AMIGOS DEL BLOG

jueves, 20 de julio de 2017

Cómo es Dios según la Biblia

Cómo es Dios según la Biblia

¿Cómo describe la Biblia a Yahvé? ¿Es ese personaje como lo describen en las iglesias? Líderes religiosos han convertido al villano de unos relatos en el protagonista y héroe principal de dichos relatos. Pero lo peor no es eso. Sino que han convencido a media población de que eso es así y de que deben ignorar todas las partes de dichos relatos trastocando así su sentido de la moralidad.

Seamos claros y no nos andemos con rodeos: la mayoría de cristianos jamás se ha leído la Biblia. No lo digo yo: lo dicen los diferentes estudios y encuestas publicados hasta ahora (ver ejemplo) realizados incluso por los mismos religiosos, quienes lo reconocen sin pudor en sus webs. Lo hacen a modo de advertencia para sus fieles, pero es verdad. Así que, no lo negaremos ahora, esto es lo que hay. Y aunque suene extraño, les ha venido muy bien a las iglesias oficiales durante siglos. El problema es que ahora una persona tiene alternativas mucho mejores. Antes, sólo existía como conocimiento el que ellos aportaban con sus “revelaciones”.

La iglesia católica, por ejemplo, ante un sistema estamentario en el que ella ocupaba una posición privilegiada siendo la concubina de la nobleza y la monarquía mientras satisfacía al populacho (la clase más baja) con placebos emocionales y promesas falaces postmortem (mientras mantenía dicho sistema y coronaba reyes absolutos), mantuvo a una población analfabeta y con ello en la inopia bíblica prohibiendo su lectura pública e incluso su traducción a otro idioma que no fuera el “oficial” elegido por ellos: el latín. Un idioma proveniente de sus raíces: herencia del imperio con el que se hicieron (el romano) convirtiendo a líderes religiosos en emperadores y viceversa.

Tuvo que llegar la invención de la imprenta de tipo móvil (siglo XV) para que se empezaran a hacer copias y una revolución dentro de la propia Iglesia, con monjes quejándose, no por los abusos cometidos por esta sino porque esta concedía favores a cambio de dinero (las bulas), para que se tradujera dicha biblia a otros idiomas y se difundiera. Hemos de reconocerle al protestantismo que haya sido quien abriera las puertas literarias de sus textos “sagrados” para que se pudiera saber qué decían realmente las “sagradas escrituras”.

(muy “sagradas”, pero ya en el siglo XVIII John Mill publicó una edición del Nuevo testamento – griego – en el que se reunían todos los textos originales en griego y que acabó siendo la mayor evidencia de que los textos neotestamentarios, de sagrados no tenían nada: más de 30.000 variaciones fueron las que encontró en ellos. Esto abrió la puerta a más análisis posteriores que desvelaron la inmensa cantidad de errores, intencionados y no, que contenían los manuscritos más antiguos) 

Fue ese populacho, dirigido ahora por otros religiosos, en este caso sublevados contra lo que ya no consideraban autoridad (la institución apostólica romana), quien interpretando cada uno a su manera (y no cómo lo hacía quien se había declarado interpretadora oficial) quien, debido a tales discrepancia en los textos, empezó a dividirse pues cada una entendía lo que leía de una forma distinta. Algo que ha seguido así hasta nuestros días.

Pero aún quedan reminiscencias de tantos siglos de analfabetismo bíblico (cómo muestran dichos estudios) y eso se percibe en cientos de foros, en los comentarios de cristianos cuando hablan de lo que, según ellos, dicen las escrituras grecohebreas.

La ICAR sigue, de hecho, explotando eso durante sus misas y si uno acude varios años a ellas (como yo lo hice durante 15) verá que, por mucho que cambien de párroco, los textos que se leen siempre son los mismos. La cosa no pinta tampoco mejor para los evangélicos, pues en sus “reuniones teologales” o “clases de teología”, aunque sí se leen más partes, todas ellas están dirigidas hacia el sesgo de confirmación: todo ha de interpretarse conforme a esa tendencia a omitir todas las partes que no interesan o a verlas como consecuencias de actos que cometen los personajes contrarios a ese dios.

Han conseguido que sus fieles sean incapaces de ser críticos y objetivos con lo que leen. Sólo así se explica uno que piensen que un genocida mata por amor, justifiquen que mata porque puede o que morir está excusado si uno lo hace porque así se lo ordena un dios. No. No me refiero a que eso suceda en la realidad. Me refiero a los relatos. Y ejemplos de esto se pueden encontrar por miles en los comentarios de cristianos en esta web.

Sólo tiene el cristiano que abandonar su razón y confiar ciegamente (no lo digo yo, me lo han dicho ellos mismos, tal cual) y así podrá ver que ese personaje es amor, misericordia, justicia y paz, porque en algunos textos del relato se dice que es amor, misericordia, justicia y paz. Pero ¿se describen sus actos en dichos relatos de la misma forma? y ¿Qué pasa con los textos donde se le describe de forma contraria: como celoso, injusto, iracundo o asesino? ¿los omitimos en pro de aquella imagen que más nos agradaría conservar de dicho personaje?

Este artículo no va sobre si existe o no. Para eso ya tengo otros artículos. Este texto va como respuesta para aquellos que han venido a la web argumentando que su dios es tal o cual porque así lo creen. Pues no. Su dios (si nos referimos al que figura en la Biblia) no es como ellos quieren sino, por mucho que les desagrade, por cómo se le describe en los relatos donde aparece:

CualidadDescripciónFuente
1CelosoPorque no te has de inclinar a dios ajeno; que Yahvé, cuyo nombre es Celoso, Dios celoso es.Éxodo 34:14
2Iracundo
Y el furor de Yahvé se encendió contra Uzza, e hiriólo allí Dios por aquella temeridad, y cayó allí muerto junto al arca de Dios.
2 Samuel 6:7
3Le gusta oler la muerte
Y el sacerdote hará expiación por él delante de Yahvé, y obtendrá perdón de cualquiera de todas las cosas en que suele ofender.
Levítico 6:7
4Demanda elogiosYahvé dijo así: El cielo es mi solio, y la tierra estrado de mis pies: ¿dónde está la casa que me habréis de edificar, y dónde este lugar de mi reposo?Isaías 66:1-2
5Restringe el conocimiento
Y mandó el Señor Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás libremente comer; Mas del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás de él; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.
Génesis 2:16-17
6Asesina animales
Y murió toda carne que se mueve sobre la tierra, así de aves como de ganados, y de bestias, y de todo reptil que anda arrastrando sobre la tierra, y todo hombre: Todo lo que tenía aliento de espíritu de vida en sus narices, de todo lo que había en la tierra, murió. Así fué destruída toda sustancia que vivía sobre la faz de la tierra, desde el hombre hasta la bestia, y los reptiles, y las aves del cielo; y fueron raídos de la tierra;
Génesis 7:21-22
7Misógino
Porque el varón no es de la mujer, sino la mujer del varón. Porque tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón.
1 Corintios 11:8-9
8Afirma ser Dios
Dad gracias al Dios de los dioses, porque para siempre es su misericordia.
Salmos 136:1
9VioladorY el nacimiento de Jesu Cristo fue así: Que estando María su madre desposada con Joseph, antes que se juntasen, se halló haber concebido del Espíritu Santo.Mateo 1:18
10Usa a humanos como apuestas
Y dijo Yahvé a Satanás: ¿De dónde vienes? Y respondiendo Satanás al Señor, dijo: De rodear la tierra, y de andar por ella. Y Yahvé dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios, y apartado de mal? Y respondiendo Satanás a Yahvé, dijo: ¿Teme Job a Dios de balde?  ¿No le has tú cercado a él, y a su casa, y a todo lo que tiene en derredor? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto su hacienda ha crecido sobre la tierra. Mas extiende ahora tu mano, y toca a todo lo que tiene, y verás si no te blasfema en tu rostro. Y dijo Yahvé a Satanás: He aquí, todo lo que tiene está en tu mano: solamente no pongas tu mano sobre él. Y salióse Satanás de delante de Yahvé.
Job 1:6-12
11Asesina a quienes le adoranY tomaron cada uno su incensario, y pusieron en ellos fuego, y echaron en ellos sahumerio, y pusiéronse a la puerta del tabernáculo de la congregación con Moisés y Aarón…Ya Coré había hecho juntar contra ellos toda la congregación a la puerta del tabernáculo de la congregación: entonces la gloria del Señor apareció a toda la congregación… Y él habló a la congregación, diciendo: Apartaos ahora de las tiendas de estos impíos hombres, y no toquéis ninguna cosa suya, por que no perezcáis en todos sus pecados. Y los que murieron en aquella mortandad fueron catorce mil y setecientos, sin los muertos por el negocio de Coré.Números 16:41-49
12Desea dominar el mundo
Y llegando Jesús, les habló, diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.
Mateo 28:18
13Pro-esclavitud
Así tu siervo como tu sierva que tuvieres, serán de las naciones que están en vuestro alrededor: de ellos compraréis siervos y siervas.
Levítico 25:44-46
14Trafica con sexo
Y llevaron cautivas los hijos de Israel las mujeres de los Madianitas, y sus chiquitos y todas sus bestias, y todos sus ganados; y arrebataron toda su hacienda… Y enojóse Moisés contra los capitanes del ejército, contra los tribunos y centuriones que volvían de la guerra; Y díjoles Moisés: ¿Todas las mujeres habéis reservado?
He aquí ellas fueron a los hijos de Israel…Matad pues ahora todos los varones entre los niños: matad también toda mujer que haya conocido varón carnalmente…
Y todas las niñas entre las mujeres, que no hayan conocido ayuntamiento de varón, os reservaréis vivas… Y Yahvé habló a Moisés, diciendo: Toma la cuenta de la presa que se ha hecho, así de las personas como de las bestias…E hicieron Moisés y Eleazar el sacerdote como Yahvé mandó a Moisés. Y en cuanto a personas, de mujeres que no habían conocido ayuntamiento de varón, en todas treinta y dos mil… Y de las personas, diez y seis mil: y de ellas el tributo para Yahvé, treinta y dos personas…. Y de las personas, diez y seis mil
Numeros 31:1-47
15Asesina niños
Y mirando él atrás, viólos, y maldíjolos en el nombre del SEÑOR. Y salieron dos osos del monte, y despedazaron de ellos cuarenta y dos muchachos.
2 Reyes 2:24
16Genocida
Así ha dicho Yahvé de los ejércitos:… Ve pues, y hiere a Amalec, y destuiréis en él todo lo que tuviere: y no te apiades de él: mata hombres y mujeres, niños y mamantes, vacas y ovejas, camellos y asnos.
1 Samuel 15:1-9
17Planea destruir el mundoDel todo será vaciada la tierra, y enteramente saqueada; porque el Señor ha pronunciado esta palabra. Destruyóse, cayó la tierra; enfermó, cayó el mundo; enfermaron los altos pueblos de la tierra.Isaías 24:1-13
18Castiga eternamente
Entonces dirá también a los que estarán a la izquierda: Apartaos de mí malditos, al fuego eterno, que está aparejado para el diablo y sus ángeles… Y éstos irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.
Mateo 25:31-46
19Tiene la opción de resolver fácilmente todos los problemas del mundo (debido a su omnipotencia) pero elige no hacerlo¡Oh Señor Dios! he aquí que tú hiciste el cielo y la tierra con tu gran poder, y con tu brazo extendido, ni hay nada que sea difícil para ti.Jeremias 32:17

¿Que pasa si lo comparamos con otros personajes literarios como él?

No existe personaje ficticio (ni real) que reúna todas esas cualidades (en este caso las 19 enumeradas anteriormente) excepto el descrito en la Biblia. Incluso si lo comparamos con los villanos más famosos de la literatura y el cine, el dios de la Biblia sale victorioso en este sentido. Ni si quiera uno de sus “hijos”, el personaje que le hace el juego sucio en el Tanaj y que el cristianismo reinventó como un personaje malvado concreto, consigue alcanzarle dentro de su misma novela.

The Joker (Batman)
Hannibal Lecter (El silencio de los corderos)
Sauron (El señor de los anillos)
Darth Vader (Star Wars)
Lord  Voldemort (Harry Potter)
Satán
Yahvé
12345678910111213141516171819
1XXX
2X
3XXXXXXXXX
4XXXXXXXXX
5XXXXXXXXXX
6XXXXXX
7XXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Notas para aquellos que, tal y como he pre-dicho, vendrán a intentar justificar a dicho personaje:

En el punto 2. Yahvé se enfurece. La cuestión no es porqué sino que lo hace. Pero para aquel que intente justificar el motivo de su irá, este se detalla en un verso anterior:

Y cuando llegaron a la era de Nachôn, Uzza extendió la mano al arca de Dios, y túvola; porque los bueyes daban sacudidas.

En el punto 3. Así es como se le describe, cuando se dice que para aplacar su furia o ira, uno ha de matar (ofrecer holocaustos), como puede verse en el mismo capítulo unos versículos más abajo:

Manda a Aarón y a sus hijos diciendo: Esta es la ley del holocausto: (es holocausto, porque se quema sobre el altar toda la noche hasta la mañana, y el fuego del altar arderá en él:)

y que es preferible que sean animales o personas, antes que vegetales.

Levítico 6:6 

Y por su expiación traerá al Señor un carnero sin tacha de los rebaños, conforme a tu estimación, al sacerdote para la expiación.

Como puede verse en otras partes de la Biblia, como en Éxodo 29:42; Números 28:3; Hebreos 10:1, y como puede verse en el primer libro (Bereshit judío o Génesis judeocristiano):

Génesis 4:2-5 

Y después parió a su hermano Abel. Y fué Abel pastor de ovejas, y Caín fué labrador de la tierra. Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Yahvé. Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, y de su grosura. Y miró Yahvé con agrado a Abel y a su ofrenda; Mas no miró propicio a Caín y a la ofrenda suya. Y ensañóse Caín en gran manera, y decayó su semblante.

Ya tienen ustedes además al culpable intelectual de la muerte de Abel. ¿O no es ese personaje, dios, omnisciente y sabía que sucedería al favorecer a uno más que a otro? y ¿no se supone que dios no hace acepción de personas? A lo largo de la Biblia no es así y dicho personaje se dedica a negociar con los sacrificios humanos, como en el caso de Jefté, haciéndole ganar una guerra. Porque en los relatos, sus elegidos no le piden paz o amor, se dedican por el contrario a maldecir a diestro y siniestro, ha obtener riquezas (como fue el caso de Abraham, mediante el chantaje) o a obtener poder mediante la guerra, y todo siguiendo el dictamen de Yahvé o con su beneplácito.

En el punto 3. ese personaje dice en ese capítulo, además, cómo se debe elogiarle y cómo no, y qué hará con quienes lo hagan mal o con quienes no le adoran correctamente o con quienes critican a quienes lo hacen.

A lo largo de la biblia existe una constante que todos sus autores, sacerdotes, repiten: se debe adorar a ese personaje. Lo cual les viene bien a ellos, pues son, según ellos mismos, sus representantes oficiales. Y así podemos encontrar que en:
1Samuel 1:3 se dice:

Y subía aquel varón todos los años de su ciudad, a adorar y sacrificar al Señor de los ejércitos en Silo, donde estaban dos hijos de Elí, Ophni y Phinees, sacerdotes de Yahvé.
en 2 Samuel 15:32


Y como David llegó a la cumbre del monte para adorar allí a Dios, he aquí Husai Arachîta que le salió al encuentro, trayendo rota su ropa, y tierra sobre su cabeza.
2 Reyes 5:18 

En esto perdone el Señor a tu siervo: que cuando mi señor entrare en el templo de Rimmón, y para adorar en él se apoyare sobre mi mano, si yo también me inclinare en el templo de Rimmón, si en el templo de Rimmón me inclino, el Señor perdone en esto a tu siervo.
2 Reyes 17:35-36

Con los cuales había Yahvé hecho pacto, y les mandó, diciendo: No temeréis a otros dioses, ni los adoraréis, ni les serviréis, ni les sacrificaréis: Mas al Señor, que os sacó de tierra de Egipto con grande poder y brazo extendido, a éste temeréis, y a éste adoraréis, y a éste haréis sacrificio.
2 Reyes 18:22 

Y si me decís: Nosotros confiamos en Yahvé nuestro Dios: ¿no es aquél cuyos altos y altares ha quitado Ezechîas, y ha dicho a Judá y a Jerusalem: Delante de este altar adoraréis en Jerusalem?
Salmos 5:7

Y yo en la multitud de tu misericordia entraré en tu casa: adoraré hacia el templo de tu santidad en tu temor.
Salmos 22: 28-29 

Porque del Señor es el reino; y él se enseñoreará de las naciones. Comerán y adorarán todos los poderosos de la tierra: postraránse delante de él todos los que descienden al polvo, si bien ninguno puede conservar la vida a su propia alma.
Salmos 66:4, 8 

Toda la tierra te adorará, y cantará a ti; cantarán a tu nombre. Selah…. Bendecid, pueblos, a nuestro Dios, y haced oir la voz de su alabanza.
Salmos 138:2 

Adoraré hacia tu santo templo, y alabaré tu nombre por tu misericordia y tu verdad: porque has magnificado tu palabra sobre todo tu nombre.
Isaías 27:13 

Acontecerá también en aquel día, que se tañerá con gran trompeta, y vendrán los que habían sido esparcidos en la tierra de Asiria, y los que habían sido echados en tierra de Egipto, y adorarán al Señor en el monte santo, en Jerusalem.
Isaías 36:7 

Y si me dijeres, En el Señor nuestro Dios confiamos; ¿no es éste aquel cuyos altos y cuyos altares hizo quitar Ezechîas, y dijo a Judá y a Jerusalem: Delante de este altar adoraréis?
Isaías 44:22 -23

Yo deshice como a nube tus rebeliones, y como a niebla tus pecados: tórnate a mí, porque yo te redimí. Cantad loores, oh cielos, porque el Señor lo hizo; gritad con júbilo, lugares bajos de la tierra; prorrumpid, montes, en alabanza; bosque, y todo árbol que en él está: porque el señor redimió a Jacob, y en Israel será glorificado.
Isaías 49:7

Así dice Yahvé, Redentor de Israel, el Santo suyo, al menospreciado de alma, al abominado de las gentes, al siervo de los tiranos: Verán reyes, y levantaránse príncipes, y adorarán por el señor; porque fiel es el Santo de Israel, el cual te escogió.
Isaías 49:23

Y reyes serán tus ayos, y sus reinas tus amas de leche; el rostro inclinado a tierra te adorarán, y lamerán el polvo de tus pies: y conocerás que yo soy el señor, que no se avergonzarán los que me esperan.
Isaías 66:23

Y será que de mes en mes, y de sábado en sábado, vendrá toda carne a adorar delante de mí, dijo Yahvé.
Jeremías 7:2

Ponte a la puerta de la casa de Yahvé, y predica allí esta palabra, y di: Oid palabra del señor, todo Judá, los que entráis por estas puertas para adorar a Yahvé.
Jeremías 26:2

Así ha dicho Yahvé: Ponte en el atrio de la casa de Yahvé, y habla a todas las ciudades de Judá, que vienen para adorar en la casa de Yahvé, todas las palabras que yo te mandé les hablases; no retengas palabra.
Ezequiel 46:2-3

Y el príncipe entrará por el camino del portal de la puerta de afuera, y estará al umbral de la puerta, mientras los sacerdotes harán su holocausto y sus pacíficos, y adorará a la entrada de la puerta: después saldrá; mas no se cerrará la puerta hasta la tarde. Asimismo adorará el pueblo de la tierra delante de Yahvé, a la entrada de la puerta, en los sábados y en las nuevas lunas.
En Daniel 3 se relata que, supuestamente, Nabucodonosor, rey de Babilonia, construyó una estatua suya de oro y dijo:

En oyendo el son de la bocina, del pífano, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña, y de todo instrumento músico, os postraréis y adoraréis la estatua de oro que el rey Nabucodonosor ha levantado:

Pero tres personajes, Sadrach, Mesach, y Abednego, no lo hacían y cuando este les preguntó, estos:

respondieron y dijeron al rey Nabucodonosor: No cuidamos de responderte sobre este negocio. He aquí nuestro Dios a quien honramos, puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará.

Y este fue, según el relato, el porqué Nabucodonosor los metió en un horno y estos no ardieron.

Respondió él y dijo: He aquí que yo veo cuatro varones sueltos, que se pasean en medio del fuego, y ningún daño hay en ellos: y el parecer del cuarto es semejante al Hijo de Dios

Estaban tan campantes hasta que el rey “se acercó a la puerta del horno de fuego ardiendo, y habló y dijo: Sadrach, Mesach, y Abed-nego, siervos del alto Dios, salid y venid. Entonces Sadrach, Mesach, y Abed-nego, salieron de en medio del fuego.” Y así, mágicamente, fue como:

Nabucodonosor habló y dijo: Bendito el Dios de ellos, de Sadrach, Mesach, y Abed-nego, que envió su ángel, y libró sus siervos que esperaron en él, y el mandamiento del rey mudaron, y entregaron sus cuerpos antes que sirviesen ni adorasen otro dios que su Dios.

en Miquieas_6:6-7 el autor pregunta retóricamente

¿Con qué prevendré al SEÑOR, y adoraré al alto Dios? ¿vendré ante él con holocaustos, con becerros de un año? ¿Agradaráse el SEÑOR de millares de carneros, o de diez mil arroyos de aceite? ¿daré mi primogénito por mi rebelión, el fruto de mi vientre por el pecado de mi alma?

para después arrojar argumentos ad baculum.
en Zacarias_14:16-17 se dicta:

Y todos los que quedaren de las gentes que vinieron contra Jerusalem subirán de año en año a adorar al Rey, el señor de los ejércitos, y a celebrar la fiesta de las Cabañas. Y acontecerá, que los de las familias de la tierra que no subieren a Jerusalem a adorar al Rey, Yahvé de los ejércitos, no vendrá sobre ellos lluvia.

el autor de Mateo 4:10 lanza la indirecta mediante el relato a boca de su personaje principal:

Entonces Jesús le dice: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás y a él sólo servirás.

que repite el autor de Lucas 4:8
en Juan 4:19-23 se les dice a sus lectores, de finales del siglo I mediante un relato donde una mujer le habla a Jesús:

Dícele la mujer: Señor paréceme que tú eres profeta. Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalem es el lugar donde es menester adorar. 

y Jesús le responde:

Dícele Jesús: Mujer, créeme, que la hora viene, cuando vosotros ni en este monte, ni en Jerusalem adoraréis al Padre. Vosotros adoráis lo que no sabéis: nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación es de los Judíos. Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales busca que le adoren.

Y a pesar de que en el Nuevo testamento ese personaje, Jesús, le dice a personajes de su época que el apocalipsis se acerca y que ellos lo verán, tenemos a líderes religiosos descontextualizando esa profecía no cumplida alegando en cada época a sus fieles que el fin se acerca. Estrategia, por cierto, por la cual se han hecho famosos los Testigos de Jehová. Pero que comparten todos los líderes evangélicos (ver estudio).

en Hechos 18:13 incluso se relata que dicen de Jesús:

Este persuade a los hombres a adorar a Dios contra la ley.
en 1 Corintios 14:25

Y así lo oculto de su corazón se hace manifiesto; y así postrándose sobre su rostro adorará a Dios, declarando que verdaderamente Dios está en vosotros.
y en Apocalipsis 15:4 

¿Quién no te temerá, Oh Señor, y glorificará tu nombre? porque tú sólo eres santo; porque todas las naciones vendrán, y adorarán delante de ti; porque tus juicios son manifestados.

¿Y cómo sabe el autor (supuestamente Juan) todo esto? Pues como todos los religiosos ¡se le apareció un ángel y se lo mostró!

Apocalipsis 22:8 

Y yo Juan vi y oí estas cosas. Y cuando hube oído y visto, me postré para adorar delante de los pies del ángel que me mostraba estas cosas.

En el punto 6. Como dije, no tardará en feligrés a decirme “¡Ey!¡ pero salvó a Noé y a su familia, y a un animal de cada especie.” ¿Se justifica así el asesinato de inocentes? Ey… Hitler y su ejercito nazi mataron a millones de personas, pero ¡Ey! dejaron a muchos con vida. Al igual que Yahvé, a quienes ellos eligieron. Además, los nazis, lo hicieron alegando, como lo hizo el autor del relato, que fue porque Dios así lo quiso (véase Mein Kampf)

Tampoco tardará en aparecer un feligrés justificando el asesinato bajo el pretexto de “Dios nos creó, entonces él puede hacerlo”. Nos olvidaremos de pedirle evidencias. Vale. Siguiendo el mismo argumento ¿unos padres pueden matar a sus propios hijos cuando quieran, si estos se portan mal? Después de todo, el padre “creó” el espermatozoide que fecundó al ovúlo que “creó” la mujer. Por no mencionar que, precisamente, esto está justificado en la propia Biblia:

Deuteronomio 21:18-21 

Cuando alguno tuviere hijo contumaz y rebelde, que no obedeciere a la voz de su padre ni a la voz de su madre, y habiéndolo castigado, no les obedeciere; Entonces tomarlo han su padre y su madre, y lo sacarán a los ancianos de su ciudad, y a la puerta del lugar suyo; Y dirán a los ancianos de la ciudad: Este nuestro hijo es contumaz y rebelde, no obedece a nuestra voz; es glotón y borracho. Entonces todos los hombres de su ciudad lo apedrearán con piedras, y morirá: así quitarás el mal de en medio de ti; y todo Israel oirá, y temerá.

Punto 8. Como dije, en cientos de ocasiones se afirma incoherentemente que ese personaje es de una forma muy distinta a cómo luego los mismo textos lo relatan. Esto llega al absurdo en este mismo capítulo, Salmos 136:2, cuando se pide al lector que se le de las gracias “porque para siempre es su misericordia” por acciones que son claramente contrarias a la misericordia:

Salmos 136:10

Al que hirió a Egipto en sus primogénitos, porque para siempre es su misericordia.

Salmos 136:15 

Y arrojó a Faraón y a su ejército en el mar Bermejo, porque para siempre es su misericordia.

Salmos 136:18

Y mató reyes poderosos, porque para siempre es su misericordia;

Punto 9. Porque así es como se relata que sucedió. La deja embarazada. Hasta tal punto que lo sucedido se considera como tal debido a que eso es una “infamia”:

Mateo 1:19

Y Joseph su marido, como era justo, y no quisiese exponerla a la infamia, quiso dejarla secretamente.

De hecho, se justifica más tarde en ese primer capítulo de Mateo con un ángel que le dice a José que no se preocupe tan sólo porque ¡quien la ha violado es Dios! Pero ¿Cómo se entera José?¿De qué modo se le aparece el ángel? Todo un clásico en las religiones:

Mateo 1:20 

Y pensando él en esto, he aquí el ángel del Señor le apareció en sueños, diciendo: Joseph, hijo de David, no temas de recibir a María tu esposa; porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.

También, el autor de Mateo, toma un relato del Tanaj (Antiguo testamento) convirtiéndolo en una profecía que autojustifica dicho nacimiento. ¿Cual? Pues en este caso el relato procede de Isaías 7:14, donde la “profecía” que le da dios a Isaías es para Achaz:

Isaías 7:

ACONTECIÓ en los días de Achâz hijo de Jotham, hijo de Uzzías, rey de Judá, que Rezín rey de Siria, y Peca hijo de Remalías, rey de Israel, subieron a Jerusalem para combatirla; mas no la pudieron tomar. Y vino la nueva a la casa de David, diciendo: Siria se ha confederado con Ephraim. Y estremeciósele el corazón, y el corazón de su pueblo, como se estremecen los árboles del monte a causa del viento. Entonces dijo el SEÑOR a Isaías: Sal ahora al encuentro de Achâz, tú, y Sear-jasub tu hijo, al cabo del conducto de la Pesquera de arriba, en el camino de la heredad del Lavador, Y dile: Guarda, y repósate; no temas, ni se enternezca tu corazón a causa de estos dos cabos de tizón que humean, por el furor de la ira de Rezín y del Siro, y del hijo de Remalías. Por haber acordado maligno consejo contra ti el Siro, con Ephraim y con el hijo de Remalías, diciendo: Vamos contra Judá, y la despertaremos, y la partiremos entre nosotros, y pondremos en medio de ella por rey al hijo de Tabeel: El Señor DIOS dice así: No subsistirá, ni será. Porque la cabeza de Siria es Damasco, y la cabeza de Damasco, Rezín: y dentro de sesenta y cinco años Ephraim será quebrantado hasta dejar de ser pueblo. Entretanto la cabeza de Ephraim es Samaria, y la cabeza de Samaria el hijo de Remalías. Si vosotros no creyereis, de cierto no permaneceréis. Y habló más el SEÑOR a Achâz, diciendo: Pide para ti señal del SEÑOR tu Dios, demandándola en lo profundo, o arriba en lo alto. Y respondió Achâz: No pediré, y no tentaré al SEÑOR. Dijo entonces Isaías: Oid ahora casa de David. ¿Os es poco el ser molestos a los hombres, sino que también lo seáis a mi Dios? Por tanto el mismo Señor os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y parirá hijo, y llamará su nombre Emmanuel. Comerá manteca y miel, para que sepa desechar lo malo y escoger lo bueno. Porque antes que el niño sepa desechar lo malo y escoger lo bueno, la tierra que tú aborreces será dejada de sus dos reyes. El SEÑOR hará venir sobre ti, y sobre tu pueblo, y sobre la casa de tu padre, días cuales nunca vinieron desde el día que Ephraim se apartó de Judá, es a saber, al rey de Asiria. Y acontecerá que aquel día silbará el SEÑOR a la mosca que está en el fin de los ríos de Egipto, y a la abeja que está en la tierra de Asiria. Y vendrán, y se asentarán todos en los valles desiertos, y en las cavernas de las piedras, y en todos los zarzales, y en todas las matas. En aquel día raerá el Señor con navaja alquilada, con los que habitan de la otra parte del río, a saber, con el rey de Asiria, cabeza y pelos de los pies; y aun la barba también quitará. Y acontecerá en aquel tiempo, que críe un hombre una vaca y dos ovejas; Y será que a causa de la abundancia de leche que darán, comerá manteca: cierto manteca y miel comerá el que quedare en medio de la tierra. Acontecerá también en aquel tiempo, que el lugar donde había mil vides que valían mil siclos de plata, será para los espinos y cardos. Con saetas y arco irán allá; porque toda la tierra será espinos y cardos. Y a todos los montes que se cavaban con azada, no llegará allá el temor de los espinos y de los cardos: mas serán para pasto de bueyes, y para ser hollados de los ganados.

Tampoco se afirma que tenga que nacer de una “virgen” como más tarde se entendió con las consiguiente traducciones. En el texto original, en griego, la palabra empleada es parthenos ( παρθένος ), que se emplea para mujeres no casadas. De hecho dicha palabra se usa para lo mismo en 52 ocasiones a lo largo de todo el Antiguo testamento, en la Septuaginta (LXX):

como παρθενοι (9 veces) en 
2Sa 13:18, Sal 45:14, Sal 78:63, Sal 148:12, Jer 31:13, Lam 1:4, Lam 1:18, Lam 2:21, Amo 8:13

como παρθενον (11) en 
Gen 34:3, Exo 22:16, Lev 21:13-14 (2), Deu 22:19, Deu 22:28, 1Kg 1:2, Job 31:1, Jer 51:22, Eze 9:6, Eze 44:22

como παρθενος (18) en
Gen 24:14, Gen 24:16 (2), Gen 24:43, Gen 24:55, Deu 22:23, Jue 19:24, 2Sa 13:2, 2Re 19:21, Isa 7:14, Isa 37:22, Isa 47:1, Jer 2:32, Jer 18:13, Jer 31:4, Jer 31:21, Lam 2:13, Amo 5:2

como παρθενου (1) en 
Gen 34:3

como παρθενους (7) en 
Jue 21:12, 2Cro 36:17, Est 2:17, Isa 23:4, Lam 2:10, Lam 5:11, Zec 9:17

como παρθενω (5) en 
Lev 21:3, Deu 32:25, Isa 62:5, Jer 46:11, Lam 1:15

como παρθενων (1) en 
Exo 22:17

En el punto 11. se narra cómo de justo es ese personaje a la perfección:

Coré, primo de Moisés (Ex 6:21) y bisnieto de Leví (levita) reúne a la gente, entre ellos a los “príncipes de las congregaciones” hasta reunir a 250 personas (los “hijos de Israel”) pidiendo más democracia y no que Moisés y Aarón se erigieran cómo los únicos líderes (sacerdotes) pues, según Éxodo 19:6 Yahvé les había prometido que todos lo serían:

Núm 16:3

Y se juntaron contra Moisés y Aarón, y les dijeron: Básteos, porque toda la congregación, todos ellos son santos, y en medio de ellos está el SEÑOR: ¿por qué, pues, os levantáis vosotros sobre la congregación del SEÑOR?

Esto llega a oídos de Moisés y ¿qué hace?

Núm 16:5-7 

Y habló a Coré y a todo su séquito, diciendo: Mañana mostrará el SEÑOR quién es suyo, y al santo harálo llegar a sí; y al que él escogiere, él lo allegará a sí. Haced esto: tomad incensarios, Coré y todo su séquito: Y poned fuego en ellos, y poned en ellos sahumerio delante del SEÑOR mañana; y será que el varón a quien el SEÑOR escogiere, aquel será el santo: básteos esto, hijos de Leví

Además de intentar convencerles con chantaje emocional recordándoles quién les había sacado de Egipto, a lo que ellos le responden:

Núm 16:12-14

No iremos allá: ¿Es poco que nos hayas hecho venir de una tierra que destila leche y miel, para hacernos morir en el desierto, sino que también te enseñorees de nosotros imperiosamente? Ni tampoco nos has metido tú en tierra que fluya leche y miel, ni nos has dado heredades de tierras y viñas: ¿has de arrancar los ojos de estos hombres? No subiremos.

Entonces Moises le propone un trato: que realicen ofrendas, no sin antes decirle a Yahvé que no las acepte, cual llorica:

Núm 16:15

Entonces Moisés se enojó en gran manera, y dijo al SEÑOR: No mires a su presente: ni aun un asno he tomado de ellos, ni a ninguno de ellos he hecho mal.

Núm 16:16-18 

Después dijo Moisés a Coré: Tú y todo tu séquito, poneos mañana delante del SEÑOR; tú, y ellos, y Aarón: Y tomad cada uno su incensario, y poned sahumerio en ellos, y allegad delante del SEÑOR cada uno su incensario: doscientos y cincuenta incensarios: tú también, y Aarón, cada uno con su incensario. Y tomaron cada uno su incensario, y pusieron en ellos fuego, y echaron en ellos sahumerio, y pusiéronse a la puerta del tabernáculo de la congregación con Moisés y Aarón.

¿Qué creen que hizo Yahvé con los seguidores a quienes les había prometido el sacerdocio cuando estos le piden que responda y elija?

Núm 16:19-21 

Ya Coré había hecho juntar contra ellos toda la congregación a la puerta del tabernáculo de la congregación: entonces la gloria del SEÑOR apareció a toda la congregación. Y el SEÑOR habló a Moisés y a Aarón, diciendo: Apartaos de entre esta congregación, y consumirlos he en un momento.

Ante tal respuesta, sorprendidos, Coré y el resto, le preguntan por dicha actitud:

Núm 16:22

Y ellos se echaron sobre sus rostros, y dijeron: Dios, Dios de los espíritus de toda carne, ¿no es un hombre el que pecó? ¿y airarte has tu contra toda la congregación?

Núm 16:23-26

Entonces el SEÑOR habló a Moisés, diciendo: Habla a la congregación, diciendo: Apartaos de en derredor de la tienda de Coré, Dathán, y Abiram. Y Moisés se levantó, y fué a Dathán y Abiram; y los ancianos de Israel fueron en pos de él. Y él habló a la congregación, diciendo: Apartaos ahora de las tiendas de estos impíos hombres, y no toquéis ninguna cosa suya, por que no perezcáis en todos sus pecados.

Núm 16:31-35 

Y aconteció, que en acabando él de hablar todas estas palabras, rompióse la tierra que estaba debajo de ellos: Y abrió la tierra su boca, y tragólos a ellos, y a sus casas, y a todos los hombres de Coré, y a toda su hacienda. Y ellos, con todo lo que tenían, descendieron vivos al abismo, y cubriólos la tierra, y perecieron de en medio de la congregación. Y todo Israel, los que estaban en derredor de ellos, huyeron al grito de ellos; porque decían: No nos trague también la tierra. Y salió fuego del SEÑOR, y consumió los doscientos y cincuenta hombres que ofrecían el sahumerio.

Y por si con eso no fuera suficiente:

Núm 16:36-40

Entonces el SEÑOR habló a Moisés, diciendo: Di a Eleazar, hijo de Aarón sacerdote, que tome los incensarios de en medio del incendio, y derrame más allá el fuego; porque son santificados: Los incensarios de estos pecadores contra sus almas: y harán de ellos planchas extendidas para cubrir el altar: por cuanto ofrecieron con ellos delante del SEÑOR, son santificados; y serán por señal a los hijos de Israel. Y el sacerdote Eleazar tomó los incensarios de bronce con que los quemados habían ofrecido; y extendiéronlos para cubrir el altar, En recuerdo a los hijos de Israel que ningún extraño que no sea de la simiente de Aarón, llegue a ofrecer sahumerio delante del SEÑOR, porque no sea como Coré, y como su séquito; según se lo dijo el SEÑOR por mano de Moisés.

Y ¿Qué pasa con el resto del pueblo de Israel? ¿Tenían algo más que añadir por haber matado a tanta gente Moisés, Aarón y su perro guardián: Yahvé? Si.

Núm 16:41 

El día siguiente toda la congregación de los hijos de Israel murmuró contra Moisés y Aarón, diciendo: Vosotros habéis muerto al pueblo del SEÑOR.

Pues misma operación:

Núm 16:42-45

Y aconteció que, como se juntó la congregación contra Moisés y Aarón, miraron hacia el tabernáculo de la congregación, y he aquí la nube lo había cubierto, y apareció la gloria del SEÑOR. Y vinieron Moisés y Aarón delante del tabernáculo de la congregación. Y el SEÑOR habló a Moisés, diciendo: Apartaos de en medio de esta congregación, y consumirélos en un momento. Y ellos se echaron sobre sus rostros.

Núm 16:46-49 

Y dijo Moisés a Aarón: Toma el incensario, y pon en él fuego del altar, y sobre él pon perfume, y ve presto a la congregación, y haz expiación por ellos; porque el furor ha salido de delante la faz del SEÑOR: la mortandad ha comenzado. Entonces tomó Aarón el incensario, como Moisés dijo, y corrió en medio de la congregación: y he aquí que la mortandad había comenzado en el pueblo: y él puso perfume, e hizo expiación por el pueblo. Y púsose entre los muertos y los vivos; y cesó la mortandad. Y los que murieron en aquella mortandad fueron catorce mil y setecientos, sin los muertos por el negocio de Coré.

Coré, Datán y Abiram + todos los principes de las congregaciones + 250 personas +14.700 personas, asesinadas por pedir lo que anteriormente se les había prometido y protestar. ¿No es genial cómo se describe aquí la actitud de Yahvé y el resto de personajes, sus “elegidos”?

En el punto 19. se afirma que es el tan sumamente poderoso que puede hacer todo lo que desee fácilmente. Nos encontramos aquí ante el problema epicúreo que ningún religioso ha conseguido justificar sin recurrir a una retórica falaz.

Ni si quiera en los relatos, pudiendo optar por una vía fácil, dicho personaje escapa a una especie de necesidad o deseo que le acarrea más tarde problemas. ¿Un ejemplo sumamente obvio dentro de la literatura?

En Génesis 1 se afirma que Yahvé crea al hombre incluso “a su imagen y semejanza” y que este ve que “todo era bueno”:

Génesis 1:26-31 

Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces de la mar, y en las aves de los cielos, y en las bestias, y en toda la tierra, y en todo animal que anda arrastrando sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios; y díjoles Dios: Fructificad y multiplicad, y henchid la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces de la mar, y en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda hierba que da simiente, que está sobre la haz de toda la tierra; y todo árbol en que hay fruto de árbol que da simiente, seros ha para comer. Y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y a todo lo que se mueve sobre la tierra, en que hay vida, toda hierba verde les será para comer: y fué así. Y vió Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fué la tarde y la mañana el día sexto.

Sin embargo, en Génesis 6 empieza el relato del diluvio (de procedencia sumerio-babilónica) en donde Yahvé, envía un diluvio porque:

Génesis 6:5-7 

Y vio Yahvé que era mucha la maldad de los hombres en la tierra, y que toda imaginación de los pensamientos de su corazón era solamente mala todos los días.Y arrepintióse Yahvé. de haber hecho hombre en la tierra, y pesóle en su corazón. Y dijo Yahvé: Raeré los hombres que he creado de sobre la faz de la tierra, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo: porque me arrepiento de haberlos hecho.

Dicho personaje, según los religiosos que durante años han interpretado este mito como algo real, es un ser omnisciente y omnipotente. ¿Un dios con tales características se arrepiente de aquello que ha creado? ¿No se supone que es omnisciente? ¿no se supone que traspasa el espacio-tiempo y sabría qué sucedería? Más incoherente aun que todo esto ¿¡no se supone que crea al hombre “a su imagen y semejanza”!? Pero no crean que es el único lugar donde se cita que este dios omnisciente se arrepiente.

Suele pasar en la Biblia una paradoja con dicho personaje: mientras que por un lado se afirma en textos una cosa: como que no se arrepiente y es inmutable (Números 23:19; Salmos 110:4, Malaquías 3:6, Romanos 11:29, Hebreos 6:17, Hebreos 6:18, Santiago 1:17) luego se le describe de otra: como cuando se afirma que este personaje se arrepiente (Éxodo 32:14; Deuteronomio 32:36; 1Samuel 15:11, 1Samuel 15:29; 2Samuel 24:16; 1Crónicas 21:15; Salmos 106:45, ; Jeremías 18:8-10, Jeremías 26:19; Oseas 11:8; Jonás 3:10) ¿En qué quedamos? Pues, como siempre, a elección del lector. Porque, como han creado a un personaje ambiguo: uno puede afirmar que este personaje es de una forma o de la contraria.

Relato que se remata con ¡no se lo pierdan! con Yahvé dándose cuenta de su propia inutilidad:

Génesis 8:21 

Y percibió Yahvé olor de suavidad; y dijo Yahvé en su corazón: No tornaré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque la imaginación del corazón del hombre es mala desde su juventud: ni volveré más a herir todo viviente, como he hecho.

¿Creen que un autor puede definirse a un personaje de forma más incoherente? La cosa no acaba ahí. En Éxodo se afirma que es Yahvé quien cambia el corazón de las personas para que actúen de forma “malvada” para poder perjudicarlos y lucirse haciendo lo que mejor se le da: asesinar.

Éxodo 7:1-4 

Y Yahvé dijo a Moisés: Mira, yo te he constituido dios para Faraón, y tu hermano Aarón será tu profeta. Tú dirás todas las cosas que yo te mandaré, y Aarón tu hermano hablará a Faraón, para que deje ir de su tierra a los hijos de Israel. Y yo endureceré el corazón de Faraón, y multiplicaré en la tierra de Egipto mis señales y mis maravillas. Y Faraón no os oirá; mas yo pondré mi mano sobre Egipto, y sacaré a mis ejércitos, mi pueblo, los hijos de Israel, de la tierra de Egipto, con grandes juicios.

Dos relatos conocidos donde, en uno extermina a millones de familias y animales porque el hombre era malvado para después decir que no volverá a hacerlo porque el hombre es malvado (WTF!) cuando podría haber hecho lo que hizo con Faraón: cambiar sus corazones. Y otro relato donde le pide a alguien que le diga a Faraón que libere a su pueblo al mismo tiempo que le dice que este no lo hará porque endurecerá su corazón, cuando lo que podría haber hecho es simplemente no hacerlo y así ahorrarse dos masacres. Algún creyente podrá venir apelando a que ¡los designios de dios son miteriosos! Pero este no es el caso: el designio, según el propio relato, era que quería que el hombre no fuera malvado. No lo logra y las soluciones que emplea, lejos de alguien que se supone infinitamente sabio, “amor y misericordioso”, son las de alguien con un coheficiente más bien escaso. ¡Un personaje omnipotente incapaz de hacer que sus deseos se cumplan! Los autores de estos relatos crearon a un dios a su imagen y semejanza: sádico, impotente e incoherente. Así es cómo la Biblia describe a dicho personaje. Si no os agrada, quejaros a quien os mintió haciéndoos creer que era de otra forma.

http://www.ateoyagnostico.com/2016/01/26/cmo-es-dios-segn-la-biblia/