AMIGOS DEL BLOG

martes, 27 de diciembre de 2016

MASONERÍA EGIPCIA DEL ANTIGUO Y PRIMITIVO RITO DE MEMPHIS-MISRAÏM

MASONERÍA EGIPCIA 
DEL ANTIGUO Y PRIMITIVO 
RITO DE MEMPHIS-MISRAÏM

No hay texto alternativo automático disponible.

El postulante que quiere ser admitido (iniciado) en la Corporación debe conocer la diferencia que existe entre la Alquimia, la Arquímica y la Espagírica. Por otra parte, debe conocer el nombre de las Piedras Brutas (minerales) y del Disolvente (ácido), a fin de poder realizar la Obra Alquímica. El Arte Sagrado o Sacerdotal de los egipcios fue transmitido a los árabes que lo definieron como Alquimia. Esa es la Ciencia que enseña el misterioso dinamismo que precede a la transformación de los cuerpos naturales. 

De la Búsqueda Alquímica, nacieron la Arquímica y la Espagiria: la Arquímica es la antecesora de la Química, mientras que la Espagírica es la antecesora de la medicina. 

El Postulante que quiere convertirse en una Célula (Neófito) en el Cuerpo (Templo) del Espíritu (Luz) debe saber que la Alquimia es la Vía Húmedo-Seca (Lunar- Solar) que permite realizar la Piedra Filosofica (Piedra Pura). Por otra parte, debe saber que la Galactita (Esteatita) es la Piedra Bruta solar (masculina), mientras que el Olivino (Peridoto) es la Piedra Bruta lunar (femenina). 

Finalmente debe saber que el ácido clorhídrico (ácido muriático) es el Disolvente. Materias de base y Disolvente Se compran la Galactita (silicato hidratado de magnesio), el Olivino (silicato de hierromagnesio) y el ácido clorhídrico (compuesto de agua y cloro). 

La Galactita puede encontrarse, como piedra de ensartar, en mercería. 

El Olivino puede encontrarse, como collar, en joyería. El ácido clorhídrico puede encontrarse, al 32% de cloro, en droguería. 

Nota: 

El peso del olivino ha de ser el doble respecto al de la Galactita. Esto es todo lo que debe saber aquel que quiere convertirse en una Célula en el Cuerpo del Espíritu, es decir, un Neófito en el Templo de la Luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada