AMIGOS DEL BLOG

miércoles, 30 de septiembre de 2015

IRLANDA, O LA ANTIGÜEDAD MASÓNICA.

IRLANDA, O LA ANTIGÜEDAD MASÓNICA.

Capítulo de Arco Real irlandés. Obsérvese el peculiar diseño de los Collares irlandeses y la costumbre de portar los Mandiles por dentro de la chaqueta, a la manera antigua.

A pesar de la gran labor de investigación masónica llevada a cabo durante el Siglo XX, es preciso decir que se ha incurrido de manera constante en un error que puede calificarse también de voluntario: los historiadores masónicos ingleses se mostraron enormemente reacios a aceptar que, en la fragua de la Masonería, Irlanda tuvo un papel tan decisivo (de hecho bastante más) que el que se intentó atribuir a Inglaterra, cuyo modelo de Masonería andersoniano fue finalmente desplazado por la Masonería irlandesa. Actualmente, conforme pasan los años e Inglaterra deja de considerarse el centro de la civilización para pasar a considerarse una pieza más dentro del puzzle mundial, los historiadores ingleses están comenzando a reconocer a Irlanda el papel decisivo que tuvo en la configuración de la Masonería anglosajona.
Modelo de Mandil escocés.

Aunque la Masonería como Orden Iniciática germinó en Escocia, la realidad es que en 1700 Escocia era la nación independiente más pobre de Europa. En ese momento su población apenas alcanzaba el millón de habitantes, y en 1750 ascendía únicamente a 1.260.000 almas. Si además descontamos los escoceses embarcados en las distintas peripecias coloniales y los alistados en el ejército británico, nos percatamos de que la población que habitaba realmente en Escocia era verdaderamente reducida.

Irlanda y Escocia son dos mundos muy permeables entre sí, mucho más que Inglaterra y Escocia. De hecho, como indican algunos indicios de Irlanda del Norte, el desarrollo de la Masonería norirlandesa probablemente fuese de la mano de Escocia desde fecha muy temprana. En la etapa moderna, y aunque Irlanda desarrolló sus propias peculiaridades masónicas, el sistema escocés y el irlandés de Masonería responderon siempre a una unidad de propósito común que hizo que siempre se reconociesen mutuamente.


Irlanda puso en la balanza de la Masonería el peso demográfico que Escocia no podía poner. Si bien a principios del Siglo XVIII su población era de 3.000.000 personas, experimentó un crecimiento que la situó en 8.000.000 de habitantes en el momento de comenzar la hambruna de la patata, en 1845. Obviamente la economía agraria irlandesa no tenía capacidad para sustentar a semejante población, pero resultó que a 135 millas náuticas (218 kms) al este de Dublín se encontraba el puerto de Liverpool, ciudad próspera por su comercio del algodón y los esclavos, pero también puerta de entrada a la gran conurbación industrial y cuenca carbonífera de Liverpool y Manchester, cuya mano de obra fluiría de forma incesante desde Irlanda, importando también el modelo masónico Antiguo y contribuyendo de forma decisiva a que fuese finalmente implantado en Inglaterra.

El símbolo masónico más antiguo de Irlanda, la Escuadra del Puente Baal. Esta escuadra apareció en el transcurso de unas obras en el Puente Baal en Limerick (Ulster). En ella aparece inscrito un año ("1507") y la leyenda "Me esforzaré por vivir con amor y caridad en el Nivel y por la Escuadra".


Este medallón es una reliquia masónica irlandesa que implica un apasionante anacronismo. Fue hallado en Fermanagh (Ulster), y lleva inscrita la temprana fecha de 1516, cuando la Masonería estaba compuesta únicamente por miembros operativos. Sin embargo, todo en él es simbolismo del Arco Real.

1688 El primer documento que hace referencia a la existencia de Logias especulativas en Irlanda es el Trinity Tripos.

Durante el Siglo XVII era costumbre en las universidades de Oxford, Cambridge, y Dublín que un representante de los estudiantes pronunciase (en latín) un discurso satíritico en la ceremonia de entrega de diplomas a los nuevos graduados. A este representante de los estudiantes se le denominaba "Filius Terrae", y tenía inmunidad para decir lo que quisiera. La ceremonia de graduación era denominada los Initia, y el discurso satírico recibía el nombre de Tripos.

El Filius Terrae del Trinity en 1688 era John Johnes, el cual había sido iniciado en la Logia del Trinity College de Dublín, de modo que incluyó numerosos detalles masónicos. Johnes hace mención a la existencia de miembros de distinta extracción social, a la relación de ciertos elementos rituales con los usos militares; se refiere a la Masonería especulativa como Masonería Escocesa, y bromea con uno de los presentes, Sir Warren, recordándole que debe pagar aún 5 chelines por haber sido Iniciado a la manera nueva (Freemasonized the new way). El público ante el que se leyeron los Tripos era de naturaleza universitaria, compuesto por miembros del Trinity College de Dublín y otras figuras públicas, y necesariamente debía estar familiarizado con la Masonería para que la sátira resultase efectiva.

Me permito reproducir parte de la sátira que John Jones hace del Venerable de la Logia del Trinity College, junto con otro miembro, el Hermano Cooper, porque es realmente graciosa. El relato está redactado en latín, aunque el extenso poema lo está en inglés. El "Ridley" al que se refieren es el cadáver de un reo ajusticiado días antes y que estaba en el Trinity College por motivos forenses.

Nuestro Venerable Hermano, el truhán, viéndose con tanto dinero recolectado, guardó los dineros con la intención de escapar, y cruzó la calle con una expresión más alegre de lo habitual, y mientras iba haciendo cabriolas, ¡con quién fue a encontrarse! De todos los hombres del mundo apareció el Hermano más fraternal de todos los Hermanos, Cooper. Tan pronto el leal Hermano reconoció a su Venerable, corrió a saludarle, estrechó su mano y, como es costumbre, le obsequió con el beso más pegajoso que quepa imaginar. Entonces ambos se dirigieron a la Biblioteca con el propósito de contemplar a Ridley, entre otras maravillas del lugar. Cuando el visitante (el Venerable Maestro) estudiaba con ojos escrutadores de lince y diseccionaba entre lo que el juez, el verdugo y los cirujanos habían dejado de la carroña del pobre infeliz, ¡sorpresa y sorpresa!, distinguió, no sabría decir con certeza si en sus partes más nobles o en sus partes más traseras, el Signum, o dicho en inglés sencillo, la Marca del Masón. Tan pronto como descubrió esto, ¡Santo Cielo!, su grito llenó el edificio. Una y otra vez se golpeó el pecho, se laceró sus pálidas mejillas y se rasgó las vestiduras hasta dejarlas hechas añicos. Poco después, cuando su paroxismo se hubo calmado, plasmó su pesar en los siguientes versos:

ELOGIUM RIDLEYANUM

Hermano infeliz,
¡qué desgracia se te puede comparar!
Tú, dolor y vergüenza de la sociedad, 
si hubiésemos sabido a su debido tiempo
que eras miembro de la Fraternidad, 
por fraude o por fuerza te habrías 
librado del palo de horca y del nudo corredizo, 
y ahora que quizá la vida te ha bendecido, 
pues has resultado ser un Hermano 
por ello no estarás expuesto a nuestra burla, 
cuando las chicas quieran beber cerveza en el Colegio... 
(...)


Trinity College de Dublín.


1695 es el año en que está registrada por primera vez la fundación de una Logia en Irlanda de la que se puede afirmar que nace sin relación con la Masonería operativa.

Aunque Cork cuenta con una amplia bahía en la que se hallan distintos puertos, el puerto de Youghal cuenta con una fisonomía e instalaciones fortificadas que lo hacían sumamente seguro para los navíos de guerra, de modo que la historia de Youghal durante los Siglos XVII y XVIII va ligada a la presencia de la Marina Real británica.




La Logia de Youghal fue creada en 1695 por el Mayor Congreve, y estaba ubicada en el pequeño pueblo de Youghal con el fin de acoger a los Masones pertenecientes a la oficialidad naval y marinería. No obstante es de suponer que existían en el condado bastantes más Logias de tiempo inmemorial, pues a pesar del gran prestigio de esta Logia -era costumbre que el Diputado Gran Maestro Provincial de Munster fuese siempre de la Logia de Youghal-, en el momento de otorgar las Cartas Patentes en 1733 el número que le correspondió fue el nº 19.


Si miramos la distribución de los números llevada a cabo en 1733, momento en que se numeraron las Logias de Irlanda, en el mismo condado de Cork hay varias Logias cuyos números son bien distintivos: la Logia "Primera Logia de Irlanda" nº 1, la Logia "Tercera Logia de Irlanda" nº 3, la Logia St. Finn Barre's nº 8 y la Logia "Decimoquinta Logia de Irlanda" nº 15, que fueron consideradas anteriores en su fundación a la Logia de Youghal. Todas estas Logias son consideradas Logias de tiempo inmemorial.

La Logia de Youghal estuvo trabajando de manera ininterrumpida hasta 1830, año en que entregó su Patente. No obstante, para seguir la tradición, la actual Logia Youghal nº 68 se sigue reuniendo en un Templo situado en el puerto.


El hecho de que Youghal fuese el principal puerto militar del sur de Irlanda provocó que en 1695 comenzasen a celebrarse las primeras Tenidas masónicas. Este recorte de prensa fue publicado en el diario East Cork Journal el 24 de Julio de 2014.

Youghal en la actualidad.

El siguiente documento que jalona la historia masónica irlandesa es el Manuscrito Chetwood Crowley, datado en 1700 y que describe la forma de dar la Palabra de Masón. Se trata de un documento muy semejante al Manuscrito de la Casa Registro de Edimburgo, al punto de que reproduce muchas palabras de manera exacta (como "muecas y posturas ridículas"). Tras narrar cómo se da la Palabra de Masón, el documento incluye catecismo de preguntas y respuestas.

Los siguientes documentos irlandeses que encontramos son una serie de fragmentos pertenecientes a la colección de Sir Thomas Molyneux (1661–1733), un médico y científico de Dublín. Estos fragmentos incluyen lo que son los primeros rastros escritos del Ritual Irlandés. Está dispuesto igualmente en forma de preguntas y respuestas, e incluye alguno de los temas principales del ritual irlandés y yorquino, como la Caja de Hueso.

Richard Parsons, 1er Conde de Rose (1702–1741), primer Gran Maestro registrado de la Gran Logia de Irlanda.

1725 es el año que suele aceptarse como fecha de la fundación de la Gran Logia de Irlanda. Concretamente el 26 de Junio de 1725. Sin embargo, esta fecha no nos ha llegado por los registros de la Gran Logia, sino porque este acontecimiento fue dado como noticia en el Dublin Weekly Journal, un semanario de noticias publicado en Dublín. 

Según el Dublin Weekly Journal, 

(...) Más de un centenar de gentilhombres masones (es decir, masones especulativos) se reunieron en la Taberna del León Amarillo el 26 de Junio de 1725, para posteriormente marchar en procesión al King's Arms. El cortejo incluía a los Maestros y Vigilantes de seis Logias de gentilhombres masones, que se hallaban bajo jurisdicción del Gran Maestro. Una vez llegados al King's Arms, el Muy Honorable Conde de Ross fue elegido como nuevo Gran Maestro.

Obsérvese que el texto menciona que los Maestros y Vigilantes ya se encontrabanbajo jurisdicción del Gran Maestro, y que el Conde de Ross fue elegido como nuevoGran Maestro, lo que implica que la Gran Logia de Irlanda existía desde antes de 1725, aunque no podemos saber desde cuando. 

Interior de Freemasons' Hall en Dublín.

1741 es el año que marca el dominio administrativo real de la Gran Logia de Irlanda

Exterior de Freemasons' Hall en Dublín.

sobre toda la isla. Y una vez más no lo conocemos por los registros masónicos sino por la prensa. La noticia en cuestión fue publicada en Faulkner’s Dublin Journal el 1 de Julio de 1740.

En 1725, la Gran Logia de Irlanda no tenía jurisdicción real sobre todas las Logias de la isla. De hecho, las Logias de Cork se hallaban bajo jurisdicción de la Gran Logia de Munster (a pesar de ello Dublín reconoció a la Logia de Cork su mayor antigüedad, al concederle el nº 1 del registro, mientras la Logia Dublín lleva el nº 2). En general fueron muchas las Logias de tiempo inmemorial que no quisieron adscribirse a la GLI, aunque esto fue solventado en 1741, cuando la GLI emitió una circular diciendo que todas las Logias de tiempo inmemorial que no hubiesen solicitado Carta Patente a la Gran Logia serían consideradas Logias rebeldes, lo que provocó que las últimas Logias independientes se inscribiesen en los registros de la GLI.

1743 LA PROCESIÓN DEL ARCO REAL DE YOUGHAL

El término "Arco Real" es una metáfora. En la Masonería operativa se denominaba "Masonería de la Escuadra" a aquella en que los sillares se colocaban uno sobre otro, a la manera de un muro; sin embargo, denominaban "Masonería del Arco" al arte de construir arcos, arbotantes y estructuras aéreas. Esto exigía una cualificación notablemente superior, y estos términos fueron aplicados en la Masonería especulativa para diferenciar el trabajo realizado antes del Tercer Grado, y al que los primeros Masones especulativos comenzaron denominando genéricamente como "Masonería de la Escuadra", de los acontecimientos espirituales experimentados tras la Iniciación, a los que se refirieron como "Masonería del Arco".

Mandil del Siglo XVIII del Arco Real irlandés.

En su libro Antiquity of the Royal Arch, F. de P. Castells afirma que el Arco Real se trabajaba ya en Irlanda en una etapa tan temprana como 1725. Esta afirmación viene legitimada por el artículo publicado en el diario Faulkner's Dublin Journal, que describe la procesión una procesión de la Logia nº 21 celebrada en Youghal el 27 de Diciembre de 1743 (día de San Juan). Pensemos, para hacernos una idea del grado de desarrollo simbólico que implican los eventos descritos por el periódico, que en 1743 todavía había Logias en Escocia que no trabajaban el mito de Hiram Abiff, que nadie había sido todavía exaltado al Arco Real en suelo inglés (la primera exaltación tuvo lugar en 1744), y que el Segundo Grado con las leyendas de Josué y Jefté estaba todavía en un estado incipiente. El diario ofrece la noticia de una procesión masónica portando el Arco Real por las calles de Youghal:

La primera salutación recibida tras la salida del Templo fue a cargo de los navíos de guerra amarrados en el muelle de Youghal, los cuales, engalanados con sus banderolas, dispararon salvas con sus cañones.
(...) 
En cuarto lugar de la procesión se encontraba el Arco Real portado por dos Excelentes Maestros. En quinto lugar iba el Venerable Maestro con su regalía habitual y su vara dorada. A su izquierda iba el Diputado Maestro con la Escuadra y el Compás. En sexto lugar, los dos Vigilantes con sus bastones, portando uno el Nivel y el otro la Plomada.

La Masonería irlandesa, al igual que la escocesa, incorpora un elemento característico que es la Ceremonia de los Velos. La razón de ser de la Ceremonia de los Velos es ofrecer una representación simbólica de la serie de Iniciaciones que es preciso acometer una vez que se ha experimentado el Tercer Grado, o primera de las Iniciaciones. Para ello el Candidato debe pasar simbólicamente por una serie de velos, cada uno de los cuales representa una Iniciación, tras lo cual se escenifica el descenso a la bóveda donde se encuentran los Secretos Perdidos del Maestro Masón. 

Mobiliario para la Ceremonia de los Velos.

LAS PATENTES DE CAMPO


La Gran Logia de Irlanda fue la primera Gran Logia que emitió Cartas Patentes tal y como las conocemos hoy en día, y fue también la primera en emitir Patentes de Campo para las Logias militares, hábito que también fue seguido por los Antiguos ingleses, de modo que las Logias militares que se diseminaron por las colonias tenían patente irlandesa o Antigua. Algunos de estos casos que vale la pena comentar son, por ejemplo, la Logia 218, asdcrita al 48º Regimiento de Infantería, que celebró la primera Tenida en suelo cubano en 1763 antes de que Cuba fuese devuelta a España. En 1767 la GLI había otorgado Patentes para Logias en Jamaica, y en 1783 a Logias de Islas Barbados. Sin embargo, la efemérides más notable tuvo lugar en 1775, cuando la Logia 441, adscrita al 38º Regimiento de Infantería, inició en Boston a quince afroamericanos, entre los que se encontraba un nombre ilustre: Prince Hall.

ANTIGUOS Y MODERNOS

La diatriba entre Antiguos y Modernos en suelo inglés iba a configurar finalmente todo el modelo anglosajón de Masonería. La Gran Logia de Inglaterra había nacido con el propósito de hacer de la Masonería algo sin razón de ser iniciática, reduciéndola a la condición de club de caballeros o de ateneo. Se trataba de una Masonería de la Escuadra (únicamente con los tres primeros Grados) que únicamente al final aceptó, y sin convencimiento, la Masonería del Arco, y que durante el Siglo XVIII intentó hacer desaparecer a la Gran Logia de los Antiguos relegándola a la condición de ilegal por medio de una ley parlamentaria y considerándola siempre como una Masonería irregular.

La Masonería irlandesa siempre tuvo una especial vitalidad. En el momento de la Unión Masónica de 1813, con una población que era la mitad de la de Inglaterra, contaba con 700 Logias en suelo irlandés, amén de otras 450 en suelo inglés que pertenecían a la Gran Logia de los Antiguos, cuyos miembros eran también en buena parte irlandeses. Mientras tanto, la Gran Logia de Inglaterra (Modernos) contaba con unas 470 Logias. Los escoceses tampoco estaban dispuestos a reconocer la Masonería andersoniana de la Gran Logia de Inglaterra, y finalmente la nueva Gran Logia Unida de Inglaterra hubo de plegarse al modelo Antiguo impuesto por irlandeses y escoceses.

Los acontecimientos referentes a esta diatriba que duró casi un siglo han sido narrados en la correspondiente entrada del blog:




Los escudos de armas permiten también entrever el peso que Irlanda tuvo en la configuración de la Masonería anglosajona y cómo impuso sus tesis en Inglaterra en la Unión de 1813.

EL ACTA PARA LA PREVENCIÓN DE JURAMENTOS Y LA BULA QUO GRAVIORA

León XII, autor de la
bula Quo Graviora.

A comienzos del Siglo XIX la Masonería irlandesa estaba extendida por buena parte del globo debido a sus Cartas Patentes y a sus Logias militares, y en su Unión con los Modernos había impuesto su concepción de la Masonería. Sin embargo, en su propio territorio hubo de sufrir dos duros reveses. En 1823 se produjo una hambruna, lo que se tradujo no solo en emigración sino también en una considerable inestabilidad política, al punto de que algunas Logias se convirtieron en focos nacionalistas, y aparecieron Órdenes paramasónicas como la Orden de Orange o los Ribonistas. Todo ello desembocó en la emisión del Acta para la Prevención de Juramentos, que prohibía la pertenencia a sociedades que los exigiese, e igualmente se revocó el Habeas Corpus. En 1799 Irlanda había quedado eximida del Acta de Sociedades Ilegales por tener estatuto de colonia; pero en 1823 sí formaba parte del Reino Unido, con lo que el Acta se le aplicó con todo su rigor, de modo que quedó proscrita, tardando más de dos años en conseguir permiso para volver a abrir las Logias. No obstante, durante estos dos años muchas Logias cerraron para no volver a abrir, y las Logias irlandesas de ultramar quedaron en un limbo jurisdiccional.
El siguiente golpe le vino por parte de la Iglesia Católica Romana. El rechazo que sentía la Iglesia por la Masonería no era nada nuevo. Había comenzando en 1738 con la bula In Eminenti, y posteriormente Benedicto XIV y Pío VII había emitido sendas condenas en 1751 y 1821. Pero la encíclica Quo Graviora, firmada por León XII en 1826, era diferente. Fue ampliamente publicada en Irlanda, y muchos católicos masones, ante la amenaza de la excomunión, se vieron obligados a causar baja en la Masonería.

Ante la caída de la productividad agraria en 1845, muchos agricultores se vieron desprovistos de sus casas por la imposibilidad de hacer frente a las deudas.

A partir de 1843, una importante parte de la
población se vio obligada a abandonar
Irlanda entre grandes penalidades.

Pero el punto más bajo de la Masonería irlandesa vendría cuando toda Irlanda se vio obligada a padecer la brutal hambruna de 1845, que todavía hoy se emplea en las Facultades de Económicas de todo el mundo para explicar el comportamiento los bienes Giffen: ante el temor al hambre el precio de la patata comenzó a subir, y conforme subía, por ese mismo temor, se producía una demanda cada vez mayor que impulsaba el precio aún más al alza, lo que convirtió a la patata, la base de la alimentación irlandesa, en un bien de lujo. La hambruna de 1845 llevó a la población irlandesa a condiciones auténticamente dramáticas que provocó una emigración aún más masiva, con lo que la población de la isla cayó de casi 8.000.000 a 4.000.000 en 25 años.

Preceptorio Templario de Freemasons' Hall (Dublín).

Actualmente hay 850 Logias operando bajo patente irlandesa, entre ellas Logias militares y muchas otras en territorios de ultramar. A diferencia de otras Obediencias, la Masonería irlandesa reconoce cuatro Grados: Aprendiz Entrado, Compañero, Maestro Masón y Maestro Instalado.

Pero sin duda la principal peculiaridad de la Masonería irlandesa, y que demuestra su profundo apego a las tradiciones, es que todavía en 2014 no tiene rituales escritos, de modo que los rituales se siguen aprendiendo según el método tradicional, de boca a oído, por lo que todas las Provincias masónicas irlandesas tienen una abundante red de Logias de Instrucción a las que se puede asistir a presenciar el Ritual Irlandés, y donde los distintos Oficiales pueden aprender sus textos.

Una fotografía sorprendente. Tras la Guerra de Independencia irlandesa, tuvo lugar una Guerra Civil provocada por las distintas actitudes respecto al tratado angloirlandés que permitía al Reino Unido mantener las seis provincias de Irlanda del Norte. En 1922, hacia el final de la Guerra Civil, el IRA (Irish Republican Army), que ya no era considerado ejército regular, tomó Freemasons' Hall de Dublín y lo empleó como cuartel general durante seis semanas. El Coronel Claude Cane, Diputado Gran Secretario que llevó las negociaciones con el IRA para la devolución del Templo, reconoció al IRA la consideración personal con que siempre lo trató, así como el cuidado exquisito que tuvieron con las instalaciones. En la foto, miembros del IRA sacan pan de Freemasons' Hall.

Las siguientes cinco fotos corresponden a Freemasons' Hall de Cork.









El Secretario de la Escuela de Huérfanas Masónicas de Dublín posa con dos alumnas. La de la izquierda lleva el uniforme de Huérfana Masónica de 1792, la de la derecha lleva el uniforme de 1892.










http://masoneriaantigua.blogspot.pe/2014/08/irlanda-o-la-antiguedad-masonica.html

martes, 29 de septiembre de 2015

CUADRATURA DEL CIRCULO - CUADRADO Y CÍRCULO




CUADRATURA DEL CIRCULO

La Cuadratura del circulo consiste en, dado un círculo hallar un cuadrado de superficie equivalente.
Es pues, en lenguaje estricto, una operación geométrica y figuradamente se utiliza para indicar la imposibilidad de algo.

La cuadratura del círculo es un problema geométrico antiguo, consistente en obtener un cuadrado equivalente en superficie a un círculo de radio conocido.

Ello nace de la necesidad de medir superficies comparándolas con unidades de medida cuadradas, lo que obligaba a convertir la superficie encuadrada en una circunferencia denominada círculo, en un cuadrado de área equivalente y por lo tanto más fácil de medir.

Se ha demostrado que carece de solución con escuadra y compás, debido a que el número (Pi) relación entre la longitud de la circunferencia y su radio es un número trascendente.

Sin embargo dar a un círculo forma de cuadrado o transformar un círculo en cuadrado nos puede sugerir varias ideas.

Tanto el circulo, o la circunferencia que lo rodea, y el cuadrado son símbolos utilizados desde antiguo.

Vamos a analizar ambas figuras por separado:

- La circunferencia (cuya superficie es el círculo) es una línea curva, cerrada. Si linea recta es "la sucesión de puntos en la misma dirección" (Definición poco científica, pero que hemos aprendido todos desde niños) en la circunferencia todos los puntos "siguen" distintas direcciones. esto puede sugerirnos que los elementos que componen la curva son LIBRES para elegir. Además no se puede distinguir un punto de otro, es decir son IGUALES en sus propiedades y entre todos forman un conjunto armónico, CONFRATERNIZAN y logran un fin común.

Podemos añadir que todos cumplen la propiedad de equidistancia respecto de otro, que se llama CENTRO, el cual les da la razón de ser y para el que todos son también igual.

Este CENTRO sin embargo, no pertenece al conjunto, pero logra la estabilidad en la armonía.

Podemos imaginar que el CENTRO es el G.A.D.U., que es la razón de ser de los seres humanos, libres, iguales y fraternales para alcanzar la perfección.

Esta curva es cerrada, por tanto no tiene ni principio ni fin, se cierra en sí misma, es infinita en la dimensión, es el volver a empezar, es la representación del cielo.

La circunferencia da sensación de movimiento (la rueda) Muchas cosas que se mueven tienen o aparentan forma circular. El Sol, la Luna... las trayectorias de los astros son aparentemente circulares... y esto el hombre lo ha percibido desde siempre. 

El Sol es la vida, el circulo también.

El círculo es fácil de trazar. Basta una estaca y una soga. No son necesarios utillajes complejos ni grandes conocimientos, es algo intuitivo. Los pueblos primitivos se organizan alrededor de algo (Hoguera, altar, casa o choza del Jefe o del hechicero) Sus asentamientos tienen forma circular, influencia, quizás, del movimiento solar. Los consejos de las tribus se forman en círculo... Arturo y los doce caballeros de la Tabla Redonda.

- El cuadrado, al contrario, exige para su trazado una herramienta especial, la escuadra o bien un conocimiento de geometría más depurado (Trazado de perpendiculares) Ha tenido que pasar más tiempo, ha tenido que evolucionar el Hombre, se ha hecho sedentario y hace cosas o las consolida para no moverlas. El cuadrado es estático, sólido, es lo asentado, lo quieto, lo inmutable, el reposo... Da sensación de firmeza.

Algunos de sus puntos, cuatro, sus vértices, son especiales, se distinguen de los demás y sus lados, cuatro, se cortan ortogonalmente.

Cuatro son los puntos cardinales: Norte, Sur, Este, Oeste; los elementos fundamentales: Agua, Aire, Fuego, Tierra; los Evangelistas: Mateo, Marcos, Lucas y Juan; sus símbolos por tanto: Águila, Toro, Hombre, y León; las virtudes cardinales: Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza.

El cuatro y el cuadrado son la representación del mundo estable frente al círculo que es el movimiento.

El círculo es el firmamento, lo que nos cubre, está por encima, lo superior, lo espiritual, lo divino... frente al cuadrado, lo estático, terrenal, humano.

Pero esta oposición puede interactuar y llegar a conseguir la fusión del círculo con cuadrado, el acercamiento de uno y otro.

La división de un círculo en cuatro partes se logra mediante dos diámetros perpendiculares, señalando los puntos cardinales, un nuevo asentamiento, por ejemplo, o representando la cruz cristiana, Cristo y los cuatro evangelistas.

El cuadrado si se divide o multiplica constantemente, se va acercando a la circunferencia. Ocho, dieciséis, etc. no es sino la vida, división de células produciendo más y más. El hombre con el tiempo tiende a fundirse con el principio, lo espiritual, lo divino.

Si supiéramos emplear adecuadamente la escuadra y el compás, joyas del Arte Real que sirven para trazar las figuras que hemos estudiado, podremos progresar en nuestro desarrollo interior y acercarnos y, quizás, quién sabe, fundirnos con lo trascendente.

CUADRADO Y CÍRCULO

QQ.·.HH.·.,confieso que el tema de esta plancha me resultó un poco desconcertante. Esperaba el encargo de burilar sobre algo más visible, más tangible, más de H.·.A.·., y no sobre unas palabras que indican algo que sólo es, o sólo existe idealmente en la mente. O por lo menos yo no los veía y por tanto no los podía tocar. Mis pensamientos han vagado por distintos lugares buscando algo de la verdad del Cuadrado y el Círculo. Este es el relato de ese paseo.

El primer paisaje en el que me acerqué a nuestro Cuadrado y nuestro Círculo, fue recordando mis más tempranas lecciones de Geometría. La famosa "Cuadratura del Circulo", a mis ojos juveniles, no era algo tan complicado, para dibujar un cuadrado con la misma área que un circulo dado, sólo había que dibujar un cuadrado de lado calculado según la expresión "Raiz cuadrada del producto de Pi por el valor del radio elevado al cuadrado". Y todo ello, cualquier compañero de clase, hasta yo mismo, éramos capaces de hacerlo.

Esta primera etapa ya estaba vista, quizás con demasiada ingenuidad, pero las prisas y las ganas por acercarme a paisajes, a lugares más sagrados, más espirituales (desde otro punto de vista), no me dejaban profundizar en esas tierras ya lejanas. Por ahora.

En este nuevo escenario, se extendían incontables palabras, evocaciones, sensaciones cuya mínima expresión eran el Cuadrado y el Circulo. Estaban convertidos en Símbolos cuyos significados apenas varían, o han variado, siempre según mis conocimientos, en las distintas tradiciones universales.

En estos lugares es donde Leonardo Da Vinci hizo propia su Cuadratura del Circulo en "El Hombre de Vitruvio". Un hombre de canónicas proporciones circundado por un Circulo y enmarcado por un Cuadrado, Circulo y Cuadrado con distinto Centro, proponiendo al hombre como nexo de unión entre ese Circulo y ese Cuadrado. Conciencia humana como nexo de unión entre lo Espiritual y lo Material.

El Cielo, TAO, el Uno, La Unidad, el Origen, el Padre, el Sol, el Vacío son metáforas dibujadas por un Circulo intangible, simbolismo que a mí me gusta mucho verlo como expresión de lo más profundo y verdadero, la fuente de la Luz, de la Verdad, Luz en constante expresión, Fuente en constante Creación.

El Cuadrado, me resuena menos que el Circulo, es ya tangible, es manifestación de la multiplicidad representada por los lados y vértices, y es manifestación de la dualidad, de la oposición y de la contraposición, en esencia y en otras palabras, también es, representación de la Tierra.

Esos lados contrapuestos y esos vértices antagónicos, sirven para marcar la punzante oposición de la dualidad manifestada. Manifestada entre lo Bueno y lo Malo, el Arriba y el Abajo, El Norte y el Sur, el Este y el Oeste, La Noche y el Día, La Luz y la Oscuridad.

Encontrándome yo vagando por estos pasillos del dualismo y la oposición, de repente me hallé en la sala que simboliza nuestro templo y empecé a encontrar (cosa que antes, ya comenté, no veía por ningún sitio) , a encontrar este dualismo entre Oriente y Occidente, Septentrión y Mediodía, y por tanto el Cuadrado. Cuadrado que estaba infinitamente manifestado en el pavimento ajedrezado, y no había más que levantar un poco la mirada para darse cuenta de que el Círculo también estaba acompañando al Delta Radiante encarnado en el Sol y la Luna.

No, no me voy a olvidar de las herramientas más características de nuestro Arte Real. El Compás y la Escuadra, ellas encierran en sí mismo, o mejor dicho, ellas se expresan en las funciones para las que fueron creadas dibujando nuestro Circulo y nuestro Cuadrado. Ahora veo el Compás y la Escuadra de forma más profunda, como metáforas del Cielo y la Tierra, o de lo Espiritual y de lo Material.

Ahora descubro que esa intangibilidad que atribuía a esas dos palabras, Cuadrado y Círculo, al principio de este viaje, ha acabado por diluirse completamente.

Quizás esa Escuadra en el símbolo del P.·.G.·., ocultando los brazos del Compás, significa que lo Material sigue ocultando el Espíritu. Quizás. Pero eso no es objeto de esta plancha.

Ya solidamente armado con el Compás y la Escuadra como instrumentos operativos, me acerqué a los paisajes de la arquitectura y me apliqué en la construcción de templos y catedrales. Ahora todo tenía tres dimensiones.

Vi el Cuadrado, estaba estático, sólido, expresándose en sillares cúbicos, firmes, eternos e inamovibles, sosteniendo muros, paredes y contrafuertes, configurando naves y cruceros.

Vi el Circulo expresándose en movimiento, en los carros, en las ruedas, en las poleas, etc..

Entre ambos levantan el Templo, y lo elevan, dedicándolo al culto a la Luz ( un forma de nombrar al G.·.A.·.D.·.U.·.). Y qué mejor pórtico de entrada para la Luz que esos rosetones y vidrieras circulares, que elevan nuestros ojos y nos hacen mirar más allá de nosotros mismos, descubriendo un anhelo de algo más elevado.

Mientras me despedía de estas dimensiones, un pequeño libro de matemáticas en mi biblioteca me llamó la atención, se trataba de un libro publicado en la antigua U.R.S.S.. En él, el autor, Popov, me devolvió al primer escenario de este paseo, me acompañó a la tierra de la Geometría, y aportó más datos a mi ingenua aproximación a "La Cuadratura del Circulo". 

El enunciado clásico y completo, que yo desconocía, y que ahora recuerdo a mis HH.·. es: "Construir un cuadrado o un rectángulo de la misma área que un circulo dado de radio R. Utilizando únicamente, el compás y la regla, pero además en un número finito de pasos y la solución ha de ser exacta". ¿Exacta? Exacta.

El único dato que amenazaba la exactitud de la solución se llamaba Pi. Esto me sumergió de cabeza en la profundidad de esta número, permanecí un tiempo difícil de expresar en palabras zambullido en el abismo de este número, irracional, (no racional) , inabarcable, imposible de acabar de expresar, infinito en cifras, imposible de imaginar, imposible de calcular. En una palabra transcendente. De esto concluí que esos primeros paisajes de este paseo, esa infantil solución a la cuadratura del círculo encerraba una joya, ocultaba una insondable profundidad tan misteriosa y atractiva como cualquiera de los símbolos antes mencionados.

Mi desconcierto inicial por esas palabras, Cuadrado y Circulo, se acabó transformando en un profundo silencio, a la Luz de todo lo que me han hecho descubrir. Agradezco al H.·.S.·.V.·. el encargó de esta plancha.

http://www.jrvarela.net/PLANcuadratura.htm

lunes, 28 de septiembre de 2015

LOS TRES PUNTOS SIGNIFICADO GRADO DE APRENDIZ

LOS TRES PUNTOS SIGNIFICADO GRADO DE APRENDIZ

AL:. G:. D:. G:. A:. D:. U:.




LOS TRES PUNTOS

"Ciego quien no ve el sol, necio quien no lo conoce, ingrato quien no le da las gracias, si tanta es la luz, tanto el bien, tanto el beneficio, con que resplandece, con que sobresale, con que nos favorece, maestro de los sentidos, padre de las sustancias autor de la vida." ( Giordano Bruno)

INTRODUCCION

Una de las cosas que he aprendido sobre la Francmasonería es que ella raramente deja que un símbolo permanezca aislado en su alusión; más bien comparte la misma alusión o partes de ésta con muchos otros símbolos. Esta coincidencia de alusiones en nuestro simbolismo no es siempre obvia, y en muchos casos la concordancia existe como superposición con otro símbolo o alusión. La superposición como tal es una técnica útil de enlace, que nos ayuda a hacer conexiones entre conceptos relacionados. La capacidad de distinguir tal superposición a menudo se torna difícil a pesar que los conceptos superpuestos trascienden culturas, lenguas, épocas, y en algunos casos varios Ritos y Grados dentro de esos Ritos.

En términos generales, todos nosotros sabemos que el PUNTO es un Signo Ortográfico, que invariablemente se coloca al terminar un Escrito, un Párrafo, después de las abreviaturas o de las iníciales aisladas de las. Palabras; tiene una importancia capital dentro de los usos y las costumbres, que en forma profusa se propagan en nuestra Institución.

DESARROLLO

su Origen que deriva de la Lengua Latina “PUNGTUM” o “PUNCTUS”, voces que literalmente se refieren a una señal natural casi imperceptible, o a una artificial que se traza, para dar principio o fin a una Línea; forma también el límite de cada uno de sus dos extremos; en Geometría, es una figura que carece de Longitud, de Latitud y de Profundidad; también hablando en forma indeterminada, se le da el nombre de PUNTO a cualquier localidad, a un Paraje, un Sitio, Lugar, Puesto, Momento, Materia, Sujeto, Cuestión, Instante, Parte… con adjetivos se le dan otras muchas aplicaciones PUNTO FINAL, es el signo que se coloca al concluir los escritos; PUNTO DE APOYO, es aquel sobre el cual opera una palanca; PUNTO DE SUSTENTACION, es el que se considera como sobre el que descansan todos los cuerpos; PUNTO CENTRAL, es el sitio equidistante entre los lados de las figuras O central de los cuerpos que ocupan un lugar en el espacio; PUNTO CARDINAL, se le llama a cada uno de los Cuatro que marcan los Rumbos del horizonte; PUNTO EQUINOCCIAL, en Astronomía es el que durante el Equinoccio de Primavera e. Invierno, corta a la Elíptica, en la Línea Ecuatorial; , .sin embargo, tenemos la convicción de que si tratamos sobre el Origen material de dicha voz, resulta que el PUNTO es la esencia y fuente de donde emanan todas las cosas que existen en el Universo y es también la razón por la cual, se le compara con las moléculas, los átomos, los iones y los electrones.

Los TRES PUNTOS no constituyen precisamente un SIMBOLO DOGMATICO de la Masonería, sino que se le considera como un SIMPLE SIGNO RITUALISTICO, destinado a cortar las abreviaturas que constantemente encontramos en las Planchas o Trazados de Arquitectura Masónicos puesto que Simbólica y Universalmente, se le reconoce como el EMBLEMA DE LA DISCRECION. Debo manifestarles que las abreviaturas Masónicas, escritas con la mayor corrección, consisten en colocar la Letra, Letras, Iníciales o Sílabas de las palabras, seguidas de los TRES PUNTOS repartidos en forma de Triángulo Equilátero, con el vértice hacia la parte superior; esta forma de escritura lleva el nombre de ABREVIATURA TRIPUNTUADA. los TRES PUNTOS representan a las TRIADAS, las TRILOGIAS y TRINIDADES concebidas por el Espiritualismo Masónico. colocan los TRES PUNTOS Masónicos, en las abreviaturas, unidos también por medio de TRES LINEAS, nos producen al Triángulo Equilátero, mismo que constituye la base para la aplicación de la Trigonometría, y por razón natural viene siendo la primera de las superficies geométricas, en que se apoyan las Matemáticas, sirviéndole, de PUNTO INICIAL para ejecutar todas las medidas. se nos presentan como el emblema de la FUERZA, por la sencilla razón, de que simbolizan al TRIANGULO DEL TIEMPO, ejerciendo su implacable ACCION, sobre todo lo creado dentro del ambiente Universal, puesto que nos manifiesta en forma palpable, al NACIMIENTO, a la VIDA y a. la MUERTE, como factores sintetizados en el PASADO, en el PRESENTE y en el FUTURO; y es precisamente esa potencia, INVISIBLE, INTANGIBLE e INVENCIBLE, la que irremisiblemente PRODUCE, MANTIENE y DESTRUYE a todos los Seres y las Cosas que conocemos, para, el fin de lograr una adecuada estabilidad, una perfecta armonía y una perdurable ETERNIDAD, dentro de todo lo Creado por la propia Naturaleza.

Los TRES PUNTOS, son también el Símbolo de las actividades humanas, porque indica también a los TRES PUNTOS que aparentemente recorre el SOL en su carrera, durante el DIA a través de la Bóveda Ce­leste; el primer PUNTO es el Oriente, por donde asoma el Astro, al des­puntar el Alba; el segundo PUNTO es el Cénit, como el más culminante de su recorrido; y el tercer PUNTO es el Occidente, en donde el referido Astro termina su carrera para cerrar el DIA; por ese motivo son también los TRES PUNTOS, la representación material de las TRES LUCES que gobiernan la Logia, y que se colocan al Oriente, el Venerable Maestro para abrir los Trabajos; al Medio Día, el Segundo Vigilante para vigilar tareas y que se ejecuten con regularidad, y al Occidente, el Primer, Vig­lante para cerrar las actividades de los Obreros del Taller y conducirlos al descanso.

Los TRES PUNTOS constituyen al emblema de la PALABRA SAGRADA, Símbolo de la FUERZA puesto que con allá se caracteriza, se distingue y se da a conocer ante todos sus demás hermanos, por lo mismo, creemos también que por esa razón se asegura que es, el símbolo innegable de la VERDAD, puesto que ya sabemos que eso es lo que’ indiscutiblemente indica la esencia Moral y Filosófica de la referida palabra. los TRES PUNTOS son los que fundamentalmente forman al DELTA LUMINOSO Y SAGRADO, que en forma imaginaria se TRAZA en el aire, al producir el chasquido de los dedos Índice y Medio, hacia ORIENTE, MEDIODIA y OCCIDENTE pronunciando a la vez, las palabras HOUSE, HOUSE, HOUSE después de tributadas las Baterías del Grado

CONCLUSION

Los TRES PUNTOS, son el emblema GENUINO del SECRETO, además de que constantemente nos recuenta al JURAMENTO que por TRES VECES prestamos ante el ARA, al ser investidos MASONES constituye un medio por el cual, también se antepone una BARRERA Simbólica, de la cual, se sirve la Masonería, para DEFENDER, DESPISTAR o mantener en RESERVA, todas aquellas palabras, argumentos o materias de enseñanzas que únicamente pueden darse a conocer en, Logia Abierta, o hacerse del dominio público de los Masones en general..

http://lamerkabacosmica.blogspot.pe/p/los-tres-puntos-significado-grado-de.html

domingo, 27 de septiembre de 2015

EL SOL Y LA LUNA




El Sol y la Luna son dos de los símbolos masónicos que presiden nuestro templo. Se encuentran situados en la pared de Oriente y su emplazamiento a la derecha oa la izquierda del Delta Sagrado es motivo de dudas y debate en algunas logias. He buscado bibliografía que pueda argumentar la posición correcta de estos dos símbolos y he constatado que la mayoría de autores se limitan a situarlos en Oriente sin contar los argumentos para ubicarlos a la derecha oa la izquierda del Delta de Oro. En la actualidad todos los ritos, excepto el de Emulación, coinciden en situar el Sol en la Izquierda del Delta y la Luna a su derecha, así lo hacen las logias de la GLE, las de la Gran Logia de Inglaterra , las de la Gran Logia Nacional Francesa y prácticamente las de todo el mundo.

A grandes rasgos podemos interpretar que en el debate existen dos visiones de fondo. Las basadas en el simbolismo de la dualidad que representan el Sol y la Luna y que en este caso sitúan mayoritariamente el Sol a la derecha del Venerable Maestro y la Luna a su izquierda, y las basadas en la concepción física del templo como una representación simbólica del Universo que sitúa el Sol a la izquierda del Delta de Oro y la Luna a su derecha.

Los defensores de la interpretación dualística de los dos astros se basan en el concepto occidental de raíz cristiana que califica al Sol como principio masculino y la Luna como femenino. El Sol también representa la luz, el cielo, la verdad, la razón, la virtud y el lado derecho en contraposición a la oscuridad, el infierno, la ilusión, el vicio y el lado izquierdo que simboliza la Luna.

Quienes argumentan que el Sol se situará a la izquierda del Delta Sagrado lo hacen en clave astronómica y basan sus argumentos en el sentido y descripción del templo masónico que debe ser una representación del cosmos tal como dice nuestro ritual :

"La forma de la Cámara es rectangular, llamándose cada uno de los lados del rectángulo, o más propiamente, cada uno de los lugares que se encuentran delante de las cuatro paredes: Oriente, Occidente, Norte y Mediodía. El suelo es de mosaico, construido por cuadros iguales blancos y negros, y el techo pintado, representando un cielo estrellado. De Oriente salen unos rayos luminosos, lo intensidad disminuye hacia el Occidente, donde aparece el Cielo cubierto de nubes "

A partir de esta definición entendemos que el templo masónico no tiene límites y abarca toda la esfera celeste porque su extensión va de Oriente a Occidente, su anchura de Norte a Sur y su altura del Zenit al Nadir.

Teniendo en cuenta esta concepción cosmogónica del templo nos ayudará a clarificar nuestras ideas ir descubriendo otro vínculos astronómicos que existen en la logia y al ritual.
Al Este que es el punto cardinal por donde sale el Sol se sitúa el Venerable Maestro y el Delta de Oro que simbolizan la sabiduría y la Luz. Al Sur, que es la parte más iluminada por el Sol sientan los maestros y compañeros, en la columna norte, la más oscura, se sientan los aprendices que aún no están preparados para acceder a la luz del conocimiento.Al Oeste se sitúa la puerta de entrada al templo y los hermanos circulan por el recinto en el mismo sentido que lo hace el Sol, de Oriente a Occidente. La misma circulación solar es la que rige los trabajos en la logia que empiezan al Mediodía en punto y finalizan a media que también coincide con el lugar donde los hermanos aprendices suelen recibir su salario.

Si tenemos en cuenta la distribución física y el ritual de la logia en función de las leyes del Universo podemos coincidir en situar el Sol en el extremo sureste del templo, concretamente a la izquierda del Venerable Maestro y del Delta Sagrado , irradiando la columna Sur y anunciando el comienzo, el desarrollo y el fin de los trabajos del taller. Del mismo modo situaremos la Luna en el extremo noreste, a la derecha del Venerable Maestro y del Delta De Oro, presidiendo la Columna Norte o los Aprendices.

Haciendo un repaso de los manuscritos antiguos de la mampostería también podemos profundizar en el fondo del debate y captar la evolución de la interpretación de este símbolos. Está documentado que ni el Sol ni la Luna formaban parte de la decoración masónica de las primeras logias, este astros aparecen representados por primera vez a los delantales del siglo XVIII y lo hacen generalmente situando el Sol a la derecha del V. · .M. · . y la Luna a su izquierda y tal como se puede leer en los manuscritos antiguos acompañan el motivo principal de la Logia que no es el Gran Arquitecto del Universo, sino el Venerable Maestro.

Podemos leer en el manuscrito Sloane del año 1700: "¿Cuántas luces hay en la logia? Tres: El Sol, el Maestro y la Escuadra.

El manuscrito Prichard de 1730 dice: ¿Hay alguna luz a su logia? Si, tres. ¿Qué representan?El Sol, la Luna y el Maestro Masón. (Estas luces eras tres velas colocadas en un candelabro) ¿Qué representan? El Sol para gobernar el día, la Luna la noche y el Maestro Masón su logia.

Más adelante en el mismo manuscrito se puede leer: ¿Quién es más grande que yo, que soy un masón Libre y Aceptado, el Maestro de la logia? (respuesta) El Gran Arquitecto y Inventor del Universo, o Aquel que fue elevado hasta la cima del Pináculo del Sagrado Templo.

Los manuscritos antiguos podemos interpretar el papel central del Venerable Maestro que aparece definido como la luz del conocimiento que rige la logia y por extensión el mundo, dejando al Gran Arquitecto a un nivel de protagonismo secundario. No nos debe sorprender este percepción porque hay que recordar que nos encontramos en el siglo XVIII, l`època de Humanismo moderno que empieza a grandes rasgos con la caída de Constantinopla en 1453 y el descubrimiento de América el Año 1492 y culmina los años 1776 y 1.789 con la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y la Revolución Francesa. Toda una época caracterizada por la revolución intelectual y social que puso fin a las monarquías absolutistas y al antiguo régimen inquisidor y escolástico de la Edad Media.

Hay que recordar que esta dicotomía o encaje que podemos captar entre el Venerable Maestro y el Gran Arquitecto del Universo llegó a su punto más álgido en 1877 cuando el pastor Desmons propuso eliminar de la masonería la invocación al Gran Arquitecto del Universo y el mismo año el Gran Oriente de Francia borraba de sus estatutos la obligación de creer en Dios y en la inmortalidad del alma.

Volviendo al hilo del debate podemos interpretar que las diferentes interpretaciones se basan en el fondo en la capacidad de discernir cuál es la Verdadero y Principal Luz de la Logia, si consideramos que lo es el Venerable Maestro habría que situar el Sol a su derecha y si lo es el Gran Arquitecto del Universo y consideramos el templo como una representación de su obra, la Esfera Celeste, hay que situar el Sol donde le corresponde físicamente, en el extremo sureste de la logia, es decir a la izquierda del Delta de Oro que simboliza la Luz Divina que se acompaña de los astros que iluminan el día y la noche en el mundo de los mortales, el Sol y la Luna y que también nos recuerdan que el trabajo masónico no se 'ataja ni de noche ni de día.

Menfis

http://treballsgj.blogspot.pe/search?updated-min=2010-01-01T00:00:00%2B01:00&updated-max=2011-01-01T00:00:00%2B01:00&max-results=13

sábado, 26 de septiembre de 2015

CHARLA MASONERÍA

CHARLA MASONERÍA

Texto de una charla pública sobre qué es la masonería
de José Ramón Varela

INTRODUCCIÓN A LA MASONERÍA 

RESUMEN DE UNA CHARLA IMPARTIDA POR UN HERMANO DE NUESTRA LOGIA J. R. VARELA

Introducción:

Quizás sea la masonería una de las colectividades de las que más se ha escrito y por el contrario sea, así mismo, una de las más desconocidas. Y en parte ese desconocimiento viene dado por la falta de rigor y precisión de sus detractores y, también es justo reconocerlo, de sus apologetas.

La masonería no es ni peligrosa o satánica, como la han tachado sus críticos, ni es algo mágico o sobrenatural como a veces la han calificado sus valedores. La masonería es sencillamente, y aquí ya doy una primera aproximación a su realidad, una asociación humana y laica, y recalco que es solamente eso, una simple asociación más, de hombres, reflejo de sus virtudes y sus miserias, de sus conocimientos y sus carencias.

Antes de comenzar a desarrollar mi charla, quiero dejar clara constancia de una premisa fundamental, la diferencia existente entre Masonería como orden iniciática y el masón como persona. La Masonería como Institución nunca transciende a la vida profana, en su seno está desterrada toda discusión o manifestación política o religiosa, sin embargo, a mi modo de entender, es casi una obligación de todo masón el trascender a la vida social, el influir dentro de su medida en mejorar la convivencia de la especie humana. Por ello, porque la masonería no tiene una doctrina univoca es por lo que aclaro que lo que yo diga en adelante, son las apreciaciones de UN masón, no las de la Masonería y por tanto, estoy expuesto a que cualquier otro hermano no participe de mis criterios e incluso, pueda oponerse a ellos. 

Mi intención fundamental al hablarles sobre la masonería va ir dirigida fundamentalmente a lo que conocemos como masonería especulativa, es decir, la masonería actual, a desmitificarla, a mostrarla desnuda sin ese halo de misterio con que muchos tratan de esconder su, demasiadas veces, prosaica realidad, a normalizarla en el seno de una sociedad que acepta la diversidad y puede convivir respetando al prójimo. 

Voy a dividir la charla en tres partes, en una primera recorreré su historia para proseguir con una definición de qué es hoy la masonería y después daré paso a un coloquio, ya que según mi experiencia, por mucho que tratemos de definir conceptos, éstos suelen quedar difuminados para el profano que desconoce los entresijos de nuestra institución y es en el juego de preguntas y respuestas donde mejor se abordan las pertinentes aclaraciones y se muestra una visión más real de lo que es la masonería.


HISTORIA

Orígenes inciertos:

Cuando se aborda con rigor los orígenes de la masonería hay que aceptar el desconocimiento real que padecemos. Su tradición oral nos ha velado su génesis y sus supuestos siglos de historia. 

Muchos se han empeñado en descubrir de dónde procede, dónde está la cuna en que se mecieron los primeros masones, cada teórico nos ha ofrecido una teoría diferente y algunas, con perdón, de lo más peregrinas. 

Si recurrimos a la bibliografía existente al respecto, leeremos que localizan su punto de partida en el Egipto faraónico, en la Grecia clásica, en los constructores del Templo de Rey Salomón o, incluso, mucho antes. Tanto da, en nada influye para la masonería especulativa actual, la de estos tres últimos siglos, donde se engendró la masonería operativa, ni sabemos de donde provenimos ni, me temo, nunca lo sabremos a ciencia cierta.

Edad media:

Sí hallamos datos de logias masónicas en la Edad Media, así el abate Grandidier nos ha dejado una valiosa documentación con referencia a un antiguo registro de la logia que construyó la catedral de Estrasburgo, comenzada a construirse en el año 1277 por el maestro Helvin de Steimbach y terminada casi doscientos años después, en el año 1439. 

Ya en esos documentos se vislumbra, sin lugar a dudas, que se trataba de verdaderos masones operativos, divididos en los tres grados en que nos dividimos actualmente, de aprendices, compañeros y maestros. Estos obreros se “iniciaban” en el oficio con un rito muy similar al actual y prestaban un juramento casi idéntico al juramento simbólico que se presta hoy en día, que les obligaba a guardar en secreto los conocimientos que allí adquirían. Ya entonces empleaban de manera emblemática los útiles de su profesión y los portaban consigo como insignias, se reconocían entre ellos por medio de palabras, toques y signos particulares, siendo la logia además de una especie de escuela de Artes y Oficios, una Mutua gremial donde se prestaba apoyo económico y moral a los hermanos necesitados o a las viudas e hijos de compañeros fallecidos. Y algo muy importante para el devenir de la masonería a través del tiempo, ya admitían como afiliados libres a algunas personas que no pertenecían al oficio de constructores. 

Los masones operativos nos dejaron escrita su historia en las piedras de los edificios que construían, pero lo más significativo y lo que más nos ayuda a conocerlos son los algunos documentos escritos a lo largo de la edad media que, corroboran esta identidad de las logias de masones operativos con las logias actuales de masones especulativos. Logias que se diseminaban a lo largo y ancho de Europa, logias libres e independientes, de masones libres.

Londres 1717

Como hemos visto, si bien las logias masónicas comenzaron y se desarrollaron durante siglos con miembros exclusivamente dedicados a los distintos oficios de la construcción, paulatinamente fueron abriendo su puertas a otros miembros aceptados, cuyos oficios, sacerdotes, médicos etc., podrían reportarles una mejora en sus vidas o en sus conocimientos. Esta entrada de masones libres y aceptados, fue cambiando la operatividad de las logias, impregnando un funcionamiento más filosófico y simbólico que operativo o de oficio. 

El gran salto a la modernidad, el paso definitivo de la masonería operativa a la masonería especulativa, se produce en Londres en el año 1717. Cuatro logias ubicadas en sendas tabernas de Londres, deciden reunirse en el mes de febrero de ese año y juntos proyectan dotarse de un órgano que coordine y aúne criterios, dando forma a lo que hoy conocemos como Obediencia o Gran Logia. 

De estas primeras reuniones de la recién creada Gran Logia, se decidió entre otras cosas, que el derecho de constituirse en logia que hasta entonces había sido ilimitado, fuera prerrogativa de la Gran Logia expidiendo la correspondiente Patente de Constitución, así mismo se acordó que sobre la base de los antiguos estatutos y usos tradicionales se redactara un cuerpo de leyes que alcanzara rango de norma y modelo a todas las logias que en adelante se constituyeran y del que nunca se pudieran separar. 

Se tardaron varios años en redactar el documento titulado “Constituciones de la antigua y venerable confraternidad de los masones libres y aceptados” más conocidas como “Constituciones de Anderson” Desde ese momento la masonería descanso sobre bases sólidas y su crecimiento fue notable. 

Este documento contaba con cuatro apartados:

a) La Historia del Arte Real 
b) Las Obligaciones de un francmasón 
c) Reglamentos generales 
d) Cánticos de la masonería 

Si me lo permiten vamos a desechar el detallar qué contiene cada uno de estos documentos y centraremos nuestro esfuerzo en analizar solamente aquellos apartados que han influido realmente en el juicio que sobre la masonería se ha formado gran parte de la sociedad y que ha sido el origen de las grandes discusiones, tanto internas como externas, que sobre ella se han desatado a lo largo de estos tres siglos. 

Me voy a referir solo a dos de ellos, ambos del segundo documento. Los referidos a DIOS Y LA RELIGIÓN y el de los CANDIDATOS ADMITIDOS 

a) El masón está obligado, por su compromiso, a observar la Ley moral; y si entiende rectamente el Arte, nunca será un estúpido ateo, ni un libertino irreligioso. Pero, aunque en tiempos antiguos los masones estaban obligados en cada país a pertenecer a la religión de ese país o nación, cualquiera que fuere, sin embargo ahora se piensa que es más conveniente obligarles solamente a la religión en la cual coinciden todos los hombres, dejando sus particulares opiniones a ellos mismo; es decir, a ser buenos hombres y verdaderos, hombres de honor y honradez, cualesquiera que sean sus adscripciones religiosas; con lo cual la masonería se convierte en Centro de unión y medio para conciliar una verdadera amistad entre personas que sin ella permanecerían a perpetua distancia.
b) Los candidatos admitidos como miembros de la logia deben ser buenos y leales, nacidos libres, de edad madura y discreta, no esclavos, ni mujeres, no inmorales ni escandalosos sino de excelente reputación.

Estos dos artículos, referentes a la religión y a las características de los candidatos, son los que han desatado las mayores críticas, anatemas, acusaciones de deísmo, sincretismo o machismo de la Institución Masónica.

Y también es justo decirlo, las mayores escisiones en las Obediencias, unas por no admitir a las mujeres y otras por no admitir a los ateos.

Grupos de masones que no han querido admitir una u otra, o ambas a la vez de estas limitaciones, han ido constituyendo nuevas obediencias o grandes logias, separadas de ese tronco común al que denominamos tradición. 

Esa aceptación o no de esta tradición es lo que distingue lo que nosotros denominamos masonería regular y masonería liberal o irregular. Queremos, no obstante, dejar claro que más allá de esta división normativa, todas aquellas personas que han sido iniciadas en cualquiera de las obediencias, son reconocidas como hermanos y nuestros deberes fraternales para con ellos, son o deben ser los mismos. Un claro ejemplo de ello, es que cuando recurrimos a dar nombres de egregios masones, nadie recuerda su adscripción a un tipo u otro de obediencia, reivindicándolos como masones sin más referencias. 

En estos casi tres siglos de masonería especulativa, los masones, que no la masonería, han influido de un modo anónimo pero real y constante, en el devenir histórico de la Humanidad, en campos tan alejados como el arte, la ciencia, la economía, el pensamiento o la política e incluso, en campos mucho más prosaicos.


DEFINICIÓN

Esta pregunta tiene tantas respuestas como personas sean interrogadas. Las respuestas dependerán de si quien contesta es o no masón y si no lo fuera, además del nivel de desconocimiento, del grado de simpatía o antipatía que muestre hacia la masonería. Algunos nos dirán que es un club de agnósticos librepensadores, otros una secta secreta que oficia ritos mágicos o una organización religiosa, política o mafiosa, una poderosa institución que manipula o gobierna desde la sombra, un grupo de chalados que gustan de disfrazarse y ornarse con insignias y ostentosos collares y otras muchas definiciones que realmente no nos aclararán nada en absoluto, sobre lo que de verdad es la masonería. 

Si nos interesamos en investigar en las hemerotecas, observaremos que nadie define qué es la masonería, sus adversarios nos dirán en grandes titulares, que nos van a descubrir todos sus secretos, cómo son sus templos, qué herramientas utilizan como símbolos o lo machistas que son por no admitir mujeres en sus logias, nos dirán también la absoluta incompatibilidad y su anatematización por parte de la Iglesia Católica e infinidad de críticas más . Nos descubrirán a algunos de sus miembros, a poder ser, los más malvados y perversos. Por contra, sus seguidores nos hablarán sobria y alegóricamente, leeremos que ser masón es tener el oficio de construir catedrales de idealismo, también podremos leer declaraciones del estilo de que la masonería no es secreta sino discreta. En definitiva, cuando leamos un artículo periodístico enseguida sabremos, por sus contenidos, si las declaraciones corresponden a amigos o a enemigos, pero seguiremos sin saber, qué es en realidad la masonería. 

Es a mi juicio harto difícil definir de un modo comprensible para un profano, qué es la masonería. Voy a tratar de ir construyendo una definición paso a paso y en la medida que la vaya edificando iré desgranando los conceptos que expresan la esencia de lo que es la MASONERÍA. 

Me acercaré a esa definición dando un rodeo, definiendo previamente, qué no es y cual puede ser su finalidad, para acto seguido ir explicando cada una de los adjetivos que utilizaré en su definición.

La masonería NO es ni una secta ni una ideología política ni, mucho menos, una religión. Estos tres tipos de asociaciones o colectividades tienen unos rasgo definitorios propios, ajenos totalmente a la masonería, como pueden ser, entre otros, la existencia de un líder, unos dogmas y un afán de proselitismo.

La masonería carece de esos tres elementos, ni existe ni ha existido jamás liderato alguno en nuestra institución, el dogma es algo contradictorio con la libertad de pensamiento que nosotros proclamamos y el proselitismo está expresamente prohibido en nuestros reglamentos, aceptando como candidatos solamente a aquellas personas que acudan a llamar a nuestra puerta con plena libertad.

Y debido precisamente a este marcado carácter no dogmático, cada masón define la masonería según su propia vivencia, no existiendo, al menos conocida, asumida, pública y abiertamente una definición concreta. Por lo tanto, la definición que daré es sola y exclusivamente responsabilidad mía, no teniendo más legitimidad que la que emana de mi propia experiencia como masón. 

Como punto de partida y para ir centrándonos en el tema, vamos a aceptar la definición de la finalidad de la masonería que en el prólogo de un libro, dio el anterior Gran Maestro de la G.L.E. don Luis Salat, hoy en el Oriente Eterno y que reza asi:

La masonería tiene como finalidad primordial, establecer vínculos fraternales entre seres humanos esparcidos por la tierra, unidos por ideales y finalidades comunes”

Llegados a este punto, vistámonos metafóricamente el mandil y comencemos a construir esa definición que andamos buscando, coloquemos los cimientos, afirmando que la masonería es unafraternidad universal. Una institución para la que no existen fronteras territoriales ni ideológicas y en la que todos sus miembros deben tratarse como hermanos.

Añadamos a esto, que para pertenecer a la institución es condición sine qua non, el pase por una ceremonia iniciática de carácter secreto o esotérico; dicho en palabras más comprensibles, por un psicodrama íntimo, velado a los ojos de los profanos. Si tenemos en cuenta estas características ya podemos comenzar a definir que la masonería es una fraternidad universal e iniciática a la que se accede a través de un rito esotérico. 

Obviamente eso no lo es todo. Si releyéramos los artículos más arriba transcritos de las Constituciones de Andersson, veríamos que de ellos emana un principio del profundo respeto que los masones profesan hacia las creencias de los demás, hacia la libertad de pensamiento y conciencia, siendo ese principio de respeto o tolerancia, un principio fundamental de la masonería. Aunque si bien se puede considerar la tolerancia como un concepto moderno, asumido por la masonería en el siglo pasado, hoy la tolerancia o respeto, es descrito como el principal vector del comportamiento masón, esencial para la convivencia, no sólo entre masones, sino como una meta a alcanzar para toda la Humanidad. Y es esa tolerancia la que puede permitirnos el ir acercándonos a ese imposible necesario que es la perfección humana. 

Uniendo a nuestra inconclusa definición anterior estas nuevas características, quedaría por el momento así definida: Una fraternidad universal e iniciática, a la que se accede a través de un rito esotérico y que teniendo como precepto la tolerancia. 

Nuestra definición va tomando forma, párrafo a párrafo vamos añadiéndole más características que aportan una mayor consistencia al edificio que tratamos de construir. A las planchas masónicas, trabajos escritos, se les exige además de mucha brevedad que nos muestren no los conocimientos de la persona que la ha trazado, sino sus sentimientos o vivencias. No se trata de buscar el enriquecimiento personal a través de compartir conocimientos o cultura, sino algo más profunda como es el sentir de la persona. El escuchar respetando en silencio las percepciones y emociones de los demás hermanos, es lo que nos ayuda a vernos reflejados en él, con nuestras miserias y nuestras virtudes, lo que nos ayuda a tratar de irnos perfeccionando.

Digamos ahora que la enseñanza que emana de los ritos masónicos, la extraemos del oficio de los antiguos constructores y utilizamos para darle forma a nuestro perfeccionamiento personal, de un modo alegórico y simbólico, las mismas herramientas que ellos utilizaban para doblegar la piedra.

Y en el uso de este simbolismo, podemos enriquecer la definición con una declaración deísta que evite malos entendidos y acalle algunas de las voces, que sin razón alguna, nos acusan de ateos o irrespetuosos con las religiones, dejando constancia de nuestra mayoritaria religiosidad laica, de nuestra tradicional creencia en un principio regulador del cosmos aglutinador y no excluyente, al que denominamos genéricamente como Gran Arquitecto del Universo.

Sumando estas nuevas características nuestra definición quedaría por el momento así: Una fraternidad universal e inciatica, a la que se accede a través de un rito esotérico que, teniendo como precepto la tolerancia, aspira al perfeccionamiento ético y espiritual del ser humano, utilizando la vía del simbolismo, declara la existencia de un principio regulador del mundo al que denomina Gran Arquitecto del Universo. 

Poco más podemos agregar de lo que es la masonería, acaso podríamos añadir sus principios, esas palabras que resumen la finalidad que perseguimos y por las que más se le conoce, palabras que han hecho historia. Aunque sólo fuera para recordar algo de su pasado a aquellos que la tildan de reaccionaria, o aquellos otros que desde su seno tengan tentaciones de utilizarla en su provecho, olvidándose de las luchas y los sacrificios de los hermanos que les precedieron y la importancia que para ellos tuvo el luchar por una sociedad laica, más justa y libre.

Dejemos ya con este añadido concluida su definición incluyendo estos principios: Una fraternidad universal e inciatica, a la que se accede a través de un rito esotérico que, teniendo como precepto la tolerancia, aspira al perfeccionamiento ético y espiritual del ser humano, utilizando la vía del simbolismo, declara la existencia de un principio regulador del mundo al que denomina Gran Arquitecto del Universo y tiene como finalidad fundamental el de Libertad, igualdad y Fraternidad entre toda la Humanidad. 

La definición ya está concluida, pero... ¿Esta definición hace comprensible la explicación que nos demanda? ¿Es la que mejor describe a la masonería? Realmente con esta explicación ¿habremos logrado transmitir algo de lo que somos?

Ustedes tienen la palabra.

http://www.jrvarela.net/PLANcharla.htm

viernes, 25 de septiembre de 2015

Ptah, el Creador. Los orígenes egipcios de la masonería

Ptah, el Creador. Los orígenes egipcios de la masonería


Los textos de las pirámides escritos durante la quinta y sexta dinastía (hacia el año 2600 aC.) Nos permiten aproximarnos a la idea de que los antiguos egipcios tenían sobre la creación del Universo. Según esta cosmogonía al principio existía el "nada" que llamabanNun, una sustancia caótica y abstracta representada por las aguas primordiales que ocupaban todo el infinito y contenían a Tum, la semilla de todo lo que debía existir desprendido.

Tres fueron los principales mitos de la creación del Antiguo Egipto que se desarrollaron a partir de los conceptos de Num y Tum. En la ciudad de Iunuu conocida por los griegos como Heliópolis el creador se llamó Atum-Ra. Se consideraba que su poder era tan grande que se creó a sí mismo. Emergió del Nun y creó la vida, primero a los dioses Shu (el aire) y Tefnut (la humedad), progenitores de Geb (dios de la tierra) y Nut (diosa del cielo), padres de los más conocidos dioses Osiris, Isis, Neftis y Set.

En la ciudad de Hermópolis el mito de la creación fue posible gracias a la magia de Thot, dios de la sabiduría. Dentro de las aguas del caos o Nun existían las fuerzas latentes representadas por cuatro parejas de dioses que hicieron emerger una colina primigenia de donde nació el Sol a partir de un huevo. Uno de estos primeros ocho manantiales fue Amon quien con el tiempo adquirió el rango de creador y divinidad suprema de Egipto. 

En Menfis, capital tradicional del Antiguo Egipto se desarrolló la conocida teología menfita de la creación donde el dios Ptah se erigió como dios creador y primigenio del mundo. El mito cuenta que en las aguas inertes del Num, cuando no existía ni la luz ni la oscuridad, Ptha "el increado" ya estaba allí y con su corazón concibió la imagen del dios Atum al que dio vida a través de la su lengua y de su palabra, pronunciando su nombre.

Al textos de la teología menfita podemos leer:

Ptah creó a los dioses locales, edificó sus ciudades, estableció las divisiones territoriales, situó a cada dios en los lugares donde son adorados, fijó las ofrendas que debían recibir y edificó sus templos. Así todos y cada uno de los dioses y sus Ka se encuentran satisfechos y asociados con el Señor de los Dos Países. Todos y cada uno de los manantiales existentes son atribuciones y versiones del Creador. Su Corazón, Horus, representa la conciencia, Thot su lengua "el verbo creador", pues del corazón y la lengua de Ptah nació Atum ".

El nombre de Ptah significa "el Creador", soberano de todos los dioses por haber creado el mundo por medio de la palabra. Originario de Menfis, capital del Reino Antiguo a partir del Reino Nuevo compartió elegida con su esposa Sejmet y su hijo Nefertum quien tiempo después fue identificado como Imhotep, arquitecto de la pirámide escalonada de Saqqara y dios de la medicina. Ptah fue el patrón de las artes y los oficios, protegía a los canteros, albañiles, escultores, herreros, artesanos y artistas. 

En épocas más tardías Ptah se asoció á Osiris con la forma del dios funerario Ptah- Sokar-Osiris y con la manifestación animal del Toro Apis. Los griegos lo identificaron con el diez Hefestos y los romanos con Vulcano.

Ptah fue conocido con los sobrenombres de "Señor de la Magia"," Señor del rostro bonito "" Señor de la Oscuridad"Y" Señor de Mat "o" Señor de la Verdad "Físicamente se representaba con aspecto de momia sujetando con las manos tres amuletos: El cetro Hueso que simboliza el poder y la fuerza, el pilar Dyed que representa la estabilidad y la anj que era la clave de la vida. La cabeza aparece tapado con un casquillo azul y lleva el collar llevado que simboliza la fertilidad. Siempre se le representa sobre un pedestal trapezoidal que era la expresión de la justicia y el equilibrio, es decir la idea de Mat.

Alrededor de su culto se desarrolló el Clero de Ptah que fue de tradición muy antigua y aparece bastante documentado durante IV Dinastía (2613-2.494 a.ne), época en la que se construyeron las grandes pirámides. El origen de estos sacerdotes hay que buscarlo en el campo de las artes y la arquitectura, pues se sabe que eran los encargados de supervisar las obras de construcción de pirámides y templos. El Colmo Sacerdote de Ptah era quien ostentaba el título de Maestro Constructor y tenía a su cargo una serie de maestros artesanos organizados en lo que podría ser el primer gremio, escuela o taller conocido en la historia.

Al Clero de Ptah también se le atribuye la práctica de los misterios egipcios, concretamente los llamados Misterios de Isis y Osiris. Estos misterios realizados bajo juramento de máxima discreción, estaban inspirados en la muerte y resurrección, en este caso de Osiris. Los iniciados en estos misterios eran sometidos a varias purificaciones y ceremonias ritualístiques que les permitían acceder progresivamente a los diferentes grados del conocimiento oculto.

Gracias a las fuentes griegas conocemos la existencia de varias escuelas mistéricas y teológicas del Antiguo Egipto que a menudo eras visitadas por sabios de todo el mundo como Herodoto, los Siete Sabios de Grecia, Arquímedes, Esopo o Hipócrates, que buscaban los prestigiosos conocimientos de los egipcios. Las más famosas eran las escuelas de Heliópolis, Menfis y Tebas.

Está documentado que la escuela de Menfis, regida por el clero de Ptah, fue visitada por Platón, Simiao, Ellopion y Pitagoras que según Jámblico fue de los pocos griegos que pudieron penetrar en adyton (capillas interiores) para ser iniciado en los misterios de la religión egipcia.

Sobre la escuela de Menfis hay que añadir que Hecateu de Abdera, autor de la obra perdida Filosofía Egipcia de la Antigüedad, en la introducción afirma que el origen de la filosofía procede de Ptah, el dios creador de Menfis y por tanto los sus sacerdotes son los primeros filósofos de Egipto.

Muchas veces los masones hemos oído decir que los orígenes de la masonería hay que buscarlos en el Antiguo Egipto. A menudo la obra literaria "El asno de oro" de Apuleia, donde se describe la práctica de los misterios iniciáticos egipcios de Isis y Osiris argumenta esta teoría debido a los paralelismos existentes con la tradición iniciática actual de mampostería. La tradición más aceptada también defiende que fue la Orden del Temple que exportó la antigua tradición mistérica egipcia en Europa. Pero la historia confirma, sin desmerecer el posible impulso de la aportación templaria, que los ritos iniciáticos ya se practicaban en Europa durante el siglo VI a., Gracias al fuerte desarrollo que tuvieron durante la dinastía Ptolemaica.

Entre este rito de inspiración egipcia que se practicaban en la mediterránea destacan los Misterios de Eleusis, los Misterios órficos, los Misterios de Samotracia, el Culto a Cibeles o el Culto a Dionisos entre otros. En nuestro hay que destacar que en el siglo I aC en Empúries se edificó un templo dedicado a Isis y Serapis. Hay que recordar que Serapis es la versión alejandrina de Osiris y del Toro Apis, ambos asociados a Phat. La existencia del culto a Isis en Empúries también debemos tener presente a la hora de buscar los orígenes del culto catalán a la Virgen del Montserrat, pues ambas diosas están asimiladas.

Más allá de Apuleia encontramos muchas similitudes entre la mampostería y Ptah. Al igual que los masones operativos construían los templos medievales el clero de Phat construía los templos y las pirámides egipcias. Tos dos colectivos estaban organizados en gremios y practicaban ritos iniciáticos basados ​​en la muerte y resurrección. Del mismo modo los masones y los sacerdotes de Ptah tenie n como ideal la investigación y la instauración de la Verdad y la Justicia, es decir el antiguo concepto de Mat. 

También podemos añadir que Ptah para griegos y romanos era respectivamente Hefesto y Vulcano el diez de la metalurgia, o lo que es lo mismo, el primer alquimista, la ciencia oculta de Thot, conocido también como Hermes Trismegisto. Como hemos dicho antes el Corazón de Ptah es Horus, hijo de Isis y rey ​​de Egipto, la lengua de Ptah es Toth, la sabiduría. Nos podemos atrever a decir que Ptah creó el Universo con su fragua de alquimista y dio a los hombres la clave para la transformación de los metales que tan atormentan a los masones y que son el nacimiento de la nueva conciencia fruto de la iniciación simbolizada por Horus, que es el Osiris resucitado, nuestro maestro Hiram y la sabiduría representada por las enseñanzas de Toth. 

Menfis

http://treballsgj.blogspot.pe/2012/02/ptah-el-creador-els-origens-egipcis-de.html