AMIGOS DEL BLOG

jueves, 24 de noviembre de 2016

El importante valor de la discreción masónica

El importante valor de la discreción masónica


En el ámbito personal, en el laboral, en la vida y sobre todo en la masonería, la discreción es un valor que debe acompañar a los hombres en todo momento, pues se trata de una de las cualidades que más nos definen como una persona de confianza o un individuo con el cual hay que tener especial cuidado al revelar secretos. 

En recientes fechas me he encontrado con que la discreción en la masonería es un tema muy variable. Depende del criterio de cada hermano el revelar su propia condición de masón e inclusive llegar al extremo de revelar la de sus hermanos entre los profanos, es por eso que me decidí a realizar el presente trabajo, pues considero que la masonería contemporánea debe ser una cuestión de seriedad, pero sobre todo de discreción.

La Real Academia de la lengua define a la palabra discreción como la sensatez de formar juicio y tacto para hablar u obrar. Eso significa que debes ser sensato en la formulación de reflexiones y tener mucho tacto o esmero en la expresión de los conceptos a transmitir a los demás.

El Dr. Lionel Ardón Rodríguez, quien doctor en psicología de la Universidad de San Carlos, menciona que una persona que sabe cómo ser discreta tiene muchas ventajas en la vida. Sabe evitar las noticias escabrosas o conceptos maliciosos innecesarios (incluso los chismes) domina su ego con esmerado respeto de sí mismo y, sobre todo, es la garantía de su amistad o confianza verdadera.

Transportando los conceptos anteriores a la masonería en general y especialmente a una de las virtudes que se cultivan en el grado de aprendiz, el guardar silencio, es claro que la necesidad de ser sensatos al momento de emitir opiniones acerca de lo que se nos revela es una de las cuestiones más importantes, no sólo por el contenido que encierran las enseñanzas y secretos de la masonería, sino por la lección que conlleva guardar silencio. 

Ahora bien, existe otra vertiente de lo que la discreción en la masonería significa, esta es la del uso de distintivos masónicos entre profanos. Es claro que ser masón no es en NINGÚN momento un motivo para avergonzarse, se trata de lo contrario, de un orgullo y un honor el pertenecer a una orden que a lo largo de la historia ha acompañado y labrado el desarrollo de la humanidad, pero, entre los profanos esto no es del todo conocido e incluso es mal visto; si bien ya no vivimos en un tiempo en que el masón sea perseguido, si nos encontramos con una sociedad que poco o nada ha cambiado en cuanto a la postura que adopta en cuanto a lo desconocido se refiere, pues el hombre siempre se ha caracterizado por temer, criticar y hasta repeler aquello que no conoce, así las cosas, el masón puede encontrar en su vida profana a seres que sólo busquen perjudicar una vez que es conocida su identidad como masón, en este punto evitaré hacer comentario alguno, sobre las personas que podrían tomar tal postura, ya que no es la intención del presente trabajo, pero sí lanzar una pregunta para que cada uno de los lectores conteste en su mente. 

¿Es necesario que el mundo profano conozca que son masones para llevar una vida acorde con los ideales de la orden y las enseñanzas que en ella se reciben?

Me parece que no, el masón no necesita una retribución, un reconocimiento del mundo profano o incluso el señalamiento de que por ser masón es lo que es, por el contrario se debe ver como un hombre común pero que vive con el más absoluto respeto por los valores cívicos y morales de la sociedad; que vive en armonía con sus semejantes y que en su hogar, fomenta y proyecta eso mismo con su familia. 

De este modo me gustaría hacer especial mención en la enseñanza que he aprendido con el paso del tiempo, pues me he encontrado con que la masonería se lleva de manera personal, se lleva por dentro.

¿Qué pasa dentro de la Logia masónica?La discreción no es lo mismo que el silencio (del que ya hablamos en alguna ocasión) por lo tanto no es necesario ser discreto respecto de nuestra condición de masones con otros hermanos, aunque si así se desea no tiene nada de malo evitar identificarse como tal. (no es obligatorio y nadie nos va a castigar o algo por el estilo).

¿Por qué es tan importante la discreción?Simple, no todas las personas del mundo congenian con la masonería y por lo tanto con los masones. Por ejemplo, algunas religiones prohíben y hasta condenan la filiación a la orden masónica. En este sentido los masones debemos tener especial cuidado al revelar nuestra identidad y sobre todo las de nuestros hermanos ya que si por ejemplo uno de ellos tiene un jefe en el empleo que es muy apegado a alguna religión que condena a la masonería entonces lo estaríamos metiendo en aprietos.

Así pues, el hecho de saber guardar un secreto no es volverse cómplice de algo o de alguien, sino de evitar hacer preguntas o averiguaciones poco oportunas, de no forzar la intimidad espiritual ni física de nuestros hermanos, así, será cuestión de cada uno lo que quiere que la gente conozca. 

Respetar la postura de la discreción absoluta, si así lo quiere el hermano en cuestión, es respetar su libre pensamiento y su forma de ver, sentir y vivir la masonería. Por último, hago la invitación a la reflexión, si al decir “Soy Masón” beneficio en algo al mundo y si ello es requisito para respetar y seguir mis ideales de libre pensamiento y fraternidad.

http://elblogdelmason.blogspot.pe/2016/08/el-importante-valor-de-la-discrecion.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada