…muchas expresiones para manifestar alguna forma de miedo. Y ésa es la cara de la moneda en la que Los Señores Del Dinero y De La Guerra nos quieren instalados: el miedo.

Las Logias, los Talleres donde trabajamos quienes militamos en la Francmasonería, son lugares justos y perfectos para decir lo que cada cual piensa que es nuestro inmediato deber como Hermandad, como Orden Francmasónica: en mi caso personal, hacer llegar a la gente (así, a la gente, entendida como masa; ¿por qué no?) que la libertad y la alegría están dentro de nosotros, que los estímulos externos nos instalan en el miedo porque los que mandan así lo han decidido.

Debemos mostrar al mundo qué es para nosotros V.I.T.R.I.O.L. Y mostrarlo, y entrenarlo. Y enseñarlo.

Se pueden hacer grandes planchas teóricas sobre el deber, sobre qué es, pero yo propongo, en mi absoluta pequeñez, que utilicemos nuestros medios (sean éstos pocos o muchos) para expandir a los cuatro vientos que todo lo que el hombre y la mujer necesitan está dentro, y que sólo hay que mirar ahí dentro con amor, reconocimiento y en silencio para que las respuestas afloren. Después, por supuesto, estará bien contrastar la información con quienes están cerca (incluso CIBERCERCANOS), pero antes tenemos que enseñar a la gente a parar y a mirar dentro. Ése es nuestro DEBER.

https://masoneriamixta.es/2017/07/compromiso-y-cumplimiento-del-deber/

sábado, 19 de agosto de 2017

Sobre La Equidad Y El Modo De Buscarla En Francmasonería.

Sobre La Equidad Y El Modo De Buscarla En Francmasonería.

Es sabido cómo los francmasones, en lo iniciático, avanzan respondiendo a una pregunta “¿Vas más allá?” “Probadme” se responde. Este sencillo dialogo representa todo el núcleo del peregrinaje masónico.

Así pues, considero que la Francmasonería también debe y puede ir más allá de una concepción de la justicia basada exclusivamente sobre normas. Puede buscar, entre los fríos artículos de sus reglamentos y constituciones, la equidad hacía el Oriente de la plenitud humana, allí donde sin duda se encuentra la Libertad y el Amor, es decir “…una humanidad organizada en sociedades libres y fraternas…” (Artículo Primero de la Constitución Internacionaldel El Derecho Humano)
La sabia aplicación de la justicia inspira el absoluto respeto por los derechos del Otro.

La Justicia y la Sabiduría deben ser pues los brazos de la Equidad, porque su práctica convivencial, dulce y pacífica, en la Masonería, nos conducirá siempre a esa felicidad compartida que en definitiva ha de ser la coexistencia enlogia.

Equidad es la virtud que permite participar a cada uno de lo que es debido

Pero ¿Tenemos en nuestra herencia ritual los instrumentos para lograr la Equidad? Sin duda, lo tenemos en su sentimiento fraterno hecho oficio.

El éxito del sentimiento de Fraternidad radica en la capacidad de crecimiento y a su vez en su capacidad de cohesión sólida, siendo esta precisamente otra de sus características del peregrinaje masónico, que permite a los hermanos y hermanas comprenderse mientras caminan juntos hacia Oriente.

Comprender, esa es la palabra.

Os invito a que observéis el Triangulo, a sus lados el Sol y la Luna. En logia la columna del Sol, está más iluminada. Por ello, en esta columna, acoge un Oficio esencial, el de tesorero. Este es el que vincula a cada uno con el grupo, porque eso, hermanos y hermanas, y no otra cosa representan las capitaciones. Algunos las confunden con un pago profano. El Tesorero es el notario de la real vinculación, del deseo de pertenencia, es por tanto testigo del compromiso personal….

Al otro lado está la Luna y su aparente oscuridad de lo subjetivo. En esa columna está el Hospitalario “aquel que indaga las razones del corazón” donde se velan u ocultan las posibles incomprensiones o quiebras de la Fraternidad. Este Oficio tiene el deber por tanto de impedir el ocaso del sentimiento de pertenencia. Su deber es así mismo cuidar la limpieza de las miradas personales…
La Equidad hace referencia a esa sabiduría más allá de normas.

La Equidad permite una discriminación positiva, adoptando las consecuencias de la Ley a las circunstancias y singularidad de los hermanos y hermanas.

La Equidad retorna la justicia a la Ley Natural, ella humaniza el derecho. Ella, en silencio, sin debate y sin conflicto, nos conduce a “ …indagar esas razones del corazón…”, al Ideal de Justicia, en logia, entre hermanos fraternalmenteunidos.

Es fundamental dotarse un sincero corazón fraterno que comprenda antes de juzgar. Ese es el secreto que muestra nuestro ritual “… se encendió un día en el corazón de la Humanidad desde la cuna…” Y nosotros, herederos de ese secreto, sabemos que no hay más que un solo Amor, y que por ello nos obligamos antes de nada a considerar la intención antes de la acción.

https://masoneriamixta.es/2017/07/la-equidad-modo-buscarla-francmasoneria/

viernes, 18 de agosto de 2017

¿Es La Masonería Una Ciencia?

¿Es La Masonería Una Ciencia?
Juan de Mairena (s)


¿Es la Masonería una ciencia?, ¿es científica?, y si no lo es… ¿debe repudiarse como pseudociencia?

La Masonería se propugna como un método para ayudar a las personas a perfeccionarse como seres humanos y, a la vez, contribuir al Progreso de la Humanidad.

El método que utiliza se basa en el simbolismo, es decir, en la interpretación subjetiva del valor moral o espiritual de un determinado símbolo y su aplicación a su mejora personal o de la sociedad, asimismo utiliza el ritual como una forma de impactar el “subconsciente” de sus miembros, y conseguir que, durante las tenidas, estén “libres de metales” o influencias irracionales y emocionales, y puedan desarrollar mejor su raciocinio y su libre pensamiento, un pensamiento no sujeto a dogmas.

Otro aspecto muy importante en la masonería es el aspecto iniciático. En cada grado se dan, mediante unos rituales, una serie de “herramientas simbólicas” para que las utilice, no se facilita la enseñanza, sino que, pedagógicamente, y no muy de acuerdo con las teoría actuales, se intenta que sea el propio iniciado el que demuestre su interés y su deseo de pertenecer a la Orden y de avanzar en su perfeccionamiento como un método de que desarrolle su esfuerzo, su constancia y su tesón.

Todas estas máximas, pruebas, herramientas, afirmaciones no están verificadas por el método científico,¿eso quiere decir que sean falsas, repudiables o inútiles?

La ciencia actual se basa en la utilización de una potente herramienta, el método científico. Este método tiene una serie de pasos que podemos resumirr diciendo que busca ratificar una posible explicación, a la que llamaremos hipótesis, a una pregunta o un fenómeno, mediante una serie de pasos seriados, verificables y replicables.

En las ciencias experimentales podemos verificar nuestra explicación o nuestra afirmación realizando una serie de experimentos en los que nuestra explicación debe replantearse como una serie de resultados esperados y contrastables. Si intervienen poblaciones deberíamos seleccionar una muestra suficiente de la misma y hacerlo de forma aleatoria.

Por poner ejemplos, la existencia de los átomos o los electrones no se ha verificado “observándolos”, sino que la teoría de su existencia sirve para explicar una serie de fenómenos observados y no explicados hasta el momento, sobre esta base teórica se realizan una serie de hipótesis o “predicciones” sobre la ocurrencia o no de determinados fenómenos que prueben la teoría, se realizan estos experimentos y si las previsiones son verificadas, podemos afirmar que el átomo o el electrón deben existir mientras no se encuentre otra teoría que expliquen los fenómenos observados.

En poblaciones, para poder afirmar o no que el sexo de las personas influye o no en la potencia de un medicamento, se aplica dicho tratamiento de forma correcta a una población suficiente, seleccionada aleatoriamente y se verifica si el efecto que se produce es o no distinto. Las complejidades estadísticas hacen que en muchos casos se utilice la no verificación de la “hipótesis nula” que quiere decir que lo que se hace es plantear una hipótesis “No hay diferencia” y si no se consigue demostrar, es decir, si no hay evidencia de esta ausencia de diferencia, se plantea que es muy probable que sí la haya.

Otro elemento fundamental en el método científico es la replicación, es decir, que el experimento se pueda repetir y verificar de nuevo, esto hace que sea de difícil aplicación a fenómenos históricos, políticos, sociológicos, e incluso psicológicos.

Esto plantea una serie de limites, por ahora, a las ciencias humanas. Principios éticos impedirían que a determinados sujetos o países se les pudiera aplicar determinados experimentos (además deberían ser seleccionados aleatoriamente) o dejar de aplicar determinados tratamientos para verificar su idoneidad.

En estas ciencias, además se necesita un grupo experimental y otro al que se llama “control” al que no se le aplica el tratamiento para poder afirmar que el efecto terapéutico no se debe a otras causas, entre ellas al efecto llamado placebo que supone que el creer firmemente una persona en que un determinado tratamiento tiene un efecto curativo, y se pueda producir ese efecto mediante “sugestión”, ni que decir tiene que es efecto placebo no se ha demostrado científicamente ni se han visto sus mecanismo, es solo una teoría explicativa no científica, es decir, no verificada por el método científico.

Muchas de las teorías que llamamos científicas comparten esta característica, son explicaciones hacia atrás, que intentan aclarar fenómenos pasados y que no se pueden experimentar, ni replicar.

Entre ellas la teoría de la evolución de Darwin, basada en las mutaciones y en la supervivencia del más fuerte, no tiene ninguna evidencia científica, lo cual no quiere decir, ni mucho menos, que sea falsa, simplemente no se ha podido demostrar, lo mismo sucede con la teoría de la relatividad, ambas explican una serie de fenómenos mediante una explicación “convincente” por los modelos culturales de la época.

Esto último es importante, y entra de lleno en la teoría (tampoco verificada científicamente) de los paradigmas de Kuhn, que dio a este concepto su significado actual, el conjunto de prácticas que definen una disciplina científica durante un período específico de tiempo, definiéndolo como aquel modelo que hace que, en una determinada época, los científicos seleccionen:
lo que se debe observar y escrutar y aquello que no.
el tipo de interrogantes que se supone hay que formular para hallar respuestas en relación al objetivo
cómo deben estructurarse estas interrogantes, y el tipo de hipótesis explicativa
cómo deben interpretarse los resultados de la investigación científica.

Por ejemplo, la teoría Darwinista de la evolución no es separable, según esta teoría de los paradigmas, de la noción capitalista e imperialista de la sociedad británica donde nació, ya que incide en la explicación genética de los mecanismos de aparición de diferencias, y no da ninguna importancia al ambiente, como hacía el lamarckismo, la otra teoría explicativa de la evolución, esto unido a la supervivencia del más fuerte, era muy compatible con la explicación clasista y racista de la sociedad británica de la época, que no responsabilizaban al ambiente, a la educación o las condiciones sociales de la pobreza de las clases bajas, sino a sus genes, y daba carácter “científico” a la explotación del débil o a su eliminación mediante el colonialismo y a técnicas eugenésicas.

La explicación de que por mutaciones al “azar” un insecto adopte la forma de la hoja donde vive y sobreviva porque así no es comido por sus enemigos no solo no está demostrada científicamente, sino que aplicando la teoría de Kuhn es pausible en una sociedad clasista y colonialista basada en la superioridad científica del hombre anglosajón, pero sería incomprensible y complicada en la sociedad católica españole del siglo XV, en la que parecería más simple, y por ello más científica, según la noción de la navaja de Ockham según el cual, «en igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la correcta», la explicación de que era así por que la Virgen había hecho un milagro.

Según la teoría de Kuhn un paradigma (por ejemplo la física tradicional o la explicación infecciosa de las enfermedades en la medicina) va explicando fenómenos hasta que empieza a fracasar en su aclaración de otros fenómenos que van surgiendo, cuando llega un momento en que se acumulan muchos fracasos explicativos, la teoría antigua se derrumba y surge una nueva teoría explicativa (la física cuántica o la explicación genética en la medicina). La ciencia no avanzaría de forma continua, sino a saltos y esos saltos y muchas explicaciones “geniales” se basarían en buscar hipótesis más allá de lo conocido hasta ahora, mediante intuiciones alejadas de las teorías científicas de la época

En la psicología clínica, para poder aplicar el método científico, se ha desarrollado mucho el método del caso, que aún presenta amplias dificultades metodológicas, entre ellas el subjetivismo o teoría placebo o teoría de la autoeficacia. En estos momentos no existe una clasificación de problemas suficientemente exacta para poder decir que a todos los individuos con el mismo problema, se aplica el mismo tratamiento, además es imposible que dos terapeutas apliquen los mismos métodos, e incluso un mismo terapeuta, en cada momento puede variar, el efecto que produce en cada sujeto es distinto…

Eso lleva a que muchos terapeutas apliquen el viejo principio clínico aún muy utilizado en medicina de que a cada individuo se le aplica lo que la ciencia y tu “propia experiencia” te hace saber que es adecuado, ya que cada persona es distinta.

En las ciencias sociológicas, organizativas, industriales, etc se ha intentado aplicar el método científico mediante metodologías como la investigación acción, de Kurt Lewin, o los círculos de calidad, basados en los círculos PDCA de Deming (planifica, actúa, verifica si se ha conseguido lo que querías y rectifica).

Como vemos el método científico, importantísimo y crucial, aún presenta algunas limitaciones que está consiguiendo disminuir.

Otros campos como la filosofía parecen desterrados por el método científico, pero muchos piensan que la ciencia describe cómo se producen los fenómenos, como se formó el universo, o como se forma un embrión, o los mecanismos de atracción y repulsión de partículas, pero no explican qué es el universo, o qué es la vida o qué es esta “sustancia” que la forma o porqué existe y cuales son sus límites y como puede tener esas leyes y propiedades tan extraordinarias.

Otras preguntas tienen que ver también con ese aspecto filosófico, es decir, si esas partículas organizadas de determinado modo en nuestro cerebro pueden tener creatividad, pensamiento, conciencia de si mismo… implica que esas propiedades están en esas partículas?

Hay personas que consideran que la ciencia y la creencia en dios son antagónicas y, desde luego, desde un punto de vista en el que dios es el ser externo que hace que se mueva el sol o que crezcan las plantas… la ciencia le quita protagonismo y existencia, pero desde otras concepciones, las explicaciones de la ciencia no hacen sino acrecentar las maravillas de las leyes que forman la arquitectura del universo en una concepción de dios como esencia última de las cosas (el espíritu del universo de ciertas concepciones islámicas o de algunas tribus).

La ciencia derriba mitos divinos como explicación de efector de las causas, al igual que las explicaciones dadas por algunos ateos referente al “azar” como hacedor último es derribada por la ciencia que cada vez elimina más elementos al azar, el último la teoría del caos que permite formular modelos matemáticos a fenómenos que antes solo se explicaban por el azar, el ateismo y el deísmo tiene el mismo componente científico.

Lo que está claro es que las cosas existen o no, antes e independientemente de que se haya o no dado una explicación científica al hecho. La gravedad, la electricidad, etc existían antes de tener una explicación y poder por tanto ser manejadas por nosotros.

Y así, ¿cual es la aplicación de la ciencia a la vida cotidiana?, pues depende, en muchos casos es crucial pero en otros…por ejemplo, saber que los objetos no son como los vemos, que todo está hecho de las mismas partículas, que la materia no existe… ¿tiene utilidad?

La música, el arte, las sensaciones de belleza, de éxtasis, ¿son útiles?, más allá de sus explicaciones científicas… ¿nos sirven?

Los consejos, la amistad, el amor, el humanismo, ¿son útiles?, ¿nos sirven para ser más felices y sentirnos más útiles?

Tal vez la masonerías sea más un arte, entendido como decía Erich Fromm: mezcla de vocación y hábil dedicación y entrenamiento, que una ciencia.

Lo importante es si nos es o no útil, si contribuye en nosotros a sentirnos mejores y más encajadas nuestras piezas dentro de nosotros mismos y nosotros y todos dentro del edificio social que queremos construir.

Desde un fanatismo cientificista (que no científico) la masonería, con sus métodos no experimentales ni sujetos al método científico, sus rituales, sus simbolismos y expresiones, debería ser borrada de la faz de la tierra, y es que todos los que se creen en posesión de la verdad, cual darwinianos, desprecian o (en el mejor de los casos) sienten compasión por sus congéneres extraviados y se afanan con todos los métodos (incluidos los violentos) por corregirlos

Tal vez por ello la masonería ha hecho tanto énfasis en el relativismo y la tolerancia y la ha hecho tan vilipendiada por los poseedores de la verdad sean estos la jerarquía católica, el fanatismo islamista, los estalinistas y los nazis.

Dudemos de nuestra propia duda y que esa duda no nos impida disfrutar de una buena música, una buena compañía, de un amanecer, un cuadro, del amor y de trabajar para nuestra mejora y el progreso de la Humanidad

He dicho

https://masoneriamixta.es/2013/01/es-la-masoneria-una-ciencia/

jueves, 17 de agosto de 2017

Libertad Vs. Seguridad

Libertad Vs. Seguridad


Nuestro tan manido trilema liberal, descansa sobre un triángulo equilátero en cuya base está la Fraternidad… Sobre ella se sustentan, al mismo tiempo que convergen sonbre el ángulo superior, la Libertad y La Igualdad. Esta colocación de los postulados del trilema liberal, no es baladí y nos enseña, que aún siendo igual de importantes. todos los conceptos, descansan simbólicamente sobre la Fraternidad universal, que no es otra cosa que el compromiso de los seres humanos con su destino colectivo, la asunción de sus grandezas y miserias colectivas y nuestra consciencia de ser la misma especie unida en un compromiso universal con el bien común.

Hablemos de la Libertad

Decía Montesquieu que se trataba del “un estado de bienestar derivado de la confianza en la propia seguridad”. Efectivamente. La libertad sin seguridad sólo puede existir en el plano subjetivo en nuestro recóndito interior, en nuestros sentimientos. Nadie puede acabar con la libertad de las personas si estas no lo consienten. Podrán acaso acabar con su vida, podrán ponerle en prisión, podrán vejarle, pero su libertad estará intacta mientras no se doblege su voluntad de permanecer libre. En cualquier caso será esta una libertad genuina y gratificante pero incompleta, sin posibilidades de expresión más allá del confín de la propia consciencia.

En el plano público, regulador de la colectividad, se necesita una elaboración más sofisticada para convertirla en una virtud pública y el sentimiento de seguridad debe de estar acompañado para ejercerse de manera plena, de sistemas democráticos de seguridad jurídica (Tribunales) y otro de seguridad pública (Cuerpos de Seguridad) que hagan cumplir las leyes. La Democracia y el Imperio de la Ley.


Hoy tenemos un claro conflicto entre Libertad y Seguridad. Invocando el sacrosanto nombre de la Seguridad (magnificada en formas tales como Seguridad Nacional) se quieren limitar nuestras libertades públicas. generando amenazas que podrían haber sido evitadas. Asistimos a la sumisión de los poderes del Estado a la presión de los grupos económicos y a las grandes acumulaciones financieras nacidos al amparo de una doctrina política perversa como el neoliberalismo extremo acompañado de una teoría económica no menos perversa para el ser humano como el monetarismo.

De la mano de esta agresión a la Libertad, las cámaras en lugares públicos y privados proliferan como hongos en otoño, los negocios de la seguridad se encuentran entre los más prósperos y el software asociado a reconocimientos faciales o seguimiento de personas, alcanza financiaciones fabulosas. Todo ello reforzando el control que sobre nosotros ejercen las grandes multinacionales de las telecomunicaciones que se hacen más potentes a cada “I Like” de nuestro ratón.

Pero la restricción efectiva de la Libertad no puede ser realizada de manera directa y descarada porque el ser humano es muy sensible a la ameza de la tiranía. Es por ello que deben de producirse una combinación de acciones y efectos que sirvan para restringirla con el consentimiento de los afectados.

Estamos inmersos de lleno en este proceso a través de diferentes estrategias, unas que utilizan el miedo para restringir nuestra libertad y otras llamadas de efecto placebo que nos inducen la idea de que mantenemos nuestras libertades intactas.

Un ejemplo claro de manipulación del miedo en esta estrategia diabólica es lo que nos ha venido ocurriendo con las amenazas financieras y las amenazas terrroristas y un buen ejemplo de los efectos placebo es transmitirnos a través de nuestra capacidad de compras masivas la sensación de que somos muy libres para elegir y comprar.

Cada vez que alguien invoca la sacrosanta seguridad hay que ponerse a temblar sobre sus verdaderas intenciones y observar atentamente como piensa restringir nuestra libertad. La Seguridad se ha convertido sobre todo en una excusa para esconder la verdad a los ciudadanos.

Pensar y Dudar son las actitudes superiores del ser humano. No confiar en lo evidente y preguntarse siempre por lo no explicado.

http://rlaltuna.com/es/blog/2016/02/08/libertad-versus-seguridad/

miércoles, 16 de agosto de 2017

Igualdad Vs. Igualitarismo

martes, 15 de agosto de 2017

Fraternidad Vs. Insolidaridad

Fraternidad Vs. Insolidaridad


La Fraternidad es esa actitud vital de compromiso entre los seres humanos para comprender y aceptar su destino común en el mundo, para compartir sus grandezas y mitigar sus miserias como especie, y para caminar unidos en la aventura de la vida siempre comprometidos con el principio del Bien Común.

La Fraternidad Universal que promovieron nuestros antepasados, además de asegurar el ejercicio de la Libertad e impulsar las actitudes de Igualdad en la sociedad, anunciaba una Fraternidad que iba más allá de la actitud personal. Querían también que los postulados personales, fuesen asumidos de manera colectiva y se alcanzase el consenso social necesario para la creación de los Estados del Bienestar, esos Estados socialmente avanzados, que principalmente en Europa hemos ido construyendo, para que aportando entre todos, proveamos las necesidades básicas de la sociedad en la que vivimos. Una Educación pública, laica, universal y gratuita. Un Sistema Estatal de Salud universal y gratuito. Un sistema de Seguridad Pública que permite el libre ejercicio de la libertad. Un sistema Público de Pensiones para poder sentir la seguridad del futuro cuando termina la vida laboral. Un sistema de Formación Contínua que fomente la empleabilidad. Un sistema público de empleo que permita a las personas reiniciar sus vidas cuando las empresas en las que trabajan pasen por dificultades. Un sistema asistencial, que prevenga la exclusión social e intente recuperar a las personas que han caído en ella.

Todas estas acciones que nuestros antecesores tuvieron claras, al amparo de un humanismo en el que las personas eran lo más importante y el centro de la vida económica, social y cultural, atraviesa por graves problemas. Recortes importantes de las prestaciones y servicios deficientemente desarrollados están en la base de los malos momentos de nuestros sistenas de Bienestar Social.

Las nuevas ideologías economicistas, no creen ni desean un ser humano con consciencia colectiva, formado y pensante. Quieren un ser humano hiperespecializado, individualista, consumidor e insolidario. Lo que ese fracaso del humanismo llamado Donald Trump llama un “ganador”… Como ya ocurre en los Estados Unidos los apóstoles de este nuevo orden no quieren un Estado de Bienestar, sino un sistema privado de servicios sólo accesibles a quien pueda pagarlos. Un tinglado para hacer de las necesidades básicas de los seres humanos un mero negocio.

Quienes así piensan y actuan, socavan los prioncipios de la Fraternidad para sustituirlos por un sistema de Caridad que pueda aliviar las consciencias de los ricos, poderosos y favorecidos del sistema que en su gran magnanimidad tienen a bien ocuparse de los pobres, entre el viaje a Tahití y la temporada de compras en Londres.


Debo detenerme en este punto para hablar de la Caridad que nos es muy querida. Además es insustituible, incluso en el sistema de Bienestar más sofisticado para llegar allí dónde este no llega… La Caridad, el amor y la conmiseración por los semejantes son actitudes básicas en el humanismo y por tanto las defendemos como importantes en las relaciones humanas, pero no pueden ni deben ser el único modo de atender las necesidades de los desfavorecidos.

Reforzar los Estados del Bienestar en lugar de vaciarlos de contenido es lo que debemos demandar como ciudadanos al tiempo que despreciamos por insolidarias aquellas opciones basadas en estos nuevos principios deshumanizadores de nuestras sociedades.

Acabamos aquí esta trilogía de artículos de la misma manera que comenzamos.

Nuestro trilema liberal, descansa sobre un triángulo equilátero en cuya base está la Fraternidad… Sobre ella se sustentan, al mismo tiempo que convergen sonbre el ángulo superior, la Libertad y La Igualdad. Esta colocación de los postulados del trilema liberal, no es baladí y nos enseña, que aún siendo igual de importantes. todos los conceptos, descansan simbólicamente sobre la Fraternidad universal.

http://rlaltuna.com/es/blog/2016/04/09/fraternidad-vs-insolidaridad/

lunes, 14 de agosto de 2017

LAS TRES LUCES

A.·.L.·.G.·.D.·.G.·.A.·.D.·.U.·.

LOGIA SIMBOLICA “NUEVO ORDEN Nº 41” ORIENTE MANTA
LAS TRES LUCES
Gonzalo de la Fuente
“La iluminación no consiste en ver formas luminosas y visiones, sino en hacer visible la oscuridad.
– C. Jung

INTRODUCCION

En todo relato heroico aparecen constantemente tres figuras principales en torno a las cuales gira la trama: El héroe, casi siempre un muchacho común que emprende el recorrido; el mago o maestro que le sirve de guía; y la princesa, que normalmente hay que rescatar o se presenta como recompensa a quien se haga digno de ella. Estos personajes que fácilmente se pueden reconocer en cuentos infantiles, fábulas, leyendas y en películas, se repiten como arquetipos que nos transmiten un significado profundo de las aptitudes que debe alcanzar, poseer y desarrollar quien se encuentran en el camino de la propia superación.

Nuestra Orden, como portadora de arquetipos, transmitidos por sus símbolos y rituales, también reproduce estas virtudes y las sitúa como pilares fundamentales en el levantamiento de su Templo, a saber, las Tres Luces, representadas en el Venerable Maestro, Primer Vigilante y Segundo Vigilante, portadores de las tres cualidades de los trabajos en logia: Sabiduría, Fuerza y Belleza.

DESARROLLO

Uno de los ritos más importantes y quizás el de mayor significado simbólico, lo constituye el “Encendido de las Luces” en la apertura de los trabajos. Habiendo consultado en varios textos, he confirmado que esta parte del ritual varía en las diferentes logias, siendo muy común que en el Ara se reúna el Venerable y los dos Vigilantes para encender las luces de la Fuerza y la Belleza, ya que la de la Sabiduría permanece siempre encendida. Con el fin de desarrollar el tema de una forma más práctica, me remitiré al ritual conforme lo realizamos en nuestros trabajos, ya que la manera en que se realiza creo no cambia ni disminuye el contenido simbólico del mismo.
Lo primero a observar es el significado natural y espontáneo que como profanos le damos a la luz. Naturalmente desde niños tememos a la oscuridad, es por eso que la luz representa protección y aporta tranquilidad; luego cuando se desarrolla el pensamiento, se relaciona con la inteligencia: “ser una lumbrera”, “tener lucidez”; ya en planos religiosos o místicos hablamos de “ser iluminados”, donde la luz se entiende como un atributo de la divinidad. También quienes estamos hoy aquí hemos llegado buscando la Luz, una luz que ilumine nuestras acciones, que aporte conocimiento y que armonice nuestra vida. Esa luz la recibimos por primera vez en nuestra iniciación y la reanimamos luego en la apertura de cada trabajo.

Lo segundo a tomar en cuenta es el carácter trino de la luz que recibimos, recordándonos la conocida Trinidad Católica (Padre-Hijo-Espíritu Santo), o las varias trinidades, no tan conocidas por nosotros, de las diferentes religiones (Brama-Vishnú-Shiva, Osiris-Isis-Horus, Urano-Cronos-Seuz), así como conocidos principios triples como la Sal-Azufre-Mercurio de los alquimistas o el cuerpo-alma-espíritu que constituye al ser humano.




Así como en la naturaleza la luz se refracta o separa en los tres colores primarios (amarillo, azul y rojo) cuya combinación compone toda la gama conocida de colores, la luz que da inicio a nuestros trabajos nos vuelve a evocar el carácter triple de todo proceso de creación y manifestación.

Veamos nuestro ritual… Al principio la luz que ilumina la Logia, como la que ilumina al mundo, procede del Oriente (Venerable Maestro) de donde se proyecta hasta Occidente (1er Vigilante) y luego al Mediodía (2do Vigilante), esta primera trinidad son las “Tres Luces”, necesarias para el trabajo del Taller. A estos oficiales se les denomina así queriendo mostrar que ellos, o mejor sus funciones, son los portadores del espíritu que ilumina la Logia. A este respecto, y según señala Guénon, en los antiguos rituales operativos se necesitaba la reunión o el concurso de tres maestros para que una Logia pudiera trabajar regularmente, representando cada uno de ellos un determinado arquetipo espiritual o nombre divino creador. Esa simbólica ha permanecido en la actual Masonería, y esos tres maestros no son otros que el Venerable y los dos Vigilantes. Luego vemos el encendido de las columnas en el Ara que representan los atributos de estas tres dignidades, respectivamente Sabiduría, Fuerza y Belleza, pilares que Guían, Sostienen y Decoran los trabajos del Templo, también conocidos como las “Tres Pequeñas Luces”.

Notemos en el encendido de las luces que a la primera manifestación de la luz, Sabiduría, sucede la Fuerza en el otro extremo como opuesto complementario, esta dualidad debe ser armonizada necesariamente por un tercer principio, mediador entre estos dos primeros que parecen antagónicos, es entonces que se enciende la Luz de la Belleza, en medio día. Esta primera trinidad da paso a la siguiente manifestación en otro nivel, las “Tres Pequeñas luces” en los pilares que rodean el Altar. También las tres luces que reposan en el candelabro del Venerable Maestro nos vienen a confirmar la Tri-Unidad de los principios creadores necesarios para la manifestación en los siguientes niveles. A éstas luces visibles se suman otras tres luces, ya simbólicas, las “Tres Grandes Luces”, representadas en los elementos que reposan en el centro del Altar: La Escuadra, el Compás y el Libro Sagrado.

Si bien la Belleza sirve como principio armonizador entre Sabiduría y Fuerza, en las Tres Grandes Luces aparece el Libro Sagrado como elemento de enlace entre la Tierra y el Cielo, representados en la Escuadra y el Compás, simbolismo que expresa el trabajo permanente del masón sobre sí mismo, trabajo encaminado a reconocer sus necesidades materiales e integrarlas con sus aspiraciones más elevadas, siempre alejado de mezquinos intereses personales y trabajando en beneficio de la humanidad y en busca de la Unidad.



La invocación de los nombres divinos y el encendido de los tres pilares que conjuntamente llevan a cabo los tres principales oficiales de la Logia están ritualizando, haciéndolo presente, ese gesto generador del Gran Arquitecto. Por lo tanto, la apertura de la Logia describiría de manera simbólica un proceso análogo al de la creación del mundo. Y así como éste "todo lo dispuso en número, peso y medida", la Logia se edifica con Sabiduría, Fuerza y Belleza, o con Fe, Esperanza y Caridad, las tres altas virtudes que se corresponden respectivamente con cada uno de los tres pilares.

CONCLUSIONES 

Cabe hacer notar que el carácter de la Tres Luces: Sabiduría, Fuerza y Belleza, no son meras cualidades intelectuales o físicas, fácilmente obtenibles en el mundo profano; la Belleza se trata aquí de un orden manifiesto en todo, de la relación armónica con que el Gran Arquitecto hace visible su creación, se trata de un estado de conciencia en que se percibe la verdadera bondad del Creador en cada acto. La Fuerza representa a la voluntad de quien asume con responsabilidad y conciencia el destino de su vida. Y la Sabiduría no puede limitarse aquí al conocimiento, ya que el saber no aplicado es un saber estéril. La Sabiduría es una virtud que se desarrolla con la aplicación de la inteligencia en la experiencia, obteniendo conclusiones que nos dan discernimiento de la Verdad.
El inicio de los trabajos nos invita así a encender la luz dentro de nuestro propio templo, luz que ilumine nuestros pensamientos y que nos permita ver aquello que nuestros vicios y egoísmo constantemente oscurece. Así como el cuento del héroe, seamos partícipes activos de nuestra propia historia, dirijamos nuestra voluntad y Fuerza con Sabiduría para que nuestros pensamientos y actos sean imagen viva de la Verdad y la Belleza.

S.·.F.·.U.·.
- - - - - - - - - - - -
BIBLIOGRAFIA:
Manual del Aprendiz, Aldo Lavagnini
Aprendiz Masón, Jorge Adoum
La simbólica del ritual de apertura de la logia, Francisco Ariza
Wikipedia, es.wikipedia.org

domingo, 13 de agosto de 2017

EL TEMPLO DE SALOMÓN Y SU CORRESPONDENCIA CON NUESTRO TEMPLO

A.∙.L.∙.G.∙.D.∙.G.∙.A.∙.D.∙.U.∙.LOGIA SIMBOLICA “NUEVO ORDEN Nº 41” ORIENTE DE MANTA
EL TEMPLO DE SALOMÓN Y SU CORRESPONDENCIA
CON NUESTRO TEMPLO
Gonzalo de la Fuente


1. INTRODUCCION
Cuando se piensa en reyes sabios, sin duda uno de los principales nombres que vienen a la mente es el del Rey Salomón, conocido no sólo por sus virtudes, forma de gobernar, pensar e impartir justicia, sino también por la construcción de una de las obras más notables de la arquitectura de las antiguas civilizaciones, el famoso Templo de Salomón.
Construido en el año 968 a.C., en el monte de Jerusalén, este magno edificio fue lugar santo durante varios años, hasta que fue destruido en el 587 a.C. por el rey babilónico Nabucodonosor, quien no dejaría en pie una sola piedra. Sin embargo, las descripciones del edificio y las leyendas en torno a él, lo convirtieron en el arquetipo ideal del Templo, influyendo durante siglos en la configuración de los edificios religiosos occidentales.
La Masonería, como orden constructiva, no pasa esto por alto, incluso en su Tradición aparece Hiram de Tiro, quien fuera encargado por el mismo Salomón para la construcción de su Templo, como primer maestro masón. Es así que surge una concordancia entre el primer Templo de Salomón y el Templo Masónico, concordancia que se confirma al remitirse al texto bíblico que narra uno de los detalles más peculiares de la construcción: las columnas J y B a la entrada del templo (Reyes I, 7:21). Las Escrituras no agregan nada más sobre las columnas, ni explican por qué están allí, es evidente sin embargo que Hiram y Salomón tenían de ellas una idea particular, y demostraron al hacerlas que eran parte imprescindible del Templo. Esta coherencia entre ambas tradiciones: la bíblica y la Masónica, nos llevan a pensar en una correlación y mismo origen, sin embargo hay todavía un punto muy importante de analizar y es el que se refiere a la orientación del templo, ya que a saber, la entrada del Templo de Salomón daba hacia el este (oriente), a diferencia del templo masónico cuya entrada da al occidente. Este es el tema de fondo que intentaremos dilucidar.

2. DESARROLLO

Determinar la orientación del Templo Masónico resulta muy sencillo, basta remitirse a los manuales de masonería e incluso una simple búsqueda en internet proveen toda la información. Pero no sucede lo mismo con el antiguo Templo de Salomón.
Esto es así por dos razones: Por un lado está el hecho de que esta construcción fue destruida por completo y hoy en día es lugar santo de tres de las principales religiones, lo que imposibilita un estudio arqueológico profundo que permita determinar su disposición inicial. La segunda razón es el romanticismo con que la masonería, al ser una orden que se fundamenta en el simbolismo, envuelve toda su historia, tradición y ritual. Esto lleva a que varios autores masónicos determinen sin mayor argumento que la disposición de su templo corresponde a la de Salomón.

Veamos primero lo que se puede saber sobre la tradición e historia del Templo de Salomón, lejos de cualquier interpretación masónica:
Antiguamente era común que todo edificio sagrado era cósmico, en el sentido de que estaba hecho a imitación del universo, y así decía Flavio Josefo -historiador judío- sobre el Templo de Salomón: “la razón de ser de cada uno de los objetos del templo es recordar y figurar el cosmos”. El precedente al Templo de Salomón fue la Tienda Santa, cuyas dimensiones y características fueron dadas por Dios a Moisés en el Éxodo. Luego es Salomón quien se encarga de la construcción de un templo fijo en Jerusalén. Contrario a lo que se cree, el papel de Salomón en la construcción del templo no fue demasiado grande, ya que la idea y las trazas se realizaron en el reinado de su padre, David; los arquitectos y artesanos eran fenicios y los gastos de construcción fueron financiados por los mineros, marineros, comerciantes y soldados. En la Biblia se dan todos los detalles de construcción del templo, pero resulta difícil determinar su orientación. Aún así, la mayoría de los estudios concuerdan en que su puerta daba hacia el este, ya que al fondo, hacia el occidente se encontraba el Sancta Sanctórum, o Debir, lugar sagrado por excelencia. El sentido cósmico de este templo se subrayaba por las tres esferas que comprendía: la tierra, el mar y el cielo. La tierra estaba representada por el tabernáculo, en el que estaban los elementos litúrgicos del candelabro, de la mesa de las proposiciones y de altar de los perfumes; al mar y al agua aludía el atrio con el Mar de Bronce; finalmente, el cielo estaba figurado por la cámara oscura del Sancta Sanctorum, que era la morada de Yahvé.
Algunos científicos sostienen que la orientación hacia el este se debería a ciertos rituales en que la luz del sol naciente brilla a través de los corredores y pasando por las tres esferas, entra hasta al lugar más santo. Otros apuntan a que esta orientación se debe a que el templo da la cara al punto más alto del Monte de los Olivos, desde donde se realizaban rituales de sacrificios mientras las puertas del templo se abren, dejando ver el Sancta Sanctórum. También hay quienes apuntan a que al mirar hacia el sol naciente, el sacerdote desde el lugar santo podía determinar los solsticios de verano e invierno, marcados por las columnas J y B. Sea como sea, parece no haber discusión en que la orientación del templo era en sentido este-oeste. Veamos qué opina a este respecto la Masonería…

Muchas son las razones para corresponder el Templo de Salomón con el templo masónico. En primer lugar está lo que ya se dijo antes del Templo de Salomón como modelo del templo perfecto, unión del Hombre con Dios. Autores como Jorge Adoum son más específicos en comparar el templo a nuestro cuerpo, donde se lleva este proceso de unión: “El Tabernáculo en el desierto es el símbolo del cuerpo físico en el desierto de la materia. Cuando el hombre fue dotado de mente perdió la vista espiritual porque dedico todos sus pensamientos al mundo externo. Entonces el Señor revelo a los guías de la humanidad la manera de volver al mundo espiritual por el camino de la mente o el pensamiento. Así el Tabernáculo o cuerpo le fue dado al hombre para hallar a su Dios.”.
Otros autores como Francisco Ariza prefieren revivir la leyenda y la tradición masónica, poniendo al Templo de Salomón “como la esencia misma de la Masonería, que actualiza permanentemente su contenido espiritual a través de sus ritos y símbolos, empezando por el de la propia Logia, que tiene en él su modelo o prototipo”. Actualiza también los mitos que recogen los episodios más significativos de su historia sagrada, como aquella que recoge la leyenda de Hiram, primer maestro masón.
Al respecto Serge Raynaud en su Libro Negro de la Francmasonería, minimiza el carácter histórico o mítico de la relación con el Templo de Salomón y se enfoca más en lo simbólico, incluso acudiendo a composiciones etimológicas quizás un poco forzadas: “En efecto, aun admitiendo que no hubo bajo Salomón construcción de Templo ni todo lo que se ha traído en la leyenda simbólica de nuestra Institución, la sola etimología del nombre Salomón revela para los Iniciados datos de gran importancia y suministra elementos inequívocos. Salomón es un epónimo que (…) no representa solamente un personaje sino también una casta, una secta, una raza o una época. Así el nombre de Salomón se compone de tres sílabas fundamentales: SOL-OM-ON”. Y continúa: “De un lado tenemos la sílaba SOL que representa el sol, es decir el polo positivo, la ciencia, la objetividad, el Occidente y la columna J. De otro lado tenemos la sílaba MON que en todas las lenguas semíticas y sajonas significa la luna, por consiguiente el polo negativo, la religión, el misticismo, la subjetividad, el Oriente y la columna B. Estas dos sílabas con su significado, su polaridad y su sitio en la palabra indican bien las dos corrientes de pensamiento que existen en el mundo y su indispensable presencia para servir de bases, de columnas y de soportes a la creación del Templo de elevación hacia Dios. Tal es el significado de la sílaba central: OM el mantram de saludo a la divinidad”.
Siguiendo el significado del nombre, sabemos que Salomón quiere decir “El Pacífico”, lo que simbólicamente concuerda con la conjunción de los nómadas y los sedentarios que se hizo posible a partir de la construcción del templo; y ya en el contexto bíblico se refiere a la “reconciliación” de los descendientes de Caín y Abel, presentados respectivamente en Hiram y Salomón, abriéndose así una nueva página de la historia que repercutirá en el posterior desarrollo de la civilización occidental, especialmente durante la Edad Media, en la que el Templo de Jerusalén fue considerado siempre como la imagen misma del centro espiritual y prototipo de la arquitectura sagrada.

A pesar de las muchas analogías que se puedan encontrar, ningún autor parece detenerse a analizar la orientación opuesta de ambos templos. Un tema que a veces se discute es el de las columnas J y B que constituyen el nexo más obvio entre Salomón, Hiram y la Masonería. El texto bíblico menciona que: “Estas columnas erigió en el pórtico del templo; y cuando hubo alzado la columna del lado derecho, le puso por nombre Jakim, y alzando la columna del lado izquierdo, llamó su nombre Boaz”. Esto está en clara contradicción con las columnas del templo masónico que se hallan en sentido inverso, pero el error es sólo de observación. En esto Guenon aclara: “la cuestión es fácil de resolver remitiéndose directamente a los textos bíblicos, a condición de saber que en hebreo, la «derecha» significa siempre el Sur y la «izquierda» el Norte”. Lo que estaría confirmando la orientación del Templo de Salomón hacia el este, pero no resuelve la diferente orientación.

3. CONCLUSION

En definitiva, la cuestión de las orientaciones de ambos templos parece que no tiene una explicación que justifique la diferencia. Resulta increíble pensar que una tradición que se ha transmitido desde el inicio de los tiempos haya caído en un error de orientación por una mala interpretación. Resulta más coherente pensar que el cambio responde a una necesidad simbólica o de algún otro orden. El Diccionario Masónico explica que la ubicación del Venerable se debe a que: “así como el Sol sale por el Oriente para dar principio a su carrera del día, así el Maestro se coloca en este punto para abrir la Logia, ilustrar los trabajos y dar ocupación a los obreros”.
Sólo como referencia se puede citar que en la época de los Caballeros Templarios (quienes tomaron su nombre por el Templo de Salomón), los peregrinos llegaban a pensar que la Cúpula de la Roca era el desaparecido Templo de Salomón. Este dilema se dio durante toda la Edad Media hasta el siglo XIV y se vio en la construcción de muchas iglesias y catedrales de base octogonal, pero con alegoría al Templo de Salomón.

Sin pretensiones de metafísica se podría concluir que el cambio de orientación respondió quizás a una necesidad de los tiempos. El hombre ha cambiado y ha cambiado también la manera de ver al cosmos, y a sí mismo. El antiguo culto del Templo de Salomón evoca un proceso de iluminación por etapas, ascendente, donde es el hombre el propio obrero de su Templo Interior. Remite a la antigua tradición hebrea de la Kábala, desde Maljut a Kether, la Corona. En la tradición oriental es la energía Kundalini que se eleva desde el chakra base hasta el de la coronilla para encontrarse con el Sí Mismo. Nos dibuja la unión de dos principios que se unen para formar el Sello de Salomón, la unión de la Tierra con el Cielo.

La inversión del Templo es quizás evidencia de un proceso inverso, que es el que ha caracterizado a la humanidad en los últimos dos milenios. Dejemos que sea Guenon quien lo explique mejor a manera de conclusión: “la preeminencia de la derecha está asociada a la «Vía del Cielo» y la de la izquierda a la «Vía de la Tierra»; ahora bien, la primera es necesariamente superior a la segunda, y, se puede decir que es porque los hombres han perdido de vista la «Vía del Cielo» por lo que han llegado a conformarse a la «¬Vía de la Tierra», lo que marca bien la diferencia entre la época primordial y las épocas ulteriores de degeneración espiritual.”

S.·.F.·.U.·.

4. BIBLIOGRAFIA
Aprendiz Masón, Jorge Adoum / El Templo de Jerusalen, Francisco Ariza / La Gran Triada, Rene Guenon / El Libro Negro de la Francmasonería, Dr. Serge Raynaud / Espiritualidad y Masonería, Jorge Sanguineti / Diccionario Masónico, Anónimo / Biblia Reina Valera 1960 / El Rey Salomón y su templo, Esquina Mágica / New Proposed Location for Solomon's Temple, John Pratt, Norman, Harding / Wikipedia y varias páginas.

sábado, 12 de agosto de 2017

SIMON BOLIVAR Y SU GRADO EN LA MASONERIA

A.∙.L.∙.G.∙.D.∙.G.∙.A.∙.D.∙.U.∙.
LOGIA SIMBOLICA “NUEVO ORDEN Nº 41” ORIENTE DE MANTA
SIMON BOLIVAR Y SU GRADO EN LA MASONERIA
Bernardo Arteaga Cevallos


1. INTRODUCCION
Simón Bolívar, un personaje bastante singular, adelantado a su época, junto con los otros padres de la emancipación americana, pretendieron una sola América, el inicio de aquel sueño. A los 20 años, la vida le había dado a Bolívar lo que a muchos –por gracia- nos demora 50 o más: ya era huérfano y viudo, pues había perdido a su padre, madre y esposa. Después de meses de deambular por su patria, en 1803 decide regresar a Europa y llega hasta Cádiz, puerto español en el que vivían muchos extranjeros y gozaba de un interesante ambiente liberal. Con ellos, Simón Bolívar conversaba sobre las ideas de libertad y la necesidad de luchar contra toda forma de opresión

2. DESARROLLO

Bolívar Aprendiz 
Atraído por ese pensamiento revolucionario, ingresó a la Masonería en 1803, donde conoció a otros latinoamericanos, como José de San Martín y Mariano Moreno, quienes más tarde también serían próceres de la Independencia. En la Logia "Lautaro" de Cádiz, es reconocido, admitido y proclamado como aprendiz masón.
Por otra parte, se ha llegado a decir que Simón José Antonio fue iniciado no en la logia Lautaro, sino en una logia llamada Londres # 5 en 1.806, dato que resulta muy discutible sobre todo si tiene en cuenta que uno de los pocos documentos, claros y veraces, que se tiene de las actividades masónicas de Bolívar, el Trazado de su aumento de Salario fechado el 11 del mes 11 del año 1.805.
Ya en 1.804 en la Logia "Madre Escocesa de San Alejandro de Escocia” la persona que le ofreció un punto de amarre durante su adolescencia, sin el cual no se hubiera sostenido. El mismo Libertador lo llama "el Sócrates de Caracas, un amigo mío que adoro", en su maestro masón Simón Rodríguez.

Bolívar Compañero 
Bolívar, recibió el grado de "compañero" en una logia francesa en noviembre de 1805, con 22 años de edad, sobre esa ceremonia existe un testimonio fehaciente, guardado en el archivo del Supremo Consejo del Grado 33° para la República de Venezuela.

El documento del ascenso a este grado fue adquirido en París por Ramón Díaz Sánchez, quien lo hizo examinar por peritos en paleografía e historiadores. Dicho documento escrito en francés, traducido al español dice lo siguiente:
"A la Gloria del Gran Arquitecto del Universo. El 11 día del mes 11° del Año de la Gran Luz 5805, los trabajos de compañero fueron abiertos al Este por el Q:. H:. de la Tour D' Auvergne. El Oeste y el Sur iluminados por los QQ:. HH:. Thory y Potu. El Venerable propuso elevar al Grado de Compañero al Q:. H :. Bolívar, recién llegado iniciado, a causa de su próximo viaje que está en víspera de emprender. El parecer de los HH:. fue unánime para su admisión y la sanción favorable; el Q:. H:. Bolívar fue introducido al Templo y después de las formalidades requeridas prestó al pie del Trono la obligación de uso, colocado entre los dos Vigilantes fue proclamado Caballero y Compañero Masón de la Resp:. Madre Log:. Escocesa de San Alejandro De Escocia. El trabajo fue coronado de una triple Houza, y el H:. habiéndolo agradecido tomó puesto a la cabeza de la Columna del Mediodía". "Los trabajos fueron cerrados de la manera acostumbrada.
Acta que confiere el grado de compañero masón a Bolívar.
Días después Bolívar, acompañado de su amigo y maestro Simón Rodríguez, emprendió un viaje de observación y estudio por Italia y Suiza. En Roma, hizo su famoso juramento del Monte Sagrado, porque había impregnado en su mente la idea de luchar por la independencia de Venezuela.
¡Juro delante de usted; juro por el Dios de mis padres; juro por ellos; juro por mi honor, y juro por mi Patria, que no daré descanso a mi brazo, ni reposo a mi alma, hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español!

Bolívar Maestro
Sobre la exaltación de Simón José Antonio al sublime grado de Maestro se tienen pocos documentos fidedignos.

El nombre de Bolívar figura en los documentos de la logia San Alejandro de Escocia, de último en la Columna de Maestros, en un documento editado por esta Logia en diciembre de 1.805, lo que podría significar que le fue conferido el Grado en esta Logia al poco tiempo de su aumento de Salario. Pero no debemos olvidar el problema de las fechas masónicas y profanas ya esbozado.
Desconocemos la fecha exacta y la Logia en la que se realizó su exaltación. Se dice que fue en agosto de 1.806, pero no hay pruebas de ello.

Para otros, el Grado le fue conferido durante la misión a Londres en 1.810 en la logia mirandista La Gran Reunión Americana, pero van en contravía de las palabras del Libertador. Si ello hubiera sido así, debió ocurrir en algún momento entre el 10 de julio y el 21 de septiembre, fechas de llegada y partida de Inglaterra.

Mandil grado 32 de Simón Bolívar (Logia de New York)

3. CONCLUSION

Tenía méritos sobrados y brillantes para llevar en el pecho el collarín del Grado 32°. Por eso se explica que en el Museo Masónico de Nueva York, estén las referidas reliquias masónicas del Libertador.

Pero resulta una gran duda cuando se dice que fue investido en Caracas con el Grado 33 de manos de José Cerneau, Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del Hemisferio Occidental de New York, el 21 de abril de 1.824, figurando su nombre en la lista nominal que reposa en el Archivo General de la nación en Caracas. Su origen.

Sin embargo, que haya sido investido por Cerneau es muy dificil, ya que para esa fecha, como se encuentra perfectamente documentado, Bolívar se encontraba en el Perú, específicamente en la ciudad de Jauja. Así las cosas, quedan totalmente desvirtuadas. Es lógico que su lucha cotidiana, le impedían avanzar en las tenidas masónicas, pero también reconocer su rápido acenso obtenido por sus muchos meritos.

Según el historiador masónico venezolano, Celestino B. Romero, llegó más lejos. Después de una exhaustiva investigación, consiguió reunir suficientes pruebas, para informar en un libro que al Libertador Bolívar le fue otorgado el Grado 33°, el último del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Son varias versiones que en algún punto carecen de sustento verídico.
Solamente me queda concluir que la vida masónica de Bolívar fue breve, intensa e inconclusa, recalcar todo su pensamiento político que se ve estrechamente ligado a los ideales masónicos: combatir por la libertad y la justicia, la independencia, la unidad y la integración. No necesitó muchos años para ello. Las huellas están allí convirtiéndolo en el maestro del porvenir americano.

4. BIBLIOGRAFIA
- Página de Internet, Wikipedia, la enciclopedia libre.
- Libro: “Bolívar y las Sociedades Secretas”
- Libro: "El Libertador, No Más Falsedades..."
- Libro: biógrafos del Libertador, Jules Manzini,
- http://www.granlogia.org.ve/

S.·.F.·.U.·.

viernes, 11 de agosto de 2017

Simón Bolívar M.·.M.·. Grado 33

A.∙.L.∙.G.∙.D.∙.G.∙.A.∙.D.∙.U.∙.
LOGIA SIMBOLICA “NUEVO ORDEN Nº 41” ORIENTE DE MANTA

Simón Bolívar M.·.M.·. Grado 33
 Marcelo Barragán


1. INTRODUCCION

Este trazado no pretende ser un resumen de la extensa y muy interesante bibliografía del Libertador, pero al tratar de entender como Bolívar llegó a formar parte de la hermandad masónica, es necesario conocer el entorno en que creció y establecer varios hechos que influyeron en su vida.

2. DESARROLLO

Simón José Antonio De La Santísima Trinidad Bolívar Palacios nació en Venezuela el 24 de Julio de 1783, en una Caracas de 45 mil habitantes, en el seno de una familia prominente y aristocrática. Fue hijo de Don Juan Vicente Bolívar y Ponte, un descendiente de la Noble familia española que arribó a Caracas al final del siglo XVI. Fue un rico terrateniente y como militar alcanzó el grado de Coronel y el título hereditario de “Regente Perpetuo”.

Simón a los tres años pierde a su padre, de 60 años; a los nueve, a su madre, doña Concepción Palacios Blanco, de 32; y a los 10 a su abuelo materno y tutor, don Feliciano Palacios Sojo. Toda una infancia sin mayor afecto familiar.

El joven Bolívar creció en una América oprimida por la colonización y la Santa Inquisición, “Un peregrino concepto hacía suponer a los gobernantes que un pueblo ignorante, supersticioso y atemorizado por los castigos temporales y eternos, era de más fácil gobierno que una sociedad capaz de libre e ilustrado juicio. Partiendo de esta idea, los reyes delegaron en el clero el cuidado de educar a las juventudes india y criolla, seguros de que sus ministros sabían mantener a los pueblos de América en esa dichosa inocencia del entendimiento que ellos reputaban indispensable para los intereses terrenales de la corona y salvación eterna de las almas americanas.

Basta decir a este respecto que sólo en México y Lima se permitía la enseñanza del derecho de gentes, matemáticas y ciencia náutica; que la instrucción popular se reducía al aprendizaje de memoria de unas cuantas oraciones y cánticos que negros e indios recitaban sin recibir explicaciones sobre su significado; que la introducción de libros que no hubiesen sido revisados y aprobados por el Consejo de Inquisidores estaba rigurosamente prohibida, y que en cuanto a lo que en el resto del mundo sucedía, se vivía en una incomparable ignorancia.

Motivado al adoctrinamiento y el racismo que imperaba en el Nuevo Mundo, los criollos blancos de familias adineradas podían saltarse este escollo enviando a sus hijos a estudiar a Europa. Tal fue el caso de Bolívar. Por tanto, su identidad cultural estaba configurada en gran medida por la influencia del Viejo Mundo y en concreto de España; por ello su primer viaje en 1799, tenía como finalidad educarlo como blanco y como tal fue recibido y agasajado en las cortes española y francesa como vasallo español”(1)

Se casa a los diecinueve, el 26 de mayo de 1802, en Madrid, con María Teresa Toro Alaiza; y queda viudo a los veinte

Simón Bolívar ingresó a la Masonería a los 21 años, en Cádiz, en su segundo viaje a Europa, en enero de 1804, ya viudo de María Teresa Toro, después de ocho meses de su matrimonio.

Cádiz era un importante centro de actividades masónicas, en cuyas logias había inclusive ministros y oficiales de las Secretarías de Estado. Dada la influencia de la Masonería, que venía siendo persistentemente denunciada, el Rey de España, Fernando VI, la había proscrito en 1751.

“En Cádiz, Bolívar se encuentra con sus tíos Esteban y Pedro y se pone en contacto con los patriotas venezolanos y de las demás colonias americanas. Cádiz era el puerto con los mayores nexos de España con sus dominios de ultramar y gente importante de todos los continentes se movía allí entre las agitadas actividades comerciales y las influencias de las nuevas ideas. Se trataba de terminar con el poder despótico y evitar que los esfuerzos libertarios siguieran siendo indefinidamente postergados. Una concepción que las logias masónicas alentaban con sostenida visión.

A partir de su ingreso a la Orden Masónica, Bolívar lleva una vida muy activa e intensa en Cádiz y, luego, en París, hasta buena parte de 1807

Se instala en el hotel “Des Etrangers” en la Rue Viviente, para disfrutar de la vida cosmopolita que le brindaba la ciudad de las 24 horas, la que nunca duerme, con sus clubes nocturnos, sus salones de diversión, sus clásicos museos, sus deslumbrantes bibliotecas; pero sobre todo, París era la capital que reunía lo más selecto de la intelectualidad de la época…

La avidez de conocimiento que mostraba ese joven de 21 años, llama poderosamente la atención del sabio Humboldt, quien lo invita a participar con otras personalidades del mundo intelectual, que también tenían mucho que decir, mucho que escribir y mucho que enseñar. En esas reuniones secretas donde participaba Bolívar, conoció a científicos de la talla de: Gay Lussac con su revolucionaria teoría de la “Dilatación de los Gases” que hizo posible los vuelos aerostáticos… Pierre Simón Laplace, astrónomo y matemático con su revolucionaria teoría sobre la “Formación del Universo”… George Cuvier, creador de la anatomía comparada, especialista en la reconstrucción de fósiles, y revolucionario con sus teorías sobre la “Evolución del Hombre”… Louis Nicolás Vauquelin, eminente químico con sus teorías revolucionarias sobre “Composición Molecular de los Elementos”… entre muchos otros científicos, que le permitieron a Bolívar tener una concepción distinta del sesgado conocimiento impartido por el clero… y para sorpresa del venezolano, todos ellos participaban en la Sociedad Secreta de la masonería, donde podían debatir temas vedados por la iglesia vaticana.

Con su maestro Simón Rodríguez, el mundo de la política y la filosofía adquieren un aire renovador, cuando ambos se instalan en una modesta vivienda en la Rue Lancry… Rodríguez le influyó en la lectura de afamados filósofos de la política como: Voltaire y Montesquieu y Jean Jacques Rousseau, cuyos libros compartían, discutían y analizaban a la luz de los acontecimientos del Nuevo Mundo.

Bolívar acepta la invitación de su maestro para recorrer Europa… Como escribió Uslar Pietri: Aquellos dos peregrinos venían desde París, con la cabeza bullente de las ideas de la Revolución Francesa y con los ojos deslumbrados por las ceremonias imperiales de la coronación de Napoleón. Venían del agitado escenario de la historia reciente para entrar en los vestigios de la historia romana, donde Bolívar hará aquel juramento inmortal, que dará brillo a la independencia de América.
Bolívar ávido del conocimiento que se le abría ante sus ojos, le pide a su maestro penetrar en la Sociedad Secreta, ante la restricción que imponía la Orden, a la cual sólo podían llegar intelectuales llevados por otros masones…

Es así como ambos Simones llegan a la Logia de Saint Alexandre D´Escoses ubicada en París, presentado por su maestro Simón Rodríguez en su condición de masón…

La formación intelectual de Bolívar lo colocaba por encima del Grado de Aprendiz, tomando en cuenta la instrucción académica dada por su maestro masón, Simón Rodríguez; es por ello, que luego de siete meses de estudios, meditación y ejercicios iniciáticos, Bolívar adquiere el título de Masón en Segundo Grado:COMPAÑERO

El 7 de enero de 1806 Bolívar hace su juramento:

"Juro por Dios y por San Juan, por la Escuadra y el Compás, someterme al juicio de todos, trabajar al servicio de mi Maestro en la honorable Logia, del lunes por la mañana al sábado, y guardar las llaves, bajo la pena de que me sea arrancada la lengua a través del mentón, y de ser enterrado bajo las olas, allá donde ningún hombre lo sabrá"


Documento exhibido en la Ser.·.Gr.·.Log.·.Nal.·. de Col.Cartagena de Indias
Documento similar encontrado en internet

Acta con firma autógrafa de Bolívar, donde consta su ascenso a
“COMPAÑERO DE LA ORDEN EN SEGUNDO GRADO"

Logia Saint Alexandre D'Escosse, de París.

A la gloria del Gran Arquitecto del Universo, y el undécimo mes del año de la Gran Luz 5805, los trabajos de Compañero han sido abiertos al este por el Respetable Hermano de Latour d'Auvergne, alumbrando el oeste y el sur de los Respetables Hermanos Thory y Potu: La lectura de la última plancha trazada ha sido hecha y aprobada, el Venerable ha propuesto que se eleve al grado de Compañero al Hermano Bolívar nuevamente iniciado a causa de un próximo viaje que está a punto de emprender. El parecer de los hermanos habiendo sido unánime por su admisión y el escrutinio favorable, el Hermano Bolívar ha sido introducido en el Templo y después de las formalidades necesarias ha prestado a los pies del Trono la obligación usual, colocado entre los dos Vigilantes ha sido proclamado Caballero Compañero Masón de la Respetable Madre Logia Escocesa de San Alejandro de Escocia. Este trabajo ha sido coronado por un triple Huze y el Hermano, después de haber dado las gracias, ha ocupado su lugar a la cabeza de la Columna del Mediodía.

Los trabajos se han cerrado del modo acostumbrado.

La masonería tuvo una clara influencia en la revolución e independencia Norteamericana y en la redacción de su Constitución por parte de Washington, Jeferson y Benjamín Franklin, como insignes masones. También la masonería fue determinante en la Revolución Francesa de 1789, donde participaron destacados líderes de la Orden y que extrajo de la Logia su ornato simbólico: Libertad, Igualdad y Fraternidad; términos que también emblematizó la Revolución Bolivariana… Bolívar participó en un momento culminante de esa Sociedad Secreta, cuando su participación en el campo filosófico era invalorable.

Entre 1804 - 1805 fue, en efecto, la época más brillante de la masonería: Los príncipes, los militares, los mariscales de Francia, los oficiales, los magistrados; y en general todos los hombres notables por su gloria o considerables por su situación, ambicionaban ser iniciados:

Es por ello que podemos afirmar, que Bolívar fue masón a toda honra, y que todo lo que se ha dicho para inventar una aversión a la Gran Logia, no es más que el producto de la guerra informativa que siempre ha emprendido la iglesia, para justificar el adoctrinamiento católico

En la tercera oportunidad en que Bolívar viajó a Europa en 1810, visita la Logia de los “Caballeros Racionales” fundada por Francisco de Miranda en 1798, donde se discutía el destino de las repúblicas americanas conforme al juramento anterior… En Londres Bolívar recibe el grado de Maestro Masón, en la logia "LONDON" No. 5 del Oriente de Inglaterra.

Posteriormente Bolívar regresa a Venezuela , al llegar al puerto de La Guaira que había dejado atrás a la muerte de María Teresa, ahora le pareció distinto, no representando malos recuerdos, al contrario, con una visión distinta de la historia y de la religión, era un renacer; sus ganas genuinas de darle libertad a Venezuela eran muestra del cambio.
Era otro, su corazón ya no estaba lleno de amargura, ni del dolor por las pérdidas que acompañaron toda su juventud. Ahora su consuelo era la obligación indeclinable de hacer la Patria Libre, y más que un consuelo, la destinación a la gloria.”(3)

INSPECTOR GENERAL HONORARIO.

En la investigación que he realizado y luego de buscar en varias páginas de internet y otros documentos recopilados, he encontrado dos versiones que a continuación presento:

1) Según Jorge Mier Hoffman en su publicación BOLÍVAR Y LAS SOCIEDADES SECRETAS. (3)

"En Venezuela Bolívar fundó conjuntamente con Miranda, la Logia "PROTECTORES DE LAS VIRTUDES" No. 1 en el Oriente de Barcelona, y "ORDEN Y LIBERTAD" No. 2, que aún existe en Caracas.

Años después recibió la honrosa presea de Gran Inspector de la Orden, Grado 33, ad honoren, de las manos del ilustre masón, General Antonio Valero cuando se encontraron en Lima, al término de la campaña libertadora del Sur.

Durante los días que permaneció en Perú, encontrándose en un ágape fraterno, después de celebrarse una tenida de la Logia "ORDEN Y LIBERTAD", de la que era secretario Don Francisco Javier Mariátegui, el libertador pronunció su discurso:

"Que las valientes espadas de los que me escuchan atraviesen mil veces mi pecho, si alguna vez oprimiese a las naciones que conduzco a la libertad. Que la autoridad del pueblo sea el único poder que exista sobre la tierra, y que hasta el nombre mismo de la tiranía sea borrado y olvidado del lenguaje de las naciones"… Simón Bolívar
En la masonería, Bolívar halló el camino de la revolución, las bases para construir una nueva sociedad, la fuerza moral para deponer la monarquía en América, y los amigos que le ayudarían a emprender esa faraónica misión… "

2) Según Carlos Antonio Martinez, Jr. en su publicación SIMON BOLIVAR, LIBERATOR & FREEMASON. A Brief Historical Synopsis on South America’s Foremost Founding Father (2)

"En las últimas décadas, sobre todo en esta última, una serie de pruebas han aparecido en relación con la jerarquía masónica del Libertador, que, en consecuencia, no terminó solo con el Grado de Maestro Masón, alcanzando incluso la cumbre de la Masonería Escocés, el Grado 33.

En 1823, el Libertador había alcanzado un prestigio Continental indiscutible. Su nombre aparece con frecuencia en la primera página de todos los periódicos, especialmente en los más acreditados de los Estados Unidos, Inglaterra y Francia. Una persona de la talla y la fama de Bolívar siempre es merecedora de los más altos honores, principalmente entre las instituciones como la Masonería, que rinden homenaje a los valores morales e intelectuales del hombre. Por lo tanto, no debería parecer raro que la Masonería del Rito Escocés le hubiere conferido el grado filosófico más elevado, al igual que hacen las universidades cuando confiere un Título "Honoris Causa" a las personas ilustres.

El Museo Masónico de la Gran Logia de Nueva York, junto con otras reliquias masónicas que pertenecían a algunos de los héroes de la independencia americana, tiene una exposición con un delantal de Bolívar y el collar, que están decorados con los adornos y símbolos de "Sublime Príncipe del Secreto la Real ", 32 º. A este respecto, un erudito Mason de América del Norte señaló en una publicación de La Gran Logia de Nueva York, que durante los agitados años de la guerra por la Independencia, los líderes acumulaban una suma de poderes, que era perfectamente natural conferirles el más alto grado de la Masonería escocesa sobre ellos en una ceremonia única.

Bolívar no sólo fue un héroe militar notable, también fue un político extraordinario, un gran estadista, escritor y pensador. Tenía ya suficientes méritos para llevar al cuello el collar del Grado 32.




Mandil y collar de M.·.M.·. Grado 32 de Simón Bolívar exhibido en el museo Mason de New York 

A su debido tiempo, el historiador masón venezolano, Celestino B. Romero, fue un poco más allá. Después de una exhaustiva investigación, pudo reunir pruebas suficientes para informar en uno de sus libros que el Libertador Bolívar había sido investido con las insignias de "Inspector General Honorario", el grado 33 y último del Antiguo y Aceptado Rito Escocés de la Masonería. El Muy Venerable e Ilustre Celestino B. Romero, fue Gran Maestre de la Gran Logia de la República Bolivariana de Venezuela y Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del Grado 33 para la República Bolivariana de Venezuela. Antes de convertirse en el primer dignatario masónico de su país, el H.·. Romero ya era un respetado y venerado historiador masónico, y naturalmente, después de haber sido encargados de dichas responsabilidades y competencias, ha podido acceder a los archivos de la Orden donde encontró documentos antiguos y desconocidos que datan incluso de hace 200 años. Durante una de sus visitas a los archivos antiguos hizo un descubrimiento sensacional. Encontró un amarillento documento que revela que en 1823, el Ilustre Cerneau Joseph, alto dignatario del Supremo Consejo del Grado 33 para los Estados Unidos, había llegado a Caracas con la misión clara de conferir el máximo honor a los masones libres que se habían distinguido en la lucha por la libertad de la Gran Colombia.

El documento dice lo siguiente: El Ilustre H.·. José Cerneau, investido de amplios poderes, y en nombre del Soberano Gran Consistorio de más altos Jefes de la Masonería en Estados Unidos, según consta en el Boletín del Archivo Nacional número 2, en la publicación editada por el prestigioso historiador Vicente Dávila, en el mes de abril de 1824, otorgados en la persona de los siguientes masones Grado 33: Diego Urbaneja, Carlos Soublette, Lino de Clemente, Manuel Quintero, José de España, José Manuel Landa, José Marra Lovera, José Santiago Rodríguez, Simón Bolívar, Juan Barry, George Woudwery, Pedro Gual, Santos Michelena, José Grau, Pablo de Michelli, Rafael Hermoso, Juan Escalona, Carlos Cornejo, Carlos Padrón, Agustín Armario, José Blanco (sacerdote) y otros.

De acuerdo con esta lista (acortada de forma intencionada), publicada en abril de 1824 en el Boletín del Archivo Nacional y corroborada por las investigaciones llevadas a cabo por el Ilustre y muy Venerable H.·. Celestino B. Romero, el Libertador Simón Bolívar era de hecho coronado con el grado 33 y último del Antiguo y Aceptado Rito Escocés de la Masonería Libre. "

3. CONCLUSION

A lo largo de la trayectoria de los seres humanos en la tierra han existido generaciones completas de hombres en cuyas vidas jamás ocurrieron sucesos de relevante importancia, pero en el caso de Bolívar la situación fue diferente, su existencia transcurrió en uno de esos momento de inflexión en la historia, que le permitieron codearse con personajes de la talla de Humboldt, Gay Lussac, Napoleón, San Martín y otros personajes tan importantes que hoy todavía son motivo de estudio. Pudo observar de cerca los hechos recientes de la revolución Francesa, la de Estados Unidos y fue gracias a la masonería que Bolívar desarrolló las bases para consolidar la independencia de Venezuela y el resto de Sudamérica.

Como vemos existen algunas teorías acerca de como Bolívar alcanzó el grado 33 del rito escoses de la masonería, e incluso también existen detractores sobre este hecho, que señalan que Bolívar jamás fue Mason, entre ellos está la iglesia católica. Luego de considerar la trayectoria y el alto grado que tiene el Ilustre y Venerable H.·. Romero que le otorgan el prestigio y respetabilidad suficiente para demostrar el hecho histórico analizado.

Por otro lado tenemos el mandil y el collar que se exhibe en el museo masón de New York, y puesto que estoy familiarizado con los procedimientos que normalmente se desarrollan y se deben seguir en las instituciones importantes, considero que para que hayan sido aceptadas estas reliquias como pertenecientes a Bolívar, deben haberse seguido estrictas investigaciones para considerarlas como verdaderas.

Finalmente las evidencias pueden demostrar que a Bolívar se le otorgaron los más altos grados de la Masonería del Rito Escoses Antiguo y Aceptado, pero no existen pruebas de que él haya trabajado o ejercido alguna representación en el grado 33.

"El que estudia a Bolívar siente al terminar su tarea,
la misma reverencia que se experimenta al dejar un
lugar sagrado, donde el espíritu ha estado bajo la
influencia de lo sobrenatural y lo sublime". (4)
Guillermo Sherwel
(Historiador)


4. BIBLIOGRAFIA

(1) http://www.simon-bolivar.org/Principal/bolivar/soc_secret01.html

(2) http://calodges.org/ncrl/bolivar.html

(3) http://www.simon-bolivar.org/Principal/bolivar/soc_secret02.html

(4) SIMÓN BOLÍVAR: LIBERTADOR DE NACIONES,CREADOR DE PATRIAS, Colección Biografías, Caracas. Venezuela, 2005. http://ivem.ve.tripod.com/ivem/id2.html

S.·.F.·.U.·.