AMIGOS DEL BLOG

sábado, 25 de junio de 2016

SOLSTICIO DE VERANO

SOLSTICIO DE VERANO



Solsticio viene del lat. "solstitium", palabra compuesta por sol = el astro solar y stitium = estático, detención. Y se puede definir como la detención del sol. Son dos momentos del año en que el Sol alcanza, en su movimiento aparente, su distancia máxima al Ecuador celeste; el de verano, 21 de junio, se señala por el paso del Sol por el trópico de Cáncer; y el de invierno, 22 de diciembre, por su paso por el de Capricornio.

Es un fenómeno atmosférico que, al igual que otros, ha sido observado por la humanidad desde siempre, siendo objeto de interpretaciones por parte del hombre primitivo. 

El movimiento de los astros produce el día y la noche. De ahí empiezan a crearse los mitos y las leyendas. En el día o la luz el hombre primitivo hacía su vida común y corriente para sobrevivir y en la noche era el momento de protegerse de sus enemigos y otros peligros que lo acechaban. De esa situación surge relacionar la luz con el BIEN y la oscuridad con el MAL. También se comienza a establecer la periodicidad de los sucesos observados y se empieza conformar en la psiquis del ser humano lo que conocemos como el tiempo. Se establece la relación con el clima y se aprende a cosechar de acuerdo a la época. También da margen al establecimiento de religiones que adoraban al dios sol como fue el caso, entre otros, de Akhenaton en Egipto; y también surge el estudio de la astrología.


En la masonería asociamos estos fenómenos naturales y son interpretados bajo tres aspectos: cósmico, místico y simbólico. Cósmico, porque representa un fenómeno astronómico; Místico, porque traza la realidad de un ideal y Simbólico, con relación al Hombre, porque busca la perfección de su espíritu.

Los masones estamos constantemente en la búsqueda de más luz. De Oriente a Occidente estamos apartando de nuestro camino las tinieblas y en esa aspiración estamos guiados siempre por San Juan el Bautista y San Juan el Evangelista. El Solsticio de verano está representado por Juan el Bautista. Este nació en una época de tribulaciones. Él debía anunciar la llegada del Salvador alumbrando el camino de Jesús. Proclamando la salvación por medio de la venida de Cristo. Decía la verdad de forma fuerte, explosiva y sin miedo a las consecuencias, por eso lo decapitaron. Para los masones Juan el Bautista simboliza la luz, la fuerza, el nacimiento y el principio. Este personaje es ejemplo de vida, de lucha y de la verdad.


En este ciclo eterno en que se manifiesta un espacio de tiempo, que va de un solsticio a otro, está representada en forma simbólica la vida del hombre. Los solsticios son un ciclo evolutivo, que representan los dos más grande misterios de la metafísica: la vida y la muerte; el ser que nace y muere, es la materia y el espíritu. En este día de solsticio la Orden Masónica hace renovación de votos. Con ello estamos recordando el compromiso que contrajimos con nosotros mismos y con la humanidad cuando ingresamos en la masonería. Con esto intentamos volver a la vida más reconfortados y con nuevos conocimientos para beneficio de todos los hermanos masones y esta augusta orden masónica.

Pedro José Cruz Segarra
Gran Instructor General.

http://www.granlogiasoberanadepr.org/GLSPR/Gnosis/Entries/2010/6/23_Solsticio_de_Verano.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada