AMIGOS DEL BLOG

sábado, 5 de noviembre de 2016

¿Qué edad tenéis?

¿Qué edad tenéis?

Resultado de imagen para chistes masonicos

Se cuenta que en cierta ocasión unos masones estaban sesionando en tenida cerrada y un hombre trepó hasta el techo del Templo, con el afanoso propósito de aprender de los grandes secretos de la Masonería Regular. Y lo único que escuchó fue que algún masón decía: 

¿Qué edad tenéis? Y este hombre pensó para sí que está sería una clave secreta para poder de algún modo operar como masón, o bien una llave para relacionarse con personas que él podría considerar eran importantes.

El Fisgón se retiró desdiciendo poner en funcionamiento aquel nuevo conocimiento. Repitió esa para él una frase “Qué edad tenéis” esa que en realidad era una pregunta ¿Qué edad tenéis? Esa que había escuchado en Logia, la repetía una y otra vez a solas esperando surgiera algún genio de alguna parte y le concediera algún deseo. Una frase en realidad de fórmula litúrgica que realmente es prescrita solamente a masones, pero no era adecuada ni mucho menos entendía por él, pasó el tiempo y esa frase se volvió para él una obsesión enfermiza, y pronto fue incapaz de decir nada más. Cada vez que contactaba con alguien antes de saludarle decía ¿Qué edad tenéis?, así incluso a las damas les decía ¿Qué edad tenéis? Y no faltó quien se incomodará y fue poco a poco excluido de la sociedad, al punto que con el tiempo fue arrojado de la ciudad y tuvo que vivir a cielo abierto el resto de su vida.

Un día encontró casualmente a otro hombre y le contó sobre lo que había escuchado en una Logia Masónica, y este otro hombre se interesó muchísimo sobre esa mágica frase: ¿Qué edad tenéis? Y la adoptó y la repetía constantemente el también. ¿Qué edad tenéis? ¿Qué edad tenéis? La cantaban ambos hombres y no faltó otros más que se les unieran a coro.

Así ocurrió que el comandante de la guardia de un Emperador de aquella región, preguntó sobre esa nueva canción ¿Qué edad tenéis? Y le dijeron que era masónica, y como este comandante quería conocer algo del conocimiento masónico, adoptó esta canción y la cantaba y obligaba a sus subordinados cantarla ¿Qué edad tenéis? ¿Qué edad tenéis?.

Al poco tiempo llegó a la corte del Emperador, el cual era un Despiadado Tirano que estaba Festejando su cumple años – el comandante aún mecánicamente repetía esa pegajosa frase ¿Qué edad tenéis? 

¿Qué diablos estás diciendo? Preguntó el Tirano Emperador, que era muy vanidoso y sensible a que le preguntasen su edad. ¡Qué Atrevimiento! El Tirano Emperador ordenó lo ejecutasen por Insolente.

Y, se preguntarán amigos qué pasó con el Fisgó, él primero de a aquéllos que creen que pueden hacerse del conocimiento secreto masónico mediante la repetición constante de lo que para unos es una frase, para otros una pregunta, si esa ¿Qué edad tenéis? 

Esa ¿Qué edad tenéis? Ha sido comunicada desde aquel día que el Fisgón la escuchó, y repetida incansablemente por extraños a la Masonería Regular millones de veces, y la gente ha publicado libros, siendo tema de publicaciones en revistas , conferencias radiales, e incluso se han hecho programas en la Televisión sobre ¿Qué edad tenéis?. 

El Fisgón de Nuestra Historia, por supuesto, no escribió en papel aquella ¿Qué edad tenéis? (ya que no sabía leer ni escribir) – ahora sabemos luego de muchos años de investigación masónica que aquella ¿Qué edad tenéis? Fue preguntada a alguien para un tiempo concreto y un lugar determinado, en ese justo momento funcionó y sigue funcionando, despertando así la edad esencial del ser humano. Es por esto fuera de este contexto masónico, es que muchos la utiliza e intenta funcione...

Fraternalmente 
Vicente Alcoseri

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada